Logo El Confidencial
los duques de palma han estado en italia

Iñaki Urdangarin, un ‘insolvente’ en un restaurante estrella Michelin de la Toscana

“Fue el viernes por la noche y se sentaron seis personas a cenar, dos adultos y varios adolescentes”, confirma a 'Vanitatis' el camarero que atendió a la familia Urdangarin en un lujoso local toscano

Foto: Montaje fotográfico con imágenes del restaurante Albergaccio di Castellina
Montaje fotográfico con imágenes del restaurante Albergaccio di Castellina

"Lo recomendaría solo si tienes dinero disponible”. “Es la mejor comida que he probado en Italia”. “Es un restaurante de alto nivel, tal y como reflejan sus precios”. Estos son algunos de los comentarios que varios usuarios han hecho sobre el Albergaccio di Castellina, el distinguido restaurante italiano con una estrella Michelin en el que los duques de Palma cenaron la semana pasada.

“Fue el viernes por la noche y se sentaron seis personas a cenar, dos adultos y varios adolescentes”, confirman a Vanitatis desde el propio restaurante. Quien habla al otro lado del teléfono es uno de los camareros que atendió a la familia Urdangarin, y con “adolescentes” se refiere a los cuatro hijos del matrimonio, de los que no duda en destacar lo “altos” que son.  "Nosotros no sabíamos quiénes eran. Solo después de que se fueron, una mesa de huéspedes españoles nos dijo que teníamos un invitado muy importante", explican.

Según el restaurante, los duques de Palma y sus cuatro hijos hicieron una cena muy simple "porque era Viernes Santo y por eso no tomaron ningún plato de carne". Los Urdangarin pidieron: Carabaccia (cebolla sopa florentino),  espaguetis con espárragos trigueros y queso parmesano fundido con azafrán, pan de hojaldre con brócoli, anchoas del mar de Liguria y pesto de tomate seco, pastel con corazón de queso de oveja, risotto con manzanas y aroma de bergamota y para beber una botella de Chianti Classico.

Restaurante Albergaccio di Castellina
Restaurante Albergaccio di Castellina

Este lunes Marisa Martín Blázquez adelantaba en El programa de Ana Rosa que la infanta Cristina y su familia habían disfrutado de unos días en la Toscana. En concreto, en la localidad de Castellina in Chianti, uno de los parajes más emblemáticos y lujosos de la zona. Allí los seis miembros del clan Urdangarin-Borbón se han perdido entre sus viñedos y han degustado los menús de una ubicación cuyo principal reclamo turístico es su selecta gastronomía y su clima. Al parecer, doña Cristina y los suyos han hecho esta escapada por Semana Santa para así poder relajarse antes de afrontar la nueva tensa situación que se les viene encima.

En apenas 24 horas expira el plazo para que doña Cristina haga efectivos los 2,6 millones de euros de la responsabilidad civil fijados por el juez José Castro, y de nuevo su nombre volverá a estar de plena actualidad. Muy a su pesar, su nombre figura en la última providencia del 'caso Nóos' y, como consecuencia, al igual que su marido, la infanta deberá sentarse en el banquillo de los acusados para declarar próximamente.

Por eso, antes de volver a rendir cuentas con la justicia, la hermana del Rey Felipe VI y su familia han decidido refugiarse en este enclave italiano. Un enclave en el que han sido reconocidos por varios españoles a los que sorprendió ver a los duques de Palma rodeados de varios escoltas y absolutamente ajenos a su inminente cita judicial. “Disfrutaban de la cena en un ambiente muy distendido”, dicen quienes fueron testigos de su presencia en la Toscana.

Restaurante Albergaccio di Castellina
Restaurante Albergaccio di Castellina

Otras escapadas en el punto de mira

Este viaje a Italia no es el único que desde España se ha mirado con recelo dada la nueva condición de imputados de los duques de Palma. Con el estallido del 'caso Nóos', la pareja hizo las maletas y se instaló en Ginebra para huir de esa presión mediática a la que estaban sometidos y que sacaba a la luz cada uno de sus pasos.

Los Urdangarin paseando por Chamonix-Mont Blanc (Vanitatis)
Los Urdangarin paseando por Chamonix-Mont Blanc (Vanitatis)

Ya en la localidad suiza los Urdangarin tampoco han tenido éxito a la hora de esconder sus planes de ocio. Muchos de sus (ostentosos) viajes han sido carne de la prensa como su fin de año en el Intercontinental París Le Grand, el hotel en el que cenaron el 31 de diciembre de 2013 por 495 euros el cubierto; su escapada a Berlín en abril del año pasado, donde se citaron en uno de los restaurantes más exclusivos de la capital alemana, su Semana Santa de 2014 en Marruecos en un cinco estrellas o su visita turística al pueblo alpino de Chamonix-Mont Blanc en septiembre de 2013.

Estos planes chocan con la situación en la que dice encontrarse el duque ya que, según ha podido saber Vanitatis por fuentes judiciales, Iñaki Urdangarin, a quien Castro le impuso una fianza de responsabilidad civil de 16 millones de euros, podría declararse insolvente, una figura legal a la que le habrían recomendado que se acogiese sus propios abogados. 

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios