Logo El Confidencial
CASA REAL HOLANDESA

Día triste para Mabel: 15 años de su boda con Friso (y con el vestido más comentado)

La viuda del príncipe Friso sigue viviendo en Londres junto a sus dos hijas, alejada de la Casa Real de Holanda y centrada en la lucha por los derechos de las mujeres

Foto: Mabel de Holanda en una imagen de archivo. (EFE)
Mabel de Holanda en una imagen de archivo. (EFE)

El 25 de abril de 2004 tenía lugar en Holanda la boda real más polémica en la historia del país. Mabel Wisse Smit y el príncipe Friso se casaban, por fin, después de haber luchado contra los obstáculos que tanto la familia de él como el Parlamento y el Gobierno pusieron a la relación. El segundo hijo de la princesa Beatriz tuvo que renunciar a sus derechos dinásticos para poder casarse con la mujer que amaba y con la que hoy celebraría sus 'bodas de cristal'. Pero el destino quiso que Mabel pase esta fecha convertida en viuda, tras el accidente que Friso sufrió en los Alpes hace siete años y por el que moriría un año y medio después, tras permanecer en coma todo ese tiempo.

Aunque fue una boda real, ya que se trataba de un hijo de la entonces reina Beatriz, el enlace no contó con la pompa y los fastos con los que sí se celebraron las bodas de sus dos hermanos. Curiosamente, el príncipe Guillermo se casaba dos años antes con Máxima Zorreguieta, que también tuvo que pasar el 'examen' del Parlamento, dado que su padre había sido ministro de Agricultura durante la dictadura de Videla. Pero ella, a diferencia de Mabel, sí contó con la aprobación tanto del Gobierno como del pueblo holandés. La relación que Mabel había tenido con el narcotraficante Klaas Bruinsma y las revelaciones sobre que podría haber trabajado para el servicio secreto no se lo pusieron fácil.

Boda del príncipe Johan Friso y Mabel Wisse Smit. (Getty)
Boda del príncipe Johan Friso y Mabel Wisse Smit. (Getty)

Tras su boda, la pareja vivió su amor con tranquilidad y establecidos junto a las dos hijas que tuvieron en Londres, donde Mabel vive actualmente. Dedica su vida al activismo, convertida en insignia de dos grandes causas, como la lucha contra el sida y acabar con los matrimonios de niñas, a través de la fundación Girls not Brides. Su participación en las actividades de la Casa Real de Holanda se limitan a dos apariciones al año, el Premio Príncipe Friso de Ingeniería y los Premios Príncipe Klaus, a los que siempre va del brazo de la princesa Beatriz, con la que siempre ha tenido una relación muy estrecha, a pesar de la muerte de Friso. Por el contrario, Mabel ha dejado de asistir a celebraciones familiares desde hace algunos años, lo que ha aumentado los rumores sobre una mala relación con la reina Máxima.

A pesar de tratarse de una fecha tan especial, la princesa Mabel ha optado por el silencio en redes sociales. La última entrada en su Twitter, donde mantiene el Van Oranje de la familia de su difunto marido, hace referencia a su última adquisición literaria, sobre el empoderamiento de la mujer.

Un comentado vestido

La boda de Mabel y Friso de Holanda generó una gran expectación, especialmente por el pasado de la novia. Pero hubo otro protagonista del enlace que eclipsó, afortunadamente para ellos, todas las críticas. El vestido de Mabel dio mucho que hablar. Era una creación de los holandeses Viktor & Rolf que tenía imposible pasar desapercibida. Llevaba nada menos que 250 lazos, que aumentaban de tamaño desde el cuello hasta la cola y que le hicieron ganarse el sobrenombre de 'la princesa de los lazos' tras el enlace. Un vestido que ha sido de los más originales, menos royals y más comentados en las bodas reales europeas de las últimas décadas.

Boda del príncipe Johan Friso y Mabel Wisse Smit. (Getty)
Boda del príncipe Johan Friso y Mabel Wisse Smit. (Getty)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios