Logo El Confidencial
sus siguientes pasos

La infanta Cristina vuelve a lo grande: lo que desvela la histórica foto familiar

La hija menor de los reyes Juan Carlos y Sofía volvía de lleno a la actualidad por su presencia en la imagen oficial del 80 cumpleaños de su madre

Foto:  La infanta Cristina, en una imagen de archivo. (Getty)
La infanta Cristina, en una imagen de archivo. (Getty)

Ayer casi se solaparon dos acontecimientos muy importantes en los actos de celebración del 80 cumpleaños de la reina Sofía. Por un lado, a las 18.30 de la tarde tenía lugar el concierto homenaje a la mujer del rey Juan Carlos y poco después se distribuía la imagen más esperada del día, la de toda la familia posando en el palacio de la Zarzuela tras el almuerzo familiar. Ya se contaba con la presencia de la infanta Cristina en este almuerzo, por lo que su asistencia acompañada por sus hijos no era ninguna sorpresa.

La foto, siguiendo el protocolo esperable, situaba en primera fila a los actuales reyes, con los eméritos, y sus dos nietas, Leonor y Sofía. En segunda fila vemos a ambas hermanas, casi codo con codo, las infantas Elena y Cristina, rodeadas por sus hijos.

[LEE MÁS: Foto histórica: el reencuentro de Letizia y la infanta Cristina en el cumpleaños de Sofía]

El lenguaje coporal poco nos desvela, ya que es una foto protocolaria (salvo el detalle de que la reina coge de la mano a su hija Leonor), pero sí llama poderosamente la atención el color elegido por la infanta Cristina, un intenso coral, que hace que, inevitablemente, el foco de atención se vaya hacia ella. Es, sin duda, la figura que más destaca en la imagen, a lo que también contribuye su posición, casi en el centro.

La foto oficial del cumpleaños de la reina Sofía. (EFE)
La foto oficial del cumpleaños de la reina Sofía. (EFE)

En efecto, en ella vemos a una reina Letizia que ayer decidió no epatar (repitió vestido 'baby-doll'), mientras que la reina Sofía y su hija Elena también optaron por looks muy discretos. No hay que buscarle tres pies al gato, porque no deja de ser anecdótica la elección de Cristina, pero, sin duda, no está hecha para pasar inadvdertida.

Con esta imagen puede darse por roto definitivamente el denominado 'cordón sanitario' que se creó en torno a la infanta Cristina desde que fuera implicada en el Caso Nóos, por el que su marido, Iñaki Urdangarin, cumple condena en la prisión de Brieva.

[LEE MÁS: La infanta Cristina, lejos de su familia política desde que Iñaki está en prisión]

Nos tenemos que remontar a 2014 para encontrar una imagen de la infanta Cristina con su hermano y su cuñada, en una situación, desde luego, mucho menos distendida que la de este viernes. Nos referimos a la celebración religiosa celebrada el 6 de marzo de 2014 en el cementerio real del Palacio de Tatoi, en Atenas, en recuerdo del rey Pablo I de Grecia, padre de la reina Sofía.

Las infantas Elena y Cristina. (Getty)
Las infantas Elena y Cristina. (Getty)

Los acontecimientos públicos en los que Cristina ha coincidido con su hermano no han sido precisamente lúdicos, ya que en 2015 se encontraban en el funeral de Kardam de Bulgaria en la iglesia de San Jerónimo el Real, en Madrid (no se pudo captar ninguna imagen con Felipe y Letizia, pues abandonó el templo con la infanta Elena y su primo Pablo de Grecia).

[LEE MÁS: Kardam de Bulgaria, el funeral de los reencuentros]

Posteriormente, en octubre de 2015, se reencontraron en el funeral del infante Carlos de Borbón-Dos Sicilias, celebrado en el Monasterio de El Escorial, en un acto en el que la infanta estuvo arropada por su hermana Elena. Su presencia era en este caso más que esperada, habida cuenta de la estrecha relación de amistad que siempre ha mantenido con los hijos del finado, pero se evitó en todo momento que hubiera una fotografía con los actuales reyes.

La reina Sofía y la infanta Cristina. (Getty)
La reina Sofía y la infanta Cristina. (Getty)

El año pasado. el 17 de febrero, se conocía el veredicto del Caso Nóos, que exculpaba a la hija menor de los reyes eméritos, pero condenaba a prisión a su marido (seis años y tres meses). Y en el mes de mayo, Cristina coincidía con los reyes Felipe y Letizia en la capilla del Palacio Real en un funeral en memoria de Alicia de Borbón-Parma. Era la primera vez en todo este tiempo que pisaba oficialmente palacio...

[LEE MÁS: La comunicación no verbal del funeral que reunió a los Reyes con la infanta Cristina]

Ya en enero de este año veíamos al matrimonio Urdangarin en el Vaticano, donde asistieron a la Misa de Epifanía, presidida por el Papa Francisco, en primerísima fila, en un lugar reservado a las grandes personalidades. Aún no había llegado la sentencia del Caso Nóos ni la entrada en prisión del exjugador de balonmano en Brieva el pasado mes de junio, por lo que podemos concluir que fue la última gran oportunidad pública en la que gozaron de 'ciertos privilegios'.

Foto oficial del 80 cumpleaños del rey Juan Carlos. (EFE)
Foto oficial del 80 cumpleaños del rey Juan Carlos. (EFE)

La presencia de Cristina en esta ocasión, la fiesta de su madre, es un salto cualitativo en su 'rehabilitación' pública, ya que no acudió a la celebración del 80 cumpleaños de su padre, el pasado mes de enero. De hecho, la fotografía que se distribuyó de esta celebración distaba bastante de la de ayer, ya que faltaban no solo la propia Infanta sino sus hijos, también excluidos de esta imagen. Lo que evidenciaba el cisma familiar (al menos de manera pública) que acaba de quedar resuelto.

[LEE MÁS: La estrategia de reinserción de la infanta Cristina en la familia real]

Los tiempos han cambiado para Cristina, de quien seguimos sin tener una sola fotografía entrando en la prisión de Brieva cada vez que acude a visitar a su marido, porque accede en coche hasta la misma entrada del módulo en el que cumple condena. Incluso el ministerio del Interior ha tenido que dar explicaciones por este asunto: «El trato adecuado a esas circunstancias de seguridad consiste en evitar manifestaciones ofensivas o posibles altercados con otros comunicantes».

Lorenzo Caprile en una imagen de archivo. (Getty)
Lorenzo Caprile en una imagen de archivo. (Getty)

La infanta Cristina ha sido objeto de gran expectación en los días previos al cumpleaños de su madre, pues a finales de este mes de octubre acudió en Madrid a ver el musical 'El médico', de cuyo vestuario es su amigo Lorenzo Caprile, artífice del vestido de su boda. Un encuentro familiar que hacía aventurar una nueva visita en prisión a su marido, pero, como hemos subrayado, no hay documentos gráficos que lo acrediten.

¿Verano en Marivent?

Una semana más tarde ha llegado esta histórica foto que la devuelve al primerísimo plano dentro de su familia. Supone todo un paso adelante en su rehabilitación pública, por lo que a partir de ahora no será de extrañar que la veamos con más frecuencia con otros miembros de la familia del rey que no sean la reina Sofía o su hermana Elena. No sería descabellado pensar que el próximo verano pudiera estar invitada a Marivent, como el resto de la familia. Sus hijos ya han estado allí en otras ocasiones en los momentos más delicados para el matrimonio Urdangarin, así que ahora no parece que vaya a haber obstáculos para que ella misma se persone en la isla.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios