La relación de Archewell, la fundación de Meghan Markle y Harry, con un paraíso fiscal
  1. Casas Reales
MANIOBRAS FINANCIERAS

La relación de Archewell, la fundación de Meghan Markle y Harry, con un paraíso fiscal

Han sido varias publicaciones alemanas las que han dado la voz de alarma sobre los trucos que la pareja podría haber realizado para evitar pagar muchos miles de dólares en impuestos

placeholder Foto: Los duques de Sussex, en uno de sus últimos compromisos oficiales. (Reuters)
Los duques de Sussex, en uno de sus últimos compromisos oficiales. (Reuters)

A principios de abril, conocíamos por fin el nombre de la fundación bajo la que Meghan Markle y el príncipe Harry trabajarán. Archewell sustituye así a Sussex Royal, un nombre que dejaban de utilizar el 31 de marzo, coincidiendo con su salida de la Casa Real británica, ya que prescindir del término 'real' para sus negocios era una de las condiciones impuestas por la reina Isabel II.

Y lo cierto es que desde que se supiera que iban a seguir trabajando a través de una fundación, la sospecha de que la intención era ahorrarse impuestos sobrevolaba cada una de las noticias que teníamos sobre la futura entidad. Aunque no sea el fin principal que tienen muchas celebridades a la hora de crear una fundación, lo cierto es que hay ciertos beneficios económicos. Por ejemplo, en nuestro país las fundaciones tienen ventajas fiscales, fundamentalmente en el pago del impuesto de sociedades.

Ahora, han sido algunos medios alemanes los que han hablado alto y claro de los trucos que la pareja ha utilizado para ahorrarse impuestos a través de un paraíso fiscal de Estados Unidos. Aunque es una maniobra legal y por la que optan numerosas empresas, y muy conocidas, no deja de ser una estrategia más que cuestionable, especialmente en el caso de la pareja, que repite una y otra vez su preocupación por los demás. Y los impuestos, al fin y al cabo, no deja de ser una forma de contribuir a la buena marcha de un país.

placeholder Los duques de Sussex, con una camiseta con el nombre de Archie, que tiene mucho en común con el que han elegido para su fundación. (Reuters)
Los duques de Sussex, con una camiseta con el nombre de Archie, que tiene mucho en común con el que han elegido para su fundación. (Reuters)

Se lo explicamos. Al parecer, la sede de Archewell es el 1209 de North Orange Street, en Wilmington, Delaware. Un edificio anodino y que no llamaría la atención en absoluto de no saberse que es el mismo lugar donde están registradas más de 200.000 compañías. Y es solo una parte de las que están registradas en esta ciudad de apenas 70.000 habitantes, en la que tienen su dirección fiscal más de un millón de empresas. El motivo de esta desproporción es sencillo. A diferencia de otros estados, en Delaware solo se paga una tarifa de poco más de 20 dólares por año y si las ganancias que se obtienen tienen que ver con el propósito de la caridad, no hay impuestos, además de que no es necesario publicar informes de responsabilidad.

Una opción que es fácil y, como decíamos, legal. De hecho, son muchas las compañías que tienen su sede en el mismo lugar que han elegido Harry y Meghan para registrar su fundación, asesorados por el despacho de abogados Cobblestone Lane, de Los Ángeles, el bufete que registraba la firma de Archewell en la Unidad de Patentes y Marcas Registradas de Estados Unidos el pasado 3 de marzo. Entre las empresas destacadas con una casilla postal en este lugar se incluyen Google, American Airlines, Apple, Coca-Cola o Kentucky Fried Chicken, además de algunas que pertenecen al mismísimo Donald Trump o Hillary Clinton. Tal es la diferencia de impuestos que se calcula que solo en los últimos años han dejado de recaudarse unos 9.000 millones de dólares.

placeholder Los duques de Sussex, en uno de sus últimos compromisos oficiales. (EFE)
Los duques de Sussex, en uno de sus últimos compromisos oficiales. (EFE)

Ya en enero, algunos periódicos británicos, como el 'Telegraph' -que casualmente no se encuentra dentro de los cuatro vetados este domingo por la pareja-, anunciaban el sospechoso movimiento financiero que había realizado la propia Meghan Markle. Frim Franc, la compañía a través de la que se gestionaba su blog, The Tig, y sus ingresos publicitarios y artísticos, era transferida desde California hasta Delaware. Un movimiento que se realizaba, además, justo el 31 de diciembre de 2019. Hacerlo un día más tarde hubiera significado tener que pagar algunos impuestos de 2020 en California, con la correspondiente reducción de ganancias.

Así que ya ven, no hay duda de que los duques de Sussex están más que bien asesorados para conseguir su propósito de ser económicamente independientes, el gran objetivo que expresaron cuando anunciaron su salida de la Casa Real, que va a resultar -fundación mediante- mucho más beneficiosa que seguir perteneciendo a Buckingham.

placeholder Los duques de Sussex, en su primera aparición pública tras su retiro de seis semanas. (Reuters)
Los duques de Sussex, en su primera aparición pública tras su retiro de seis semanas. (Reuters)

Meghan Markle Príncipe Harry
El redactor recomienda