Logo El Confidencial
su cuñada, lalla hasna

Lalla Salma, exmujer de Mohamed VI, desaparecida: ya tiene sustituta

Se continúa especulando sobre el paradero de la madre del heredero del trono marroquí. Se cree que podría estar en Rabat o en Marrakech

Foto:  Lalla Salma, la imagen de la renovación en Marruecos. (Getty)
Lalla Salma, la imagen de la renovación en Marruecos. (Getty)

No hay nada confirmado, pero los hechos siempre acaban imponiéndose a las palabras. Desde el 12 de diciembre, cuando acudió al Museo Mohamed VI de Rabat a un homenaje al pintor Mohamed Amine Demnati, no tenemos noticias de Lalla Salma, la mujer durante 16 años del rey Mohamed VI, sobre cuyo paradero se especula estos días. Pocos se aventuran a decir dónde está, aunque hay quien apunta a que podría encontrarse en Rabat, donde está estudiando el príncipe heredero, Moulay Hassan, que ya tiene 15 años, y otros la sitúan en Marrakech. Por supuesto, no es de esperar que nadie confirme ni desmienta, ni siquiera ella, que seguirá gozando de los privilegios de ser la madre del futuro rey, pero no parece probable que pueda llevar una vida normal a partir de ahora, volverse a casar o incorporarse al mercado laboral.

[LEE MÁS: Mohamed VI y Lalla Salma, un divorcio anunciado (con campaña de desprestigio)]

Lalla Hasna, Lalla Meryem y Mulay Rachid, hermanos del rey Mohamed VI. (Getty)
Lalla Hasna, Lalla Meryem y Mulay Rachid, hermanos del rey Mohamed VI. (Getty)

En esta sequía informativa, lo que sí es evidente es que la monarquía alauí ya ha encontrado reemplazo: Lalla Hasna, hermana menor del monarca, que ejerce oficiosamente de primera dama. Tiene diversos retos, el más complicado hacer olvidar a esta guapísima mujer con cabellera rojiza, un rasgo físico que casi se convirtió en una metáfora de liberación y modernización. Ingeniera Informática y con fuerte personalidad, demostró durante todos estos años un gran compromiso en la lucha contra el cáncer a través de la organización que lleva su nombre y como embajadora de buena voluntad de la Organización Mundial de la Salud. Además, supo brillar en acontecimientos como la coronación de Guillermo de Holanda o durante la visita de los reyes Felipe y Letizia a Marruecos en 2014.

La silenciosa deaparición de Lalla Salma fue particularmente llamativa cuando el pasado mes de octubre su marido fue operado del corazón por una arritmia cardiaca en París y se hizo pública una fotografía en la que aparecían los hermanos del monarca y sus dos hijos, pero no su mujer. Tres meses más tarde, la revista '¡Hola!' publicaba que la pareja se divorciaba, extremo que nunca va a confirmar la Casa Real alauí. La mayor parte de este tiempo, Mohamed VI ha estado en Francia, donde pasó parte de sus vacaciones estivales, en medio, por cierto, de rumores en torno a su salud, sobre la que siempre ha habido también un gran hermetismo. Y en estos días se le ha visto de vuelta en su país, entre Tetuán y Tánger, realizando algunas actividades y acompañado de amigos.

El apoyo de sus hermanos

Para reemplazarle durante sus ausencias, el rey marroquí ha contado con el apoyo de su hermano menor, Moulay Rachid, o incluso su hijo, Mulay Hassan, que mientras él estaba convaleciente en la capital francesa, acudió al Salón de la Agricultura de Marruecos, celebrado en Meknés, y al Salón Internacional del Libro de Casablanca. Y para reemplazar a Lalla Salma ha recurrido a dos de sus hermanas, Lalla Meryem, quien en los últimos años se ha sometido a un espectacular cambio de imagen (sobre todo ha perdido mucho peso) y ha lucido durante muchos años un rompedor corte de pelo à lo garçón, y Lalla Hasna. Esta última es, por así decirlo, la mujer más fuerte de la monarquía en la actualidad. Al menos de cara a la galería...

