Logo El Confidencial
FAMILIA REAL DE SUECIA

La infidelidad de Jonas Bergström que le costó el corazón de la princesa Magdalena

La ruptura de su compromiso en 2010 fue uno de los días más negros de la royal sueca. Ahora se ha desvelado que ella conocía el 'affaire' varios meses atrás

Foto: La princesa Magdalena y Jonas Bergström. (Getty)
La princesa Magdalena y Jonas Bergström. (Getty)

La conmoción en el país fue enorme cuando, en un comunicado emitido el 20 de abril de 2010, la princesa Magdalena de Suecia anunciaba el final de su relación con Jonas Bergström, tras ocho años de noviazgo.

¿La razón? La jugadora de balonmano Tora Uppstrøm Berg había realizado unas declaraciones al periódico sueco 'Se og Hør' en las que relataba su noche de pasión con Bergstörm, que había tenido lugar un año antes. Para justificarse, la deportista de 21 años aseguró que solo contó su historia porque Magdalena “se merecía un hombre mejor que él”.

Jonas Bergström, en la cena para los Nobel de 2009. (Getty)
Jonas Bergström, en la cena para los Nobel de 2009. (Getty)

Una semana después de que estallara esta historia, la princesa cortó por lo sano: separación y huida a Nueva York. El sueño de una boda real de cuento de hadas se había hecho añicos.

Hoy Magdalena, de 37 años, está felizmente casada con Chris O'Neill, de 45 años, junto al que tiene tres hijos. Pero los ecos del fin de su polémica relación con el que fuera su prometido han regresado a su vida.

[LEER MÁS. Magdalena de Suecia: de sus lágrimas más amargas a su vuelta a casa]

El tabloide sueco 'Svensk Damtidning' acaba de publicar que Jonas le confesó a Magdalena en 2009 su infidelidad e incluso le dijo que un periodista estaba al corriente de ella. La princesa no quiso terminar con la relación pese a todo, y a finales de año ambos aparecieron con aparente normalidad en la cena que ofrecía el rey de Suecia a los ganadores del Premio Nobel.

Magdalena, junto a su marido y su hija, la princesa Leonor. (Getty)
Magdalena, junto a su marido y su hija, la princesa Leonor. (Getty)

Según este diario, la entrevista de la jugadora de balonmano "fue solo el último clavo en el ataúd para la relación entre ambos. Una cosa es que fuera ella solo la engañada. Pero que todo el país lo supiera, fue demasiado. Tenía que actuar".

Finalmente, su escapada a Estados Unidos terminaría cambiándole la vida porque fue allí donde conoció al que sería su marido, con el que se casó en 2013. Bergström, por su parte, también ha rehecho su vida y contrajo matrimonio ese mismo año con Stephanie af Klercker, curiosamente una amiga de la que fuera su prometida.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios