Todas las veces que Charlène o Rania optaron por un look 'rockero' con chaquetas biker
  1. Casas Reales
UN IDILIO PERFECTO

Todas las veces que Charlène o Rania optaron por un look 'rockero' con chaquetas biker

Aunque pueda parecer ciencia ficción, lo cierto es que existen ocasiones en las que las royals se enfundaron una chaqueta de cuero

Foto: Rania de Jordania, en París. (EFE)
Rania de Jordania, en París. (EFE)

Como los pantalones vaqueros, las chaquetas biker son una prenda que forma parte del vestidor de casi cualquier ciudadano de a pie, y también del de las royals. En alguna que otra ocasión, hemos podido ver cómo Rania, Charlène o la mismísima Letizia las han incluido en sus estilismos.

Se trata de un elemento que potencia el lado más rockero de cualquier look, teniendo en cuenta que es un símbolo de este género musical y una pieza fundamental en la moda basada en el cuero que tanto caracteriza a este estilo. A día de hoy, se desliga un poco de esta faceta y la encontramos en todos los colores y formas.

placeholder Charlène y Alberto de Mónaco, en el Tour de Francia. (Getty)
Charlène y Alberto de Mónaco, en el Tour de Francia. (Getty)

Es por eso que los estilistas no tienen reparos en aconsejar a las diferentes mujeres de la realeza sobre usar chaquetas de cuero de vez en cuando. Bien es cierto que, normalmente, forman parte de outfits más informales, pero de tanto en tanto las royals tienen oportunidad de lucirlas y lo hacen genialmente.

De esta manera, la mujer del príncipe Alberto ha llevado varias chaquetas biker. Destaca el conjunto que se puso para amadrinar la primera etapa de la 107 edición del Tour de Francia que tuvo lugar en Niza el pasado agosto. Un estilismo rockero compuesto por una cazadora de piel amarilla, a juego con los colores de la vuelta ciclista.

placeholder Alberto de Mónaco y su familia, en la inauguración del lujoso barrio One Monte-Carlo. (Reuters)
Alberto de Mónaco y su familia, en la inauguración del lujoso barrio One Monte-Carlo. (Reuters)

También se decantó por esta prenda para dar comienzo a la carrera 24 horas de Le Mans, pero en su versión más clásica: en color negro. En este caso, completó el look con unos sencillos pantalones ajustados negros y una camiseta blanca básica.

Es más que evidente que Charlène de Mónaco tiene cierta predilección por las chaquetas de cuero, pues también se las ha puesto a sus hijos, los pequeños Jacques y Gabriella, en alguna de sus apariciones públicas. Como auténticas estrellas, desfilaron con sus mini-cazadoras en la inauguración del One Monte-Carlo.

placeholder Brigitte y Emmanuel Macron, junto a Abdalá II y Rania de Jordania. (EFE)
Brigitte y Emmanuel Macron, junto a Abdalá II y Rania de Jordania. (EFE)

Otra royal que decidió optar por la chupa en color negro, pero en una versión más sofisticada fue Rania de Jordania; lo hizo durante la visita que protagonizó con su marido, el rey Abdalá II, a la capital francesa. Su estilismo fue comentado y aplaudido a partes iguales por lo bien que encajaban todas sus piezas.

No sucedía lo mismo, sin embargo, meses antes cuando asistía a la Galería de Bellas Artes de Jordania con una chaqueta del diseñador libanés Hussein Bazaza. Una reinterpretación de la clásica cazadora en piel negra a la que le incorporó una peculiar solapa interior a contraste en color teja que no terminaba de entenderse.

placeholder La reina Letizia, en el Festival de Cine de Valladolid. (Limited Pictures)
La reina Letizia, en el Festival de Cine de Valladolid. (Limited Pictures)

Por último, en esta selección no queremos dejar de mencionar a la reina Letizia, que, aunque en contadas ocasiones, ha llegado a llevar chaquetas biker para compromisos oficiales y distintas apariciones públicas. Una de las primeras veces, en su visita al rey Juan Carlos en la clínica La Milagrosa, cuando todavía era princesa, donde hizo gala de un estilismo con pantalones vaqueros ligeramente acampanados y cazadora de cuero marrón.

Posteriormente, se dejó ver con chaqueta de cuero negra en la localidad asturiana de Teverga, donde mezcló con traje sastre y camisa blanca. Y el estilismo formado por esta prenda más sonado: el que llevó en el Festival de Cine de Valladolid hace tres años, con una cazadora cuyo precio original rondaba los 1.400 euros y que firmaba Emporio Armani.

El redactor recomienda