Lalla Hasna fue protagonista de la vida social en España a finales de los años 90 cuando trascendió su relación con el Litri, con quien se veía en la finca Los Guateles, en La Aliseda, en la provincia de Cáceres. Fue allí donde Miguel Báez se casó con Carolina Adriana Herrera, y pese a estar cargada de recuerdos, el diestro la vendió en 2014, en una operación que podría haberle reportado, según diversos medios, 11 millones de euros.

Por cierto, el idioma no fue un problema para ellos ya que la princesa tuvo niñeras españolas, al igual que sus hermanos, con las que aprendió nuestra lengua. Las crónicas de la época son un tanto contradictorias sobre dónde y cuándo se conocieron, tampoco resulta fácil precisar el comienzo y el final de la relación entre la princesa, quien al parecer venía a nuestro país en su avión privado, y el torero, actualmente separado de la mencionada hija de la diseñadora venezolana Carolina Herrera.

[LEE MÁS: El ingente patrimonio del Litri y Carolina Adriana Herrera en juego]

Antes de esta apasionada historia de amor sobre la que hay también mucha leyenda urbana, la princesa se había casado el 13 de diciembre de 1991 con el cardiólogo Khalid Benharbit, padre de sus dos hijas, Lalla Oumaima y Lalla Oulaya, nacidas en 1995 y 1997, respectivamente. Una relación abocada al fracaso, pues al parecer no fue la persona que ella eligió, sino la que seleccionó para ella su propio padre, el fallecido gran amigo del rey Juan Carlos, Hasaan II, quien consideró que este doctor marroquí sí estaba a la altura de su lineaje. Aunque se dice que el torero español entraba en palacio, no está muy claro si lo suyo hubiera podido prosperar...

Lalla Salma cuenta ahora con la oposición de sus cuñadas. (Getty)
Lalla Salma cuenta ahora con la oposición de sus cuñadas. (Getty)

Divorciada como su hermana mayor, Lalla Meryem, la actual 'primera dama' sustituyó a Lalla Salma en un evento que esta no se perdía bajo ningún concepto: el Festival de Músicas Sacras del Mundo en Fez, la ciudad en la que nació. En efecto, el pasado 26 de junio, Lalla Hasna, rodeada de fuertes medidas de seguridad, ocupó el lugar de su cuñada, lo que era un signo inequívoco y definitivo de la desaparición absoluta de esta de la vida pública marroquí. Ella, que había sido la mujer que ejemplificaba el cambio y la apertura de la monarquía del país norteafricano, privada de un acontecimiento que no se perdió ni por el nacimiento de su hijo, Mulay Hasan, un mes y medio antes de este festival. Seguramente, un duro y simbólico golpe.

Las inquietudes de la nueva primera dama

Lalla Hasna, que nació en Rabat el 19 de noviembre de 1967, ha tenido desde muy joven una gran conciencia de la importancia de la protección del medio ambiente, además de diversas inquietudes culturales, por lo que su elección para reemplazar a Lalla Salma ha sido la mejor opción para Mohamed VI. El monarca mantiene una relación muy estrecha con ella, al igual que con el resto de sus hermanos, que han hecho un frente común contra su cuñada, víctima también últimamente de una campaña de desprestigio por parte de ciertos medios de comunicación locales.

El rey Mohamed VI, con su hermano, Mulay Rachid. (Getty)
El rey Mohamed VI, con su hermano, Mulay Rachid. (Getty)

No se puede negar que Lalla Hasna es presidenta de un ramillete de organizaciones no gubernamentales, entre otras la Fundación Mohamed VI para la protección del medio ambiente. Tampoco que a lo largo de los años ha apoyado diversas causas como la mejora de la situación de las mujeres de su país o los niños enfermos, pero lo que no resulta tan evidente es si seguirá la senda aperturista de su cuñada, que incluso hace una década abogó en la Unesco por la coexistencia interreligiosa e intercultural y por la igualdad de la mujer, o una línea más conservadora.

Mientras tanto, queda esta pregunta sin respuesta: ¿qué va a ser de Lalla Salma?

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios