Logo El Confidencial
ya tiene 11 años

Lalla Khadija, la hija de Mohamed VI, la gran esperanza femenina de Marruecos

La hermana menor del príncipe heredero, Mulay Hassan, participó hace dos semanas en su primer acto público en palacio, mientras su madre, Lalla Salma, continúa 'desaparecida'

Foto: Imagen familiar del rey Mohamed VI, en un cumpleaños de su hija. (Cordon Press)
Imagen familiar del rey Mohamed VI, en un cumpleaños de su hija. (Cordon Press)

Marruecos lleva muchos años de profundos cambios, aunque a primera vista puedan pasar inadvertidos porque no son tan rápidos ni contundentes como cabría esperar. Hace tan solo dos semanas, Lalla Khadija, la hija de Mohamed VI, protagonizaba su primer acto oficial. A sus 11 años, en cierta medida por la novedad, eclipsó a su único hermano y príncipe heredero, Moulay Hassan. Su sola presencia fue un indicio de lo que podremos esperar en los próximos años.

En unos meses de rumores frenéticos, la gran protagonista, con permiso del rey Mohamed VI, ha sido por su ausencia su mujer, la princesa Lalla Salma. Oficiosamente y de facto separada del monarca, salvo noticias con cuentagotas sobre cómo ha pasado sus vacaciones estivales, poco se ha sabido sobre el paradero y la actividad actual de una mujer que revolucionó esta monarquía y cuya espectacular melena pelirroja rizada se convirtió en un auténtico emblema y hasta casi una metáfora.

[LEE MÁS: Las enigmáticas vacaciones de Lalla Salma, exmujer de Mohamed VI]

Ahora estamos asistiendo a los pasos públicos de su hija, Lalla Khadija, que vino al mundo el 28 de febrero de 2007 y por cuyo nacimiento su padre tuvo el gesto, un tanto arbitrario podríamos decir, de indultar a 9.000 presos, lo que nos lleva a pensar si realmente merecían estar en prisión o no.

Lalla Khadija, cada vez con mayor presencia. (Reuters)
Lalla Khadija, cada vez con mayor presencia. (Reuters)

Al margen de valoraciones políticas o de los estándares democráticos de Marruecos, el nacimiento de Lalla se produjo en un momento en el que las mujeres de la dinastía alauita iban adquiriendo cada vez mayor visibilidad, sobre todo la ahora exmujer del rey, quien también se convirtió en un referente de estilo, en la línea de Rania de Jordania, aunque sin llegar a sus límites de fashionismo.

Las otras mujeres de la familia

En febrero de 2013, Lalla Khadija acudió junto a su madre, Lalla Salma, a la inauguración de un hospital en Casablanca, pero ha sido ahora cuando podemos decir que por fin, a sus 11 años, ha estado en un acto de gran calado en el Palacio Real de Rabat. Una edad mucho más tardía para acontecimientos de este tipo que la de su hermano, a quien progresivamente se le fue dando más visiblidad e incluso responsabilidades. También es cierto que él está destinado a reinar mientras que ella tendrá un rol mucho más secundario.

[LEE MÁS: La mujer de Moulay Rachid, el secreto mejor guardado de Marruecos]

Por establecer un paralelismo con la generación anterior, tanto Mohamed VI como su hermano menor, Moulay Rachid (en términos reales su mano derecha), han estado en primera línea, mientras que sus hermanas, Lalla Hasna, Lalla Meryem y Lalla Asma, han estado más centradas en cuestiones benéficas, no por ello sin importancia, pero lejos de la responsabilidad de la toma de decisiones políticas.

 Con su hija recién nacida. (Cordon Press)
Con su hija recién nacida. (Cordon Press)

Sobre el acto al que hacíamos referencia al comienzo de este artículo, presidido por el rey en compañía de sus dos hijos, debemos señalar que en él se abordaron importantes cuestiones sobre los planes educativos y la escolarizacíón del país. La prensa marroquí encontró en la presencia de la princesa un fuerte valor simbólico, pues son muchas las niñas que tienen su edad o similares a las que afectan las reformas que se irán implementando paulatinamente en los próximos años. Asimismo, mantienen que el rey es un padre como los demás, implicado en la educación de sus hijos y que busca que tengan la formación más completa posible.

Antes de este día del que hablamos, Lalla Khadija ya había sido protagonista de sus propios titulares el 25 de mayo del año pasado, cuando acudió a acompañar a su madre a un acto celebrado en Rabat, donde la exmujer del rey recibió una medalla de la World Health Organization (WHO) por su compromiso en la lucha contra el cáncer en Marruecos y en el resto del mundo. Nada hacía presagiar en ese momento el rumbo que iban a tomar los acontecimientos familiares...

Se trata de una imagen que difícilmente se podría repetir en el futuro, ya que Lalla Salma vive desde hace unos meses en un ostracismo casi total, al estar retirada de la vida pública y no tener permiso para hacer declaraciones de ningún tipo. Aunque eso sí, no ha perdido sus derechos como madre del príncipe heredero y de la propia Lalla Khadija.

[LEE MÁS: Lalla Meryem, reina de estilo en Marruecos (tras la separación de Mohamed VI)]

Lalla Salma, que cursó estudios de Informática, ha sido un buen ejemplo para su hija, a quien le está tocando vivir una época de cambios más acelerados. Aún es pronto para vaticinar qué estudiará y hacia dónde encaminará sus pasos, pero estamos seguros de que tendrá un mayor peso específico que las demás mujeres de su familia.

Otro buen referente para ella son sus tías, dos de ellas divorciadas, quienes también han sabido encontrar su lugar en una corte en un momento delicado a nivel mediático, en el que algunos cuestionan que el rey pase demasiado tiempo en Francia y sobre cuya salud se ha especulado en los últimos tiempos.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios