Es noticia
Menú
Gustav de Dinamarca y Carina, los novios de la boda real (y 'prohibida') del fin de semana
  1. Casas Reales
BODA REAL

Gustav de Dinamarca y Carina, los novios de la boda real (y 'prohibida') del fin de semana

El sobrino de la reina Margarita de Dinamarca y su novia de hace más de dos décadas se darán el 'sí, quiero', por fin, este sábado

Foto: Gustav y Carina, en una imagen de archivo. (Getty)
Gustav y Carina, en una imagen de archivo. (Getty)

Gustav Sayn Wittgenstein Berleburg y Carinna Axelsson son los protagonistas de la boda real de este fin de semana. Hasta ahí todo normal, si no fuera porque su enlace ha costado más de dos décadas e incluso ha sido calificado como 'prohibido' en los círculos royal. Su historia se une a esa lista de grandes historias de amor vividas por príncipes, princesas y reyes y que son dignas del guion de una película.

Por ejemplo, la de Alfonso XII y María de las Mercedes, que fallecía precozmente dejando viudo y desolado al rey, o la de Harald y Sonia de Noruega, quienes tuvieron que luchar contra viento y marea para poder casarse, incluyendo huelgas de hambre y amenazas de suicidio por parte de ella. En la actualidad, la mayoría de royals no tiene problemas a la hora de elegir consorte y su elección puede ser más o menos polémica, pero el amor acaba triunfando. Sin embargo, para este príncipe danés el tema del matrimonio ha estado de lo más condicionado, hasta que por fin ha decidido dar el paso.

placeholder Gustav y Carina Axelsson. (Getty)
Gustav y Carina Axelsson. (Getty)

Gustav Sayn Wittgenstein Berleburg es hijo del fallecido príncipe Richard y la princesa Benedicta de Dinamarca, y por lo tanto sobrino de Margarita II y Ana María de Grecia. Aunque es un gran desconocido para la gran mayoría, Gustav está relacionado familiarmente con todas las casas reales y comparte primos, los Grecia, con Felipe VI. Lleva ya dos décadas saliendo con Carina Axelsson, una mujer estadounidense de origen humilde que se dedica actualmente al mundo de la literatura, tras años trabajando en el mundo del modelaje. A pesar de formar una pareja de lo más estable, el príncipe y Carina no podían dar el paso de casarse por motivos que se remontan a la Segunda Guerra Mundial.

Pero este fin de semana, tal y como confirmaba la Casa Real danesa hace unas semanas, Gustav y Carina se casarán a pesar de las condiciones de su abuelo paterno sobre la herencia de la casa Sayn Wittgenstein Berleburg. Para entender la historia del príncipe tenemos que remontarnos a Gustav Albrecht, el padre de su padre, quien fue un alto general del ejército alemán y mantenía una estrecha relación con el nazismo. Tanto es así que antes de morir dejó estipulado en su testamento que ninguno de sus herederos podría casarse con una mujer que no fuera noble y de raza aria so pena de perder su título, la jefatura de la casa Sayn Wittgenstein Berleburg y el castillo que poseen.

El primogénito de Gustav Albrecht, Richard, quien fallecía en 2017, cumplió a rajatabla con estas normas al contraer matrimonio con una de las princesas más cotizadas de Europa: Benedicta de Dinamarca, que compartió aquel conocido crucero organizado por Federica de Grecia, la madre de la reina Sofía. Sin embargo, su nieto Gustav se enamoró de una mujer que no tiene ninguna de estas características, Carina no es aria ni de la nobleza. Por ello, durante años han vivido juntos pero sin darse el 'sí, quiero'. Sobre ello hablaba la propia Carina en 2016: "Me da igual no estar casada con Gustav. Él es el hombre de mi vida y con quien quiero estar".

placeholder .Gustav Berleburg y Carina Axelsson, en una imagen de archivo. (Getty)
.Gustav Berleburg y Carina Axelsson, en una imagen de archivo. (Getty)

Nadie de los Sayn Wittgenstein Berleburg apoyaba esa ley obsoleta, y toda la familia se volcó con Gustav cuando decidió llevar el asunto a los tribunales para que la Corte Suprema alemana tomara cartas en el asunto. No ha sido ese el único problema dinástico al que se ha enfrentado Gustav. Tras la muerte de su padre en febrero 2017, al príncipe le surgió un nuevo problema. Su tío Ludwig-Ferdinand reclamó la herencia, asegurando que él era el legítimo heredero. El caso ha estado tres años en la justicia, y aunque el Tribunal de Berleburg le dio la razón a Gustav, el otro recurrió. No fue hasta el verano de 2020 cuando el Tribunal de Apelación de Renania del Norte-Westfalia lo confirmaba como heredero absoluto y, además, rescindía el testamento de su abuelo.

Ahora, dos décadas después, Gustav dará el paso de casarse con Carina. La boda es este 4 de junio y, aunque será íntima, se espera que acudan los príncipes Federico y Mary de Dinamarca, con quienes mantienen una muy estrecha relación.

Gustav Sayn Wittgenstein Berleburg y Carinna Axelsson son los protagonistas de la boda real de este fin de semana. Hasta ahí todo normal, si no fuera porque su enlace ha costado más de dos décadas e incluso ha sido calificado como 'prohibido' en los círculos royal. Su historia se une a esa lista de grandes historias de amor vividas por príncipes, princesas y reyes y que son dignas del guion de una película.

Familia Real de Dinamarca
El redactor recomienda