Logo El Confidencial
SALIDAS SEMANALES

El uso del móvil, quién pagará la escolta... Los detalles de las salidas de Urdangarin

El marido de la infanta Cristina tendrá libertad total de movimiento porque sus salidas "se basan en el principio de confianza". Puede incluso verse con su familia en la ONG

Foto: Iñaki Urdangarin, a la salida de los juzgados de Palma. (EFE)
Iñaki Urdangarin, a la salida de los juzgados de Palma. (EFE)

En el momento en el que pise la calle (hoy, probablemente) será libre. Una libertad limitada, escueta, pero libertad al fin y al cabo. Iñaki Urdangarin puede salir de prisión dos días a la semana por un periodo de ocho horas como máximo cada vez, y cuando esto suceda, nadie seguirá sus pasos. “Es hasta ilegal”, señalan desde el Ministerio del Interior al preguntarles si puede ser que agentes de la Policía observen o vigilen sus movimientos.

LEA MÁS: La infanta Cristina se aleja de España ante la inminente salida de prisión de su marido

Nada ni nadie vigilará al marido de la infanta Cristina más que su propia conciencia. Eso sí, tendrá escolta, como tenía antes de entrar en prisión, porque es familia directa del Rey de España, Felipe VI. Los detalles de la salida de Urdangarin de prisión son los mismos que rigen las salidas de otros presos en la misma situación y están todos previstos en el reglamento.

Iñaki Urdangarin sale de los juzgados de Palma de Mallorca. (EFE)
Iñaki Urdangarin sale de los juzgados de Palma de Mallorca. (EFE)

El exduque de Palma podrá usar un móvil una vez en la calle. Es un aparato prohibido en la prisión, pero las autoridades penitenciarias no tienen competencias fuera de las paredes de la cárcel. De ninguna. Lo señalan desde Instituciones Penitenciarias, organismo que recuerda que el año pasado fueron 496 los presos que salieron en la misma situación que Urdangarin y que en el primer semestre de 2019 se contaron 263. “No tenemos competencia una vez un preso sale de prisión -puntualizan-. Todo se basa en el principio de confianza”.

Sin riesgo

Tal y como relata el auto del juez que permite las salidas del cuñado del rey: “Los internos clasificados en segundo grado de tratamiento que presenten un perfil de baja peligrosidad social y no ofrezcan riesgos de quebrantamiento de condena, podrán acudir regularmente a una institución exterior para la realización de un programa concreto de atención especializada, siempre que este sea necesario para su tratamiento y reinserción social”.

El titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Valladolid ha dictado un auto que se basa en los cinco puntos del artículo 117 del reglamento. En el auto, de considerable dureza a lo largo de los más de 20 folios, el juez añade que “la realización de una actividad en el exterior es más que positiva para reducir o eliminar la desocialización y deshumanización, la destrucción del individuo que conlleva la soledad absoluta a la que se le ha sometido, lo cual conecta con algo esencial en cualquier programa de tratamiento, fomentar la autoestima”.

La infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin. (EFE)
La infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin. (EFE)

Dentro de ese proceso de recuperación de la autoestima, el recluso seguirá unas pautas semanales que pasan por la salida de prisión de 8 a 16 horas cada martes y jueves. El traslado y todo lo que gaste fuera de prisión corre a su cargo. O al del erario público, porque, como decíamos, se moverá escoltado. Urdangarin, está claro, necesita medidas especiales de seguridad dada la popularidad del personaje y los delitos de corrupción cometidos. Vamos, que no puede moverse en metro o autobús por Madrid sin que se forme un buen escándalo. De esa escolta se encarga el Ministerio del Interior.

LEA MÁS: La infanta Cristina no se mueve de Ginebra

No hay restricciones. En esas 16 horas semanales libres, Urdangarin puede verse con quien quiera, siempre dentro de la lógica de la institución religiosa en la que va a desarrollar sus labores de voluntariado. Las preguntas y las respuestas son claras. ¿Podrá verse con su mujer en la ONG? Sí. ¿Podrá tomar un café en el bar de la esquina? Sí, si se lo paga él (o le invitan, claro).

Exterior del centro residencial Hogar Don Orione, esta semana, en Pozuelo de Alarcón, Madrid. (EFE)
Exterior del centro residencial Hogar Don Orione, esta semana, en Pozuelo de Alarcón, Madrid. (EFE)

Con todo, su conducta estará sometida a un seguimiento. La ONG Hogar Don Orione deberá realizar informes sobre la conducta de Urdangarin y de sus tareas. Hay que recordar en este apartado que Don Orione es una fundación que cuenta con el apoyo expreso de la reina Sofía.

En prisión, cada preso cuenta con 100 euros a la semana para gastos propios. No es dinero al contado, es el pecunio, y los reos tienen una tarjeta en la que se guarda esa cantidad, que van gastando a medida que pasan los días. Pero ese pecunio no le servirá a Urdangarin fuera, por lo que si necesita gastar en algo, deberá desembolsar.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios