Logo El Confidencial
el cumpleaños de su marido

La infanta Cristina, ante un nuevo momento delicado a nivel emocional

El próximo martes Iñaki Urdangarin cumplirá 51 años, privado de libertad y alejado físicamente de su familia

Foto: La infanta Cristina en una imagen de archivo. (Getty)
La infanta Cristina en una imagen de archivo. (Getty)

El próximo martes Iñaki Urdangarin cumplirá 51 años y lo hará en la cárcel de Brieva, donde cumple condena desde el pasado 18 de junio. Una fecha muy señalada para toda la familia, pues será la primera vez que lo haga privado de libertad. Se trata de una situación delicada para todos, que se han tenido que acostumbrar a unas circunstancias muy duras. Y sin duda, la primera vez de todo siempre es la más complicada y la que cuesta más olvidar.

El exjugador de balonmano parece haberse habituado ya a la vida en prisión, lo que no significa que no esté siendo un proceso muy duro, a la espera de que llegue su primer permiso penitenciario, que tendría lugar el próximo otoño. Unos meses todavía largos de espera, en los que su mujer está viviendo paralelamente un proceso de rehabilitación pública que tuvo su momento culminante en la foto de familia que se publicó con motivo del 80 cumpleaños de la reina Sofía.

[LEE MÁS: ¿Privilegio en Nochebuena para Urdangarin? Cristina y sus cuatro hjos, de vista en Brieva]

Paulatinamente, la infanta Cristina ha ido incorporándose a la vida pública y también familiar. Prueba de ello es que pasó las navidades con sus hijos en Madrid, circunstancia que aprovecharon para ir a visitar a Iñaki a la cárcel el día 23. Sin embargo, lo más significativo no fue este encuentro, sino el hecho de que pasaran estas fechas en Zarzuela, con lo que parecía romperse definitivamente ese 'cordón sanitario' que se había establecido en torno a ella después de que estallara el caso Nóos. De hecho, hacía nada menos que cinco años que no celebraba estas fechas con su familia.

El 80 cumpleaños de la reina Sofía.  (Reuters)
El 80 cumpleaños de la reina Sofía. (Reuters)

Las navidades, pese a todo, fueron muy complicadas. Las primeras separados físicamente, por los 110 kilómetros entre el palacio de la Zarzuela y la prisión, pero, sobre todo, marcadas por la imposibilidad de estar juntos. Este 15 de enero se volverá a repetir la misma ecuación. Podrá recibir felicitaciones telefónicas (salvo que la hija de los Reyes eméritos decida ir a verlo). Será el cumpleaños más amargo para Iñaki Urdangarin, de quien se llegó a decir que padecía una depresión, pero fue desmentido por su abogado, Manuel Pascual Vives. Precisamente, una de las maneras de mantenerse en forma y buen estado de ánimo es practicar deporte, por lo que dispone de una bicicleta estática, según lo autorizó el Juzgado de Vigilancia Penitenciara número 1 de Valladolid.

Respecto a la comunicación con el exterior, hay que destacar que sigue el mismo régimen que los demás presos, puede recibir una visita semanal de 40 minutos, hacer 10 llamadas de cinco minutos cada una, también en ese periodo de tiempo, y un vis a vis una vez al mes de un máximo tres horas de duración.

[LEE MÁS: Los Urdangarin se siguen haciendo fuertes (y visibles) en Madrid]

La infanta Cristina ha contado con el apoyo incondicional todo este tiempo de su madre, la reina Sofía, y su hermana, la infanta Elena, a quien siempre ha estado muy unida. Sin embargo, se han marcado las distancias con el rey Felipe VI y su cuñada, la reina Letizia, con tanto peso institucional en un momento delicado para la monarquía española, especialmente por los escándalos que han salpicado al Rey emérito.

La reina Sofía y la infanta Cristina. (Getty)
La reina Sofía y la infanta Cristina. (Getty)

En cuanto a los hijos de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, debemos destacar que Juan, de 19 años, está estudiando en una universidad del Reino Unido, tras haber realizado un voluntariado en el Centro Arrupe en Batttambang, en Camboya. Su hermano Pablo, de 18, vive en Hannover, donde juega en el TSV Hannover Burgdorf, un equipo de balonmano, mientras que Miguel e Irene siguen viviendo con su madre, en Ginebra.

Respecto a los rumores de separación que surgieron hace unos meses, parecen totalmente desmentidos por los acontecimientos, mucho más elocuentes que las palabras del abogado de la Infanta, que negaba la veracidad de esas publicaciones. El hecho de que estas navidades también haya estado en Vitoria con la familia de su marido es otro indicio más para inferir que las cosas siguen como siempre.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios