Logo El Confidencial
CANDLE IN THE WIND

Grandes tragedias del verano: el accidentado final de Lady Di

Desde su trabajo benéfico a su idílica escapada con Dodi al Fayed, repasamos los últimos meses de vida de Diana de Gales antes de su dramático accidente

Foto:  Diana de Gales, una muerte trágica. (Cordon Press)
Diana de Gales, una muerte trágica. (Cordon Press)

¿Cómo sería la vida de Diana de Gales hoy en día de no haberse producido el 31 de agosto de 1997 aquel fatal accidente en el pilar número 13 del puente del Alma de París? ¿Viviría quizá en Nueva York alejada del bullicio de Buckingham y de sus polémicas nueras? ¿Tendría cuenta de Instagram para subir fotos de sus nietos con filtros en los que salieran con orejas de perro? ¿Le habrían dado un Nobel de la Paz incluso? Por desgracia, nunca lo sabremos.

Lo que sí sabemos es que tras su sonado divorcio del príncipe Carlos, Lady Di se había embarcado en un nuevo capítulo de su vida. Uno que fue demasiado corto pero que se desarrolló con intensidad. Desde campañas para erradicar las minas en África a concienciar a la gente sobre enfermedades como la lepra, la princesa Diana trabajó sin descanso por todo el mundo de un modo que hizo que pasara a la historia como mucho más que un icono de estilo. Enamorada también del arte, el Ballet Nacional de Inglaterra fue la única causa no–benéfica a la que eligió dedicar tiempo tras su separación.

Carlos y Diana se separaron en 1996. (Cordon Press)
Carlos y Diana se separaron en 1996. (Cordon Press)

Sin embargo fueron sus relaciones con el médico pakistaní Hasnat Khan y el hijo del propietario de los lujosos almacenes Harrods, Dodi al Fayed, las que provocaron el acoso contante de los paparazzi. Un acoso que tuvo que soportar hasta el último instante de su vida cuando, con su automóvil ya estrellado, estos seguían haciéndole fotos.

[LEER MÁS: Lady Di llevó los mejores looks de toda la historia de Wimbledon]

Los últimos meses de vida de Lady Di fueron de una actividad frenética. En mayo, Diana visitaba la India para recaudar fondos para la construcción de un hospital impulsado por su buen amigo y estrella del críquet Imran Khan. En ese momento se especulaba con su relación con el cirujano Hasnat Khan. El deportista declararía en el documental 'Diana: Her Last Love' que, tras dos años de relación, “ella quería casarse con él” y que “estaba claro que estaban muy enamorados”.

Tras dejarse ver a primeros de junio en una función de 'El lago de los cisnes' en el Royal Albert Hall londinense, su siguiente aparición fue el 18 de ese mes paseando por las calles del Bronx en Nueva York de la mano de la Madre Teresa, a la que siguió una visita a Hillary Clinton en la Casa Blanca. La religiosa se encontraba ya en un pobre estado de salud y fallecería el 5 de septiembre de ese año en Calcuta a los 87 años.

La madre Teresa y Lady Di, en NY. (Cordon Press)
La madre Teresa y Lady Di, en NY. (Cordon Press)

A finales de ese mes, Lady Di volvería a Nueva York para participar con la casa Christie's en una nueva gala para recaudar fondos destinados a varias de las organizaciones benéficas en las que colaboraba. En esa ocasión se subastaron hasta 79 de sus vestidos de fiesta y se recaudaron 3,25 millones de dólares.

[LEER MÁS. Lady Di estuvo a punto de ser actriz: sorprendentes revelaciones de Kevin Costner]

En julio, Diana aparecía fotografiada por Mario Testino en una icónica portada de la revista 'Vanity Fair'. En la entrevista hablaba de cómo estaba llevando su divorcio y de su intención de reconstruir su vida. Serían sus últimos retratos. El propio fotógrafo de moda peruano aseguró que esa sesión de fotos con ella “fue uno de los momentos más memorables de mi carrera”.

Para su 36º cumpleaños, acudía el primer día de julio al centésimo aniversario de la Tate Gallery en Londres. Fue un día muy especial para ella: recibió 90 ramos de flores y su hijo Harry reunió a un grupo de amigos del colegio para cantarle el 'Cumpleaños feliz' por teléfono.

A mediados de mes, el 'Daily Express' publicaba que Diana estaba de vacaciones en St Tropez visitando al millonario egipcio Dodi al Fayed en su mansión familiar, junto a Harry y Guillermo. Durante ese verano acudiría varias veces a la localidad de la Costa Azul mientras su relación con Dodi se afianzaba.

Diana y Dodi, en St Tropez. (Cordon Press)
Diana y Dodi, en St Tropez. (Cordon Press)

Tras sus vacaciones, Diana asistió en Milán al funeral de su amigo, el diseñador de moda Gianni Versace junto a otras celebrities como Elton John o Naomi Campbell.

En agosto viajaría a Sarajevo para una visita de tres días en la que siguió tratando de concienciar sobre el peligro de las minas. En Inglaterra, los tabloides seguían mientras especulando sobre su “especial amistad” con Dodi al Fayed.

Diana y Dodi, en el Ritz la noche de su muerte. (Cordon Press)
Diana y Dodi, en el Ritz la noche de su muerte. (Cordon Press)

Precisamente en el yate del egipcio, durante un crucero por el Mediterráneo, pasó Lady Di los últimos días de su último agosto, antes de volar a París el 30 de ese mes. Tras una cena en el hotel Ritz junto a al Fayed, se montaron en una limusina que comenzó a ser perseguida por paparazzi en motos. La persecución continuó hasta su conocido desenlace en el puente del Alma. Tanto ella como el heredero del imperio Harrods y su chófer, Henri Paul, fallecieron en el accidente.

Seis días después de su muerte, Diana sería enterrada en la isla de Althorp, en el norte de Inglaterra donde miles de turistas visitan cada año su tumba. O eso creíamos todos, porque en 2017 se reveló que en realidad Lady Di descansa en paz junto a su padre en la cripta familiar de los Spencer, en el pueblo de Great Brington, cerca de Althorp, en una iglesia sajona del año 1200. O eso al menos es lo que aseguró el argentino Roberto Devorik, el confidente y mejor amigo de la princesa.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios