Hablamos con Emily Maitlis, la persona que entrevistó (y noqueó) al príncipe Andrés
  1. Casas Reales
UN AÑO DE LA ENTREVISTA QUE LO CAMBIÓ TODO

Hablamos con Emily Maitlis, la persona que entrevistó (y noqueó) al príncipe Andrés

Emily fue la periodista que se sentó a un metro de distancia del hijo de Isabel II, le miró a los ojos y le realizó las preguntas tras las que el príncipe tuvo que abandonar sus funciones

placeholder Foto: Emily Maitlis. (Cortesía)
Emily Maitlis. (Cortesía)

Hace un año, tal día como hoy, el príncipe Andrés tomó una drástica decisión sin precedentes. Se jugó todas sus cartas con un órdago desesperado.

Acorralado y sin saber cómo levantar su pisoteada imagen tras el escándalo de su amistad con el magnate Jeffrey Epstein y tras las acusaciones de abuso sexual que algunas víctimas lanzaron al hijo de Isabel II, decidió conceder una entrevista de televisión para hablar del tema más incómodo de su vida.

Foto: El príncipe Andrés, en una imagen de archivo. (EFE)

Aquella noche, todo Reino Unido se mantuvo expectante ante las pantallas de televisión. No se recordaba una entrevista tan polémica desde la famosa que concedió Lady Di en 1995, aquella en la que pronunció su célebre frase: “En mi matrimonio éramos tres”.

placeholder Uno de los momentos de la entrevista que el príncipe Andrés concedió a la BBC. (BBC News)
Uno de los momentos de la entrevista que el príncipe Andrés concedió a la BBC. (BBC News)

Una mujer llamada Emily Maitlis fue la periodista encargada de sentarse hace un año frente al príncipe Andrés y conducir aquella difícil entrevista emitida por la BBC.

Emily Maitlis cuenta con una dilatada trayectoria profesional. Durante seis años trabajó como reportera y presentadora en la televisión de Hong Kong. También fue corresponsal de Sky News, en el Reino Unido, y luego en BBC London News. En esta cadena ha desarrollado una extensa carrera como presentadora y analista política. En la actualidad es uno de los presentadores principales en el programa de la BBC, 'Newsnight'.

En febrero de 2020, su entrevista con el príncipe Andrés, cuyas consecuencias obligaron a que este renunciara a sus funciones reales, ganó el premio Entrevista del Año y Primicia del Año en los premios de periodismo televisivo RTS (Royal Television Society) 2020.

placeholder Emily Maitlis. (BBC)
Emily Maitlis. (BBC)

En Vanitatis hemos podido hablar con Emily, la mujer que se sentó a un metro de distancia del príncipe Andrés, la mujer que le miró a los ojos y le realizó las preguntas que nadie jamás habría pensado que el hermano del príncipe Carlos de Inglaterra contestaría.

Así vivió esta gran periodista la entrevista a un miembro de la realeza más comentada en los últimos meses:

PREGUNTA: ¿Cuánto tiempo llevó gestionar la entrevista al príncipe Andrés? ¿Cuándo comenzaron las negociaciones?

RESPUESTA: Una entrevista como esa no surge de la noche a la mañana. Requirió mucho tiempo de trabajo, tal vez 18 meses o más. Tuvimos muchas conversaciones y varias reuniones. Fuimos muy lentamente, averiguando si era algo que podíamos hacer funcionar. Tuvimos varias reuniones y finalmente se acordó. Al final obtuvimos la firma un martes y la entrevista tuvo lugar el jueves, por lo que el giro fue bastante rápido, pero solo después de un comienzo que requirió de mucha paciencia.

P: ¿Pensabas que era la oportunidad de oro para que el príncipe pudiera limpiar su imagen o era un riesgo difícil de superar? ¿Era una muerte anunciada?

R: No creo que lo analizáramos pensando ni en una cosa ni en la otra. Nosotros queríamos asegurarnos de que, si él decidía hacer la entrevista, la hiciera conmigo y 'Newsnight'. Nunca podríamos haberle obligado a hacer algo que no quisiera hacer. Nuestro trabajo consistía simplemente en ofrecer la plataforma adecuada, la entrevista adecuada, un tiempo de desarrollo. Pensamos que podríamos proporcionar eso y darle el espacio y amplitud para hablar de toda la historia de una forma mucho más completa que la que proporciona un simple titular.

P: ¿Qué supuso para ti entrevistar al hijo de la reina en su peor momento?

R: Tuve que respirar profundamente varias veces. No todos los días entrevistas a un príncipe, por supuesto, así que fue muy estresante. También sabía que solo tenía una oportunidad. No hay marcha atrás. No puedes volver a aparecer en palacio si olvidas hacer una pregunta o si se usa el tono equivocado. Dicho esto, una vez que la cámara se encendió y comenzamos a grabar, se convirtió en la entrevista que sabes que tienes que hacer como periodista: la necesidad de obtener claridad o de presionar para obtener una aclaración si no la oyes, la necesidad de que las cosas se expliquen secuencialmente, de que las respuestas queden grabadas... En ese sentido, en realidad fue una entrevista como cualquier otra. Es con lo que cuento después de veinte años aprendiéndolo a hacer.

placeholder Emily Maitlis. (BBC)
Emily Maitlis. (BBC)

P: ¿En algún momento de la entrevista improvisaste o todas las preguntas estuvieron pactadas?

