Logo El Confidencial
lo que pudo haber sido y no fue

Caroline Flack, la ex del príncipe Harry que no quiso ser como Letizia (ni como Meghan)

Cuando trascendió su noviazgo, decidió no seguir con el hijo del príncipe Carlos, entre otros motivos, porque no quiso renunciar a su carrera en televisión

Foto:  Caroline Flack, en una imagen de archivo. (Getty)
Caroline Flack, en una imagen de archivo. (Getty)

Todos sabemos lo que ocurre cuando te casas con un royal: tu vida anterior va a ser sometida a un intenso escrutinio y tu actividad profesional se puede quedar aparcada sine die, sobre todo si tu pareja se encuentra en las primeras posiciones de la línea sucesoria. Eso mismo le ocurrió a la ahora reina Letizia, que ya no ejerce de periodista y abandonó su carrera en televisión, o a Meghan Markle, que era una actriz relativamente popular gracias a la serie 'Suits', que, si os apetece, podéis seguir, por ejemplo, en Netflix. Sin embargo, hay mujeres como la presentadora Caroline Flack que parecen haber tenido muy claro cuál era su lugar y cuál querían seguir ocupando.

Nos tenemos que remontar a 2009, cuando la presentadora de 'The X Factor' en el Reino Unido tuvo un affaire con el príncipe Harry porque les presentó una amiga común, Natalie Pinkham, una periodista deportiva. Una vez trascendió a la prensa, tuvo claro que no debía seguir adelante, sobre todo después de verse tratada con mucho machismo y descalificada públicamente.

Ver esta publicación en Instagram

Cocktails in teacups #booklaunch

Una publicación compartida de Caroline Flack (@carolineflack) el

Ella misma lo contó en su autobiografía, 'Storm in a C Cup' ('Tormenta en una copa C', una medida de sujetador): "Conocer a un príncipe no es algo habitual, sería extraño no admitirlo. A pesar de ello, una vez que la historia trascendió, eso fue todo. Tuvimos que dejar de vernos, porque dejé de ser Caroline Flack, presentadora de televisión, para convertirme en Caroline Flack, el ligue del príncipe Harry".

[LEE MÁS. El currículum amoroso de Harry: conoce a las 15 novias del príncipe]

Caroline Flack utiliza una expresión coloquial en esta frase, "bit of rough", que puede interpretarse de distintas maneras, para hacer alusión a la falta de sofisticación, a la rudeza, pero más habitualmente, para referirse a un partenaire sexual de una clase social inferior. Ante tales circusntancias, la presentadora tuvo muy claro que no quería seguir luchando contra estereotipos ni siquiera defenderse.

La relación que tuvo con Harry, ahora un hombre felizmente casado que ha dejado atrás su fama de conquistador y sus años salvajes, no ha sido la única que ha tenido una gran trascendencia mediática. De hecho, su noviazgo con otro Harry, en este caso Styles, excantante de One Direction, 14 años más joven que ella, también generó comentarios muy desafortunados por parte de la prensa. Y algunas de las fans de la boy band se pusieron furiosas y la atacaban por la calle y en las redes sociales.

"Una vez que trascendió se abrió la veda. Cualquiera podía decirme de todo. La gente empezó a llamarme 'pedófila' y 'pervertida'. Llegó un momento en el que pensé que la cosa se estaba poniendo muy fea. Quizás, nos equivocanos, quién sabe", manifestó también en el mencionado libro sobre este romance que terminó en 2012, cuando One Direction estaba en su mejor momento y se iban a embarcar en una gira por Estados Unidos.

Ver esta publicación en Instagram

Say Bonjour to the newest member of our family - Ruby Coco Brady 🐶

Una publicación compartida de Andrew Brady (@itsandrewbrady) el

Podemos decir que Caroline Flack, que es una figura muy popular en el Reino Unido gracias a la pequeña pantalla, no ha acabado de consolidar ninguna relación. De hecho, se rumorea que ha roto con su prometido, Andrew Brady (un exconcursante de 'Celebrity Big Brother', una suerte de 'Gran Hermano VIP', y de 'The Aprentice', otro reality en el que participan empresarios) después de haber sido vista sin su anillo de compromiso. Por cierto, que también se dice que estarían litigando por la custodia de su perro, al que podéis ver en la foto sobre estas líneas.

Ver esta publicación en Instagram

Waiting for more secret tasks for #CBBAndrew like...

Una publicación compartida de Andrew Brady (@itsandrewbrady) el

Como su relación es muy de ida y vuelta, no sería de extrañar que la presentadora de 'Love Island' volviera con este ingeniero de 27 años, quien, según parece, también está encantado con la idea de ser famoso.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios