Unas fotos de Alexia de Holanda desatan la polémica en su país: "Vivimos en Corea del Norte"
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL HOLANDESA

Unas fotos de Alexia de Holanda desatan la polémica en su país: "Vivimos en Corea del Norte"

Durante la celebración de la Queer Week del UWC Atlantic College, Alexia posó con poca ropa para unas fotos que han terminado en las redes y en un medio holandés

Foto: La princesa Alexia de Holanda. (EFE)
La princesa Alexia de Holanda. (EFE)

Mucho se está hablando en redes sociales de la semana Queer que celebró el UWC Atlantic College, el internado galés en el que estudia la princesa Leonor. La intención del centro es dar visibilidad a los jóvenes que se sienten identificados con el colectivo LGTBIQ+, que según una encuesta realizada a sus alumnos supone el 32%, mientras que el 12% afirma tener dudas sobre su realidad. La celebración de la Queer Week incluyó algunos actos, como un desfile en ropa interior y otras iniciativas, y en esas celebraciones también estaba la princesa Alexia de Holanda, compañera de estudios de la Princesa de Asturias.

La hija mediana de Guillermo y Máxima participó activamente en esa fiesta junto a sus compañeros, e incluso posó con amigos con poca ropa, unas imágenes que acabaron colgadas en Instagram y que no han dudado en publicar en el medio holandés 'Ditjes en Datjes', a los que no les ha importado que Alexia sea menor de edad, ni han temido al Gobierno holandés, muy duro siempre con las fotos no pactadas de la familia real. Si bien, y según cuenta el especialista en la familia real holandesa Rick Evers, en esta ocasión el RVD poco puede hacer contra estas imágenes, ya que Alexia es conocedora de su existencia y estaban de forma pública en una red social.

placeholder Alexia de Holanda.
Alexia de Holanda.

"Se trata de una niña menor de edad que no ha elegido su puesto ni la atención que conlleva. Afortunadamente, a la propia princesa Alexia generalmente no le importa que se filtren esas imágenes", asegura Evers. No así a sus padres, quien hace más de dos décadas decidieron hacer un pacto con los medios para poder llevar una vida lo más normal posible. Ese pacto garantiza que no aparezcan imágenes no deseadas de los Orange, y si se incumple puede acarrear penas judiciales, como ocurrió en 2014 con la revista 'Nieuwe Revu', que tuvo que pagar 1.000 euros por publicar dos fotos de Amalia jugando al hockey.

Sin embargo, parece que hay un vacío legal con esas imágenes para las que la propia Alexia posa y se suben a las redes. “Habría sido muy diferente si la imagen hubiera sido tomada por un fotógrafo de la prensa sensacionalista, por ejemplo. Pero ahora las imágenes ya están en la red. No es agradable por parte de 'Ditjes en Datjes' -por el hecho de que es una menor-, pero no creo que realmente haya sanciones. Es posible que puedan enviar un correo electrónico desde el Servicio de Información del Gobierno para que quiten el artículo, pero nada más".

Ante el revuelo causado por las imágenes de Alexia, los holandeses han vuelto a mostrar su descontento en las redes con ese pacto de medios que existe en Holanda, ya que algunos lo consideran censura. El periodista y escritor Hans Jacobs ha escrito en su cuenta de Twitter: "Vivimos en Corea del Norte. Entre otras cosas no se permiten artículos o fotos en línea cuyo contenido no haya sido verificado primero por el Servicio de Información del Gobierno... No hay mayor tontería".

placeholder Los reyes de Holanda, con sus tres hijas. (EFE)
Los reyes de Holanda, con sus tres hijas. (EFE)

Lo cierto es que no es la primera vez que imágenes o vídeos de Alexia circulan por los medios y foros. Según Rick Evers, "los reyes alientan a sus hijas a proteger sus propios canales de redes sociales y les piden a sus compañeros y amigos que hagan lo mismo, aunque como tantas chicas de esa edad, experimentan cosas que les gusta compartir con el mundo exterior". Y así lo hacen. Sin embargo, Evers cree que, tras la publicación de las imágenes, Alexia recibirá una llamada de sus padres desde Huis ten Bosch para recordarle lo importante que es la privacidad en su puesto.

Alexia de Holanda
El redactor recomienda