R: No puedes seguir un guion en una entrevista porque eso significa que no estás escuchando las respuestas. Sí teníamos áreas muy definidas en el cuestionario. Era de vital importancia marcharme con respuestas claras a preguntas específicas. Yo tenía notas en mi rodilla con nombres, fechas y lugares. No quieres equivocarte porque eso rompe la concentración y confunde al espectador, pero, aparte de eso, el flujo de la entrevista tenía que funcionar con naturalidad. Fue una conversación.

P: ¿Recibistéis mucha presión por parte de la Casa Real?

R: No recibimos ninguna presión por parte de la Casa Real. Sabíamos que había sido aprobado por la más alta autoridad y lo cierto es que fueron increíblemente respetuosos con la libertad de prensa. Estuvimos en contacto durante todo el proceso y hablé con Palacio de nuevo después de la entrevista para asegurarme de que estaban satisfechos. Nos dijeron que había sido una entrevista muy justa.

P: ¿Qué esperabas del príncipe Andrés y qué recibiste?

R: No esperaba que el príncipe Andrés estuviera tan dispuesto a participar en los temas difíciles. Lo estuvo y se mostró feliz de poder afrontarlos. Eso me sorprendió y en cierto modo me impresionó. No esquivó nada. No intentó darle la vuelta a la situación o hacerme sentir mal por formular las preguntas.

placeholder Emily Maitlis. (Fotografía de Paul Musso)
Emily Maitlis. (Fotografía de Paul Musso)

P: ¿Cómo definirías al príncipe Andrés durante la entrevista: frío, sincero, nervioso...?

R: No creo que estuviera nervioso. Previamente hablaba bastante, ayudándonos a encontrar el lugar correcto para el cable del micrófono, etcétera. Y luego se mostró incluso más hablador aún. Hicimos un minirrecorrido por el palacio para hacer nuestros tiros de cámara y señaló las estatuas a lo largo de los grandes pasillos y dónde estaban las dependencias de la Reina. Contó anécdotas y fue increíblemente extrovertido. Creo que, si no recuerdo mal, finalmente nos apartamos porque necesitábamos regresar a la base con las cintas.

P: ¿Algún momento en concreto de la entrevista que se te haya quedado grabado en la memoria? ¿Algún momento que te impresionara especialmente?

R: Fueron tantos momentos... Recuerdo haberle preguntado por una 'shooting party', reunión de caza (a la que Jeffrey Epstein fue invitado por el príncipe), y me interrumpió con un "no, fue un simple fin de semana de caza" ('shooting weekend'), que me hizo reír. (El príncipe matiza la expresión inglesa que incluye la palabra 'party' para aclarar que no hubo ninguna fiesta). Sabía lo que quería decir, pero supongo que aun así sonaba bastante extraño para el público en general.

Fue muy explícito sobre el Pizza Express de Woking (lugar donde el príncipe aseguró haber estado cuando supuestamente Virginia Roberts, una de las víctimas, estaba sufriendo abusos, según la acusación de la joven), otro momento memorable, porque sonaba muy incongruente. Realmente no podía imaginarlo. Así que, ese fue otro momento clave. Y creo que el otro momento fue cuando calificó el comportamiento de Epstein de "impropio". Era una palabra tan extraña y gentil para describir un comportamiento tan horrible... No pude evitarlo, lo interrumpí para que me aclarara por qué calificaba de "impropio" a un delincuente sexual.

P: Se ha mencionado que la idea de que el príncipe realizara la entrevista procedió de Sarah Ferguson y su hija Beatriz y que la reina se oponía a esta idea. ¿Qué hay de cierto en esto?

R: Para ser sincera, no sabemos de dónde le surgió la idea de la entrevista. Estoy segura de que lo habló con muchas personas cercanas a él y en las que confiaba, pero no sabemos cómo se originó la idea.

placeholder El príncipe Andrés, en una imagen reciente. (Getty)
El príncipe Andrés, en una imagen reciente. (Getty)

P: ¿Esperabas que el resultado para él iba a ser tan desastroso?

R: No, no lo esperaba. Es decir, sabía que la entrevista resultaría extraordinaria porque no es muy frecuente que escuches a un miembro superior de la realeza hablar con tanta franqueza. Pero si me hubieran preguntado si creía que aún hoy la entrevista estaría en las primeras páginas y Ghislaine (pareja de Jeffrey Epstein) se estaría enfrentando a un juicio un año después, no, no habría imaginado nada de eso.

P: ¿Qué pensaste cuando comprobaste que la repercusión había sido tan desfavorable para él?

R: Creo que siempre tienes el deber de cuidar a los que entrevistas, pero también tienes el deber de cuidar a aquellos en cuyo nombre estás solicitando preguntas y tratando de obtener respuestas completas. Es un acto de equilibrio difícil.

P: ¿Crees en la inocencia del príncipe Andrés?

R: No soy juez, y no pretendo que ese sea mi trabajo. Intentamos hacer una entrevista que ayudara a aquellos que tienen preguntas que se remontan a décadas atrás a obtener algunas respuestas claras. Espero que lo hayamos hecho. Y espero que la justicia se haya podido servir de ello. Pero ciertamente no me corresponde a mí suponer su culpabilidad o inocencia. Eso no nos corresponde a nosotros.

Príncipe Andrés Isabel II
El redactor recomienda