Logo El Confidencial
VACACIONES PRIVADAS

Letizia, Felipe y sus vacaciones (casi) secretas: en el Mediterráneo y poco turísticas

Cada año, los Reyes escogen un misterioso destino para sus vacaciones privadas que, en principio, solo conocen ellos y su personal de seguridad. Aunque suele trascender

Foto: Los Reyes en Mallorca. (EFE)
Los Reyes en Mallorca. (EFE)

Con mar, poco turístico y lo suficientemente cerca de España como para volver rápidamente en caso de urgencia. Esas son las características con las que, casi con total probabilidad, cuenta el destino secreto en el que los reyes Felipe y Letizia se encuentran disfrutando de sus días de asueto y bajo el más absoluto de los secretos, hasta que algún turista espontáneo publique alguna instantánea robada o la información llegue a las redacciones, siempre pendiente de confirmar con Zarzuela, que bajo el pretexto de "lo que es privado, privado es" nunca aporta luz a la especulaciones que suelen surgir cada año con respecto a las vacaciones íntimas de la Familia Real.

Sin embargo, prácticamente cada año se ha acabado sabiendo el lugar escogido o, al menos, ha existido alguna pista que un informador u otro ha logrado confirmar. El primer año del que se tienen noticias es de 2010. Ese año, la entonces Princesa de Asturias fue fotografiada junto a sus hijas en el Algarve portugués mientras disfrutaban de su estancia en el castillo Sao Joao do Arade, propiedad del empresario Vasco Pereira, gran amigo de la Familia Real. Un destino que repetirían dos años más tarde y al que se uniría Paloma Rocasolano, la madre de la reina Letizia.

Paloma Rocasolano (derecha), en la Primera Comunión de la infanta Sofía. (EFE)
Paloma Rocasolano (derecha), en la Primera Comunión de la infanta Sofía. (EFE)

Otro de los destinos favoritos de los Reyes en esta última década ha sido Grecia, y no precisamente por la vinculación familiar de don Felipe. Una turista coincidía con ellos en las Islas Griegas, consiguiendo unas fotografías de la Reina en bikini que dieron la vuelta al mundo y generaron un sinfín de comentarios, motivados por su delgadez. Parece que, a pesar de la 'pillada', el recuerdo que les quedó fue bueno, ya que todo apunta a que regresaron en 2013 -un dato que nunca llegó a confirmarse- y de nuevo el año pasado. Fue en Mykonos donde, a finales de agosto de 2018, otra turista se cruzó con la Familia Real, desvelando así un destino que hasta entonces había permanecido en secreto.

Pero las Islas Griegas no fueron el único lugar que visitaron los Reyes de forma privada el verano pasado. Doña Letizia tomó un avión a finales de junio hasta Nueva York para así acompañar a la princesa Leonor y la infanta Sofía a su campamento de verano, una experiencia que repetían este año. También viajó a Asturias para visitar a su abuela Menchu tras sus 'no vacaciones' en Mallorca, mientras que antes de aterrizar en Son Sant Joan, algunas informaciones situaban a los Reyes en el Cabo de Gata, un enclave muy del gusto de la Reina y que ambos ya conocían de una escapada anterior.

La Familia Real, en el último posado en Son Marroig. (EFE)
La Familia Real, en el último posado en Son Marroig. (EFE)


En 2017, las vacaciones del Rey se vieron interrumpidas por los atentados yihadistas en Barcelona, precisamente uno de los casos extremos por los que siempre eligen destinos relativamente cercanos. La Familia Real se encontraba en la Costa Azul, según publicó el diario 'El País'. Nada más conocer los terribles sucesos, los Reyes dieron por finalizada su estancia y volvieron rápidamente a Zarzuela para estar junto a las víctimas y participar en la manifestación que tendría lugar unos días después. Croacia fue el destino elegido para sus vacaciones privadas de 2016, navegando por el Adriático a bordo de una goleta. Y un año antes, hubo informaciones dispares, ya que algunos medios de comunicación turcos afirmaban que los Reyes habían aterrizado en Estambul, mientras que algunos turistas aseguraban haberlos visto en el sur de Italia, en la Costa de Salento. Un misterio que nunca llegó a resolverse y ante el que Zarzuela, como es habitual, permaneció hermética.

Pero las vacaciones privadas de la familia real no son solo para el verano. El pasado abril, recién estrenada la Semana Santa, la reina Letizia y sus dos hijas fueron vistas en un avión con destino Roma, donde el Rey, según las informaciones publicadas entonces, se uniría a ellas unos días después. La estancia se prolongó hasta el sábado siguiente, cuando volvieron a España para hacer acto de presencia, el domingo de Pascua, en la tradicional misa en la Catedral de Palma, una de las citas con la que cumplen cada año.

La Familia Real y la reina Sofía, tras la misa en la Catedral de Palma. (EFE)
La Familia Real y la reina Sofía, tras la misa en la Catedral de Palma. (EFE)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios