"La reina Silvia, conmocionada": así relata un medio sueco el incidente de Letizia en el país
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

"La reina Silvia, conmocionada": así relata un medio sueco el incidente de Letizia en el país

Lo que en España no pasó de ser una anécdota parece haber causado mucho más revuelo en Suecia. Así es como lo han contado

Foto: Las reinas Letizia y Silvia. (EFE/Juanjo Martín)
Las reinas Letizia y Silvia. (EFE/Juanjo Martín)

Cuando hemos leído el titular de la revista sueca 'Svensk Dam', especializada en realeza, nos hemos quedado con la boca abierta, la verdad. Da a entender que algo muy grave sucedió durante el viaje de Estado de los Reyes y no nos hemos enterado. Al menos eso era lo que parecía porque el encabezamiento de la noticia era claro: “Pánico durante la visita de Estado: la reina Silvia conmocionada”. Pese a nuestros peores pronósticos, un terremoto, un polizón que se ha colado en la recepción real, una discusión del servicio, un canapé en mal estado, la realidad de lo que se cuenta nada tiene que ver con esto.

Se trata de la manera en la que este medio sueco ha relatado el incidente del bolso de Letizia durante su último acto público en el país que, según su crónica, estuvo a punto de provocar una crisis en la reina Silvia. Pongámonos en situación: el pasado 24 de noviembre, Felipe VI y su esposa posaban con los reyes suecos en la embajada española en Estocolmo como colofón a su visita. Letizia, con su sobrio vestido de Cherubina y su cartera de mano de pitón verde de Lidia Faro.

placeholder Los Reyes de España y de Suecia, en la embajada. (EFE/Juanjo Martín)
Los Reyes de España y de Suecia, en la embajada. (EFE/Juanjo Martín)

En un momento dado, mientras los fotógrafos hacen su trabajo inmortalizando la línea de saludos, se le cae el bolso que llevaba en la mano y su contenido acaba rodando por el suelo. La Reina, con toda naturalidad, se da la vuelta y se agacha personalmente a recogerlo mientras dos de sus asistentes corren a ayudarla. Lo más ‘grave’ que ha pasado es que vimos que dentro había un móvil y una barra de labios.

Ahora, atentos a cómo relata 'Svensk Dam' este anecdótico incidente. El autor de la nota empieza diciendo: “Todos coinciden en que la visita fue un éxito. La corte había preparado dos carruajes reales, uno para el rey y Felipe VI, y otro para Silvia y Letizia, que llevaron a las dos parejas durante un kilómetro y medio hasta el Patio Interior del Palacio. Y por la noche, el glamour continuó, con un banquete de gala donde también estaban presentes la princesa heredera Victoria, el príncipe Daniel, el príncipe Carlos Felipe y la princesa Sofía”.

Hasta aquí todo bien, pero de pronto viene el punto dramático de la noticia, con el que consiguen llamar la atención. “Todo estaba planeado y organizado hasta el más mínimo detalle, pero durante unos segundos estalló la conmoción. Sucedió cuando la pareja real se encontraba de visita conjunta a la embajada española”, explican para pasar a contar lo del bolso. Lo que destacan es que la reina Silvia de Suecia se volvió para ver qué estaba pasando, algo normal por otra parte. Luego describen su actitud como “conmocionada” añadiendo una foto suya con gesto serio y con un pie que dice: “Esto no debió pasar”.

Captura del programa 'Ya son las 8' de Telecinco.

El relato de lo que este medio sueco considera algo casi imperdonable termina así: “Tal error no debe ocurrir durante una visita de Estado solemne, donde todo está planeado hasta el más mínimo detalle. Todos los involucrados lo saben. Especialmente la reina Letizia, que ha estado en innumerables recepciones a lo largo de los años. Puedes ver cómo entra en pánico y trata de salvar la situación, sobre todo para que el bolso no desvíe la atención de la fiesta en la embajada española”. Es cierto que algunos expertos en protocolo consideran inadecuado que la esposa de Felipe VI se agachara a recogerlo, en vez de dejar que lo hiciera el personal, pero más allá de ahí...

Foto: La reina Letizia, en su segundo día en Suecia. (Gtres)

Nos van a perdonar los compañeros suecos, pero nosotros vimos a la Reina de lo más tranquila, tratando de que el incidente durara lo menos posible para seguir con la recepción sin perder la sonrisa en ningún momento. Y así fue, en unos segundos ya nadie se acordaba de lo que había pasado. En cuanto a Silvia de Suecia, si bien es cierto que se giró para ver lo que había pasado, no pareció darle más importancia y continuó saludando a los presentes y luego hablando con Letizia con toda normalidad.

Silvia de Suecia Vestidor de Letizia
El redactor recomienda