Ocho cosas que quizá no sepas del nuevo monarca saudí
  1. Casas Reales
Salman bin Abdelaziz

Ocho cosas que quizá no sepas del nuevo monarca saudí

Este jueves el rey de Arabia Saudí, Abdalá bin Abdelaziz al Saud, fallecía a los 90 años y será el príncipe heredero, Salman bin Abdelaziz, quien ocupe su cargo

Este jueves el rey de Arabia Saudí, Abdalábin Abdelaziz al Saud, fallecía a los 90 años como consecuencia de una neumonía que se había complicado en las últimas semanas. Tras su muerte, será el príncipe heredero, Salman bin Abdelaziz, quien ocupe su cargo. Vanitatis repasa algunas de las curiosidades de este príncipe saudí que siente auténtica devoción por España.

1. Habitual de Marbella

La llegada más esperada del verano marbellí. Todos los veranos, el príncipe Salman atraca su lujoso yate Shaf London en Puerto Banús, donde su séquito le espera desde días antes. Allí permanece una temporada junto a sus esposas, hijos y nietos en Al Riyad, un palacio situado en la Milla de Oro.

Durante sus estancias en España, que se han producido casi todos los veranos desde hace más de veinte años, el ahora monarca no repara en gastos ni en lujos, lo que supone una gran repercusión económica para la ciudad malagueña. Pero este dispendio se trasladó a Tánger durante el pasado verano, cuando Salman cambió su destino vacacional por la playa de Jbila.

2. Una mezquita en su palacio marbellí

Cada viernes el príncipe Salman acude a su tradicional rezo en la mezquita. Cuando se instala en Marbella lo hace en la del rey Fahd, que se encuentra a escasa distancia de su palacio. De hecho ambas construcciones están conectadas por un acceso directo que facilita el traslado del príncipe saudí y de todo su dispositivo de seguridad, que rodea el templo religioso mientras él reza sus oraciones. Parte de este dispositivo lo conforman varios empleados locales que hacen su particular agosto a las órdenes de Salman Bin Abdulaziz, quien recurre a personal marbellí para cubrir tareas de intendencia como chóferes o la comitiva que le acompaña allá donde va.

3. Una esposa catalana

El príncipe Salmanpertenece, como sus predecesores Nayef y Sultán, al llamado 'clan de los Sudairi'.Tiene 14 hijos de tres esposas diferentes, a los que es habitual ver también en Marbella disfrutando de sus playas y de su selecto ambiente. Sin embargo, dicen que es su esposa 'catalana' –vivió en Barcelona–por la que siente mayor predilección. Gracias a ella, la pasión del príncipe por España se ha intensificado en los últimos años y son muchos los que creen que es este vínculo lo que une al monarca con nuestro país.

4. Amigo de Don Juan Carlos

El Rey Salman se ha reunido en varias ocasiones en su país con el monarca, con quien mantiene lazos de amistad. Por ejemplo, en 2012, Don Juan Carlos viajó a Yeda para expresar las condolencias a la familia real saudí por el fallecimiento del príncipe herederoNayef bin Abdelaziz. Además, Salman asistió a la boda de los actuales Reyesde España, el Rey Felipe VI y la Reina Letizia.

5. Educación muy religiosa

Nació en Riad el 31 de diciembre de 1935. Es hijo de S. M. el rey Abdulaziz bin Abdulrrahman Al Saud, fundador del reino, y de la princesa Hassa Al Sudeiri. Recibió su educación religiosa en la Corte, a mano de los más cualificados e ilustres ulemas y profesores particulares.

Desde 1956 dirigió varios comités de ayuda a los damnificados de terremotos e inundaciones dentro del mundo árabe e islámico y también en el mundo.

7. El percance de su nieta con Enrique Iglesias

La princesa sultanaSusu Abdullah, de 15 años y fan del hijo de Julio Iglesias, se personó en elStarlitte Festivalcon su séquito para pasar una noche inolvidable. Una vez finalizado el concierto,la princesa tenía el capricho de conocer al cantante y que le firmara un autógrafo. Fue entonces cuando el dispositivo de ejecutivos que acompañan al séquito se puso en contacto con la representación de Enrique Iglesias para que atendiera a la sultana en su camerino.La secretaria de la sultana se echó las manos a la cabeza cuandoal solicitar la petición “pidieron la cantidad de 10.000 euros para que la niña bajara donde estaba Enrique Iglesias y se produjera ese encuentro”. Este desagradable incidente provocó que todoel entorno de la nieta del príncipe Salman, ofendido, abandonara la zona. A la mañana siguiente, Susu recibió la agradable noticia de queEnrique Iglesias había “reconsiderado” sus pretensiones y larecibiríagustosamente en el hotel.

8. Un primo asiduo a Ibiza

Una de las noticias que sorprendió a los parisinos en agosto del año pasado tenía que ver con el primo de Salman, Abdul Aziz Bin Fahd. Al joven le sustrajeron casi medio millón de euros e importantes documentos cuando se dirigía al aeropuerto para coger un jet privado rumbo a Ibiza, donde suele pasar algunas temporadas estivales. En el trayecto, unos hombres fuertemente armados asaltaron uno de los convoyes que le trasladaban hasta su avión y consiguieron arrebatarle una inmensa fortuna. Sin embargo, lo que más sorprendió a los franceses, más allá de la espectacularidad del atraco, es que Abdul ni siquiera denunció el robo, prosiguió su viaje y solo horas después se encontraba de fiesta en la isla pitiusa.

Marbella El Príncipe
El redactor recomienda