Logo El Confidencial
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

La infanta Elena sale de su 'ostracismo' para recibir el Capote de las Artes

La Fundación Wellington, del hotel del mismo nombre, presidida por Cristina Moratiel, quiso ofrecer a la primogénita Borbón un homenaje por su apoyo a la fiesta nacional

Foto: La infanta Elena con el Capote de las Artes. (EFE)
La infanta Elena con el Capote de las Artes. (EFE)

La infanta Elena no se prodiga últimamente en actos públicos y menos sociales. La última vez de la que hay constancia gráfica de su presencia fue en el funeral de Carmen López Oleaga, madre de Miriam Ungría, viuda de Kardam de Bulgaria, a principios de mes. El hecho de no formar parte del llamado núcleo duro de la familia real la ha alejado de la representación institucional en determinadas situaciones en las que antes su presencia era muy bien recibida.

Este jueves, este aplauso lo ha recibido por parte del mundo taurino. La Fundación Wellington, del hotel del mismo nombre, presidida por Cristina Moratiel, quiso ofrecer a la primogénita Borbón un homenaje por su apoyo a la fiesta nacional con la entrega del Capote de las Artes. Se trata de la primera edición de este reconocimiento. No hubo ninguna duda sobre quién era el personaje que debía recibirlo.

Como aseguraba el productor de teatro Enrique Cornejo, gran aficionado a la tauromaquia, la Infanta “recibió la afición de su abuela doña María de las Mercedes y de su padre, don Juan Carlos, y la ha trasmitido a sus hijos”. Este capote tiene la característica de que está firmado por la mayoría de los toreros que participan en la Feria de San Isidro. Estos se alojan habitualmente en el hotel para vestirse y surgió por parte de los responsables de la fundación la idea de que los profesionales fueran firmando el capote.

La infanta Elena con Miguel Abellán. (EFE)
La infanta Elena con Miguel Abellán. (EFE)

Este gesto sirvió como idea para organizar el premio que desde el primer momento se planteó que fuera para la infanta Elena. Ella aceptó desde el inicio, cuenta Enrique Cornejo. La primogénita de los eméritos llegó puntual, vestida muy acorde con la situación con un conjunto de tarde taurina con pantalones de lunares y unos pendientes que semejaban los alamares del traje de torear.

Antes de la entrega de su capote, la duquesa de Lugo charló con los invitados. Recibió las felicitaciones por la imagen del rey Felipe en La Habana como titular de la jefatura del Estado. Y también por lo bien que lo hizo la Princesa de Asturias en Oviedo y Barcelona. Le sirvió para recordar la imagen de su hermano en esas mismas circunstancias y, aunque tenía la misma edad que su sobrina, para ella “parecía más niño”.

Del Rey emérito contó que aún no lo ha visto “porque no para”, pero sabe que se encuentra “perfectamente” de la caída que tuvo hace unas semanas. Este fin de semana estarán juntos en Sanxenxo. La infanta Elena para regatear y el Rey para compartir la afición marinera con el resto de la tripulación del Bribón y presidir la entrega de trofeos el domingo.

La duquesa de Lugo. (EFE)
La duquesa de Lugo. (EFE)

La duquesa de Lugo agradeció este primer Capote de las Artes con las siguientes palabras: “Buenas noches, no hace falta decir, como gran aficionada al espectáculo de la tauromaquia, lo agradecida que estoy. Gracias, maestros, gracias a la gran familia del toro que está hoy presente y gracias a la familia Moratiel”.

Después participó en la foto de familia con los toreros presentes en el acto: Enrique Ponce, Finito de Cordoba, Manzanares, Juan José Padilla, Ortega Cano con su mujer, Cristina Sánchez, la rejoneadora Ana Rita, Miguel Abellán, y profesionales y seguidores del mundo taurino como Pedro Trapote, María Ángeles Grajal, Arancha del Sol, Mamen Díaz, Carlos Sánchez y la presidenta de AMAVI, Sonia Galimbert.

La infanta Elena durante el acto. (EFE)
La infanta Elena durante el acto. (EFE)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios