Logo El Confidencial
familia real española

La cena del Rey y Macron, un acto con poco lustre (y con dos horas de retraso incluido)

A pesar del pequeño contratiempo, la velada siguió según lo planeado, aunque dos horas más tarde

Foto: Felipe VI y Macron. (Reuters)
Felipe VI y Macron. (Reuters)

Dos horas. Eso es lo que estuvo esperando don Felipe a Emmanuel Macron en el Palacio Real de Madrid, donde habían quedado a las 20:15 horas para mantener un encuentro y después cenar. Antes de sus actos con el Rey, el mandatario francés visitaba la Moncloa para reunirse con Pedro Sánchez. El encuentro duró tanto que los presidentes retrasaban su llegada a palacio hasta bien entradas las 22:00 horas.

A pesar del pequeño contratiempo, la velada siguió según lo planeado, aunque dos horas más tarde. Felipe VI esperó a Macron bajo la escalinata junto a un regimiento de alabarderos y juntos subieron hasta una de los salones, donde conversaron antes de pasar a la Sala de los Espejos. Allí tuvo lugar el tradicional besamanos, con invitados tan ilustres como Miguel Induráin, Alicia Koplowitz, Perico Delgado o Arturo Pérez Reverte.

Don Felipe y Emanuel Macron. (EFE)
Don Felipe y Emanuel Macron. (EFE)

La cena ofrecida en honor a Macron estuvo marcada por un nuevo protocolo que no habíamos visto desde la proclamación de Felipe VI. Y es que al tratarse de una visita solamente de paso, la Casa Real se adaptó y cambió un par de cosillas. Por ejemplo, normalmente las cenas tienen lugar en el comedor de gala, pero en esta ocasión se celebró en el Salón de Columnas, que se engalanó especialmente para recibir al presidente francés.

También en el número de invitados hemos visto diferencias. En las cenas de Estado normalmente acuden cerca de 200 invitados y en la de la pasada noche solo 80.

Felipe VI, Macron y Pérez Reverte. (Limited Pictures)
Felipe VI, Macron y Pérez Reverte. (Limited Pictures)

La justificada ausencia de la Reina

Se echó de menos la presencia de doña Letizia. La Reina tenía esa misma mañana un acto en Oviedo, pero no fue el motivo de su ausencia. El de Macron es un viaje exprés. El mandatario francés llegó a Madrid el mediodía del jueves y partirá hacia Portugal a primera hora del viernes. Se trata de una visita de trabajo, puramente institucional, y su mujer no lo ha acompañado. El hecho de que no sea una visita de Estado ni oficial y de que Brigitte Macron no viaje junto a su marido ha provocado que Letizia se 'caiga' del acto.

La cuestión hubiera cambiado si se tratara de una visita de Estado. En ese caso, hubiera tenido una mayor duración -normalmente son de dos días- y hubiera contado con los actos preceptivos que son la ceremonia de bienvenida en el Palacio Real, la posterior cena con vestidos de gala, condecoraciones y tiaras, y al día siguiente una recepción ofrecida por el mandatario invitado en honor a los Reyes de España.

 Emmanuel Macron. (Limited Pictures)
Emmanuel Macron. (Limited Pictures)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios