Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

Última hora: Harry, Guillermo y Carlos se van por separado tras la reunión en Sandringham

Tal y como se había previsto, la reunión de la reina Isabel con el príncipe de Gales y sus dos nietos ha terminado poco antes de las seis de la tarde

Foto: La reina Isabel con sus nietos Guillermo y Harry. (Reuters)
La reina Isabel con sus nietos Guillermo y Harry. (Reuters)

La Long Library de Sandringham ha acogido a primera hora de la tarde la reunión de la reina Isabel con Harry, en la que también han estado presentes los príncipes Carlos y Guillermo, después de que los duques de Sussex anunciaran vía Instagram su decisión de alejarse de la familia real y de empezar un nuevo camino. Un comunicado que se publicó de forma unilateral y que no contaba con el apoyo de la reina. Sí es cierto que la soberana era conocedora de los deseos de su nieto, pero esperaba que todo se arreglase de forma privada.

Sin embargo, no ha sido posible. Tras la bomba que supuso el comunicado de los Sussex, llegó la noticia de que la reina se sentía decepcionada y Carlos y Guillermo, furiosos. Esta reunión, que ha empezado a las 15:00 horas (hora española), debe servir para acercar posturas. Tal como informan los medios británicos, el príncipe Harry ha llegado a Sandringham a las 12:40 de la mañana. Allí ya se encontraban Isabel II, quien lleva en palacio desde antes de Navidad, y el príncipe de Gales, recién llegado de Omán, a donde viajó para dar el pésame por la muerte del sultán.

Periodistas en Sandringham. (Reuters)
Periodistas en Sandringham. (Reuters)

Fue este domingo por la tarde cuando Guillermo dejó Londres y se instaló en Anmer Hall, la casa que la reina les regaló a Kate y a él con motivo de su boda y que se encuentra a poca distancia de Sandringham. Ha sido el duque de Cambridge el último en llegar, accediendo por una puerta lateral sobre las 14:45 (hora española).

La anécdota de la jornada ha estado protagonizada por un espontáneo que ha aprovechado la presencia de numerosos periodistas y, megáfono en mano y subido en el techo de un todoterreno, ha aprovechado para cargar contra la prensa, pidiendo que dejaran en paz al "pobre Harry".

La reunión ha terminado poco antes de las seis de la tarde, tal y como se había previsto, con tiempo suficiente para que la reina Isabel disfrurara de su hora del té, una costumbre sagrada y que ni en un día tan importante para la monarquía ha querido saltarse. Tras el encuentro, del que de momento no se sabe ninguna conclusión, se ha visto tanto a Harry como a Guillermo y el príncipe Carlos abandonando Sandringham por separado.

Despliegue mediático en Sandringham. (Reuters)
Despliegue mediático en Sandringham. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios