Logo El Confidencial
FAMILIA REAL SUECA

El hasta ahora desconocido pasado de la reina Silvia en un centro psiquiátrico

El hecho de que su padre fuera simpatizante de Hitler la ha perseguido durante toda su vida, incluso a sus hijos. A la princesa Victoria le preguntaron por ello en cierta ocasión

Foto: La reina Silvia en una imagen de archivo. (EFE)
La reina Silvia en una imagen de archivo. (EFE)

Si hay una sombra que persigue a Silvia de Suecia es la del nazismo. El hecho de que su padre fuera simpatizante de Hitler la ha perseguido durante toda su vida, incluso a sus hijos. En una ocasión, a la princesa Victoria un periodista le preguntó directamente por el pasado nazi de su madre, dejando a la heredera con la boca abierta. Lo que pocos saben es lo que sufrió la reina sueca siendo una niña a consecuencia de la II Guerra Mundial. Ahora su hermano Ralf Sommerlath ha hablado sin tapujos sobre su infancia, contando detalles hasta ahora desconocidos.

La familia Sommerlath vivía en Alemania durante la II Guerra Mundial, concretamente en Heidelberg mientras que el padre residía en Berlín, donde tenía una fábrica que fue bombardeada. La madre de Silvia, Alice, era brasileña y antes de su estancia en el país germánico, el matrimonio estuvo viviendo en Brasil, donde nacieron sus hijos mayores -Ralf, Walther y Hans-, de ahí que tuvieran doble nacionalidad.

Ralf junto a su hermano Walther y su esposa. (Cordon Press)
Ralf junto a su hermano Walther y su esposa. (Cordon Press)

Ralf, el mayor, fue evacuado a Austria en 1943 y luego a Dinamarca. Cuando terminó la guerra, Ralf contaba con 15 años e intento reunirse con su familia en Alemania, no los había visto en cinco años y no tenía ni siquiera idea de que tenía hermanita pequeña. La fuga no le salió bien, ya que fue detenido por la resistencia danesa que lo llevó a un campo de detención.

Tras ser liberado, volvió a Alemania y conoció al fin a Silvia, que por entonces tenía tres años. Ralf se quedó estupefacto al comprobar que su familia se encontraba en un campo de refugiados ubicado en un antiguo centro psiquiátrico. Su vida allí era un auténtico caos lleno de tristeza y desesperación. "Éramos muchas familias y se esperaba que nos dejaran libres al terminar la guerra. Pero los británicos no querían. Se sospechaba que había nazis entre los refugiados y tenían razón", ha desvelado Ralf, haciendo público los tristes inicios de Silvia.

Intentando solucionar la situación de su familia, Ralf viajó a Berlín con la intención de comunicarle a la resistencia brasileña que sus ciudadanos estaban sufriendo abusos en un centro psiquiátrico. Pero de nuevo el destino jugó en su contra y antes de poder hacerlo fue detenido por el ejército soviético. Una vez liberado, regresó con su familia y juntos pudieron viajar en barco hasta el país sudamericano, donde según Ralf "empezó su nueva vida".

La reina Silvia. (Reuters)
La reina Silvia. (Reuters)

Desde la Casa Real, han apoyado la historia de Ralf e incluso Margareta Thorgen, la jefa de prensa, se ha pronunciado al respecto: "Los hermanos ya conocían esa historia, pero él no había querido hablarlo con sus hijos y nietos. Ha sido demasiado difícil. La reina me dijo que el hermano ya le había contado la historia anteriormente y que no quería recordarla, que la ha enterrado".

"También entiendo de dónde proviene el fuerte compromiso que la Reina tiene con los refugiados. Ella realmente está a la altura de su situación y siempre dice que solo hay una manera de avanzar y que es ayudar. No conocía previamente esta historia y lo que pasó con la familia. Pero ahora entiendo que su participación proviene del hecho de que ella misma ha experimentado una huida", ha explicado Margareta Thorgren.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios