Logo El Confidencial
CULTURA

Museos, gastronomía y amigos: Woody Allen se 'esconde' en España tras el escándalo

El cineasta empieza a rodar el 10 de julio en San Sebastián. Está aprovechando su gira musical para visitar los mejores y más clásicos restaurantes de su ruta española

Foto: Woody Allen, en una imagen reciente. (Getty)
Woody Allen, en una imagen reciente. (Getty)

No se está privando de nada. Tapeo, buenos vinos, mejores carnes y pescados. Woody Allen está de gira por España con su grupo Teh Eddy Davis New Orleans Jazz Band y ha aprovechado para volver a probar la gastronomía patria. Parece que el cineasta ha encontrado en nuestro país un refugio amable tras los escándalos que le han perseguido en Estados Unidos y que han llegado hasta a bloquearle en Amazon.

LEER MÁS. Woody Allen se defiende: "Nunca abusé de mi hija"

Pendiente de empezar el rodaje de su nueva película en San Sebastián, donde se instalará a partir del 10 de julio, Allen ha estado en varias capitales españolas para actuar y probar los mejores restaurantes. Buena mesa, sin pretensiones, el director es fan de la comida de mercado, de la que está dando cuenta estos días.

El 16 de junio fue su primer concierto en Bilbao, ciudad que visitó a fondo y hasta tuvo tiempo de ir al Museo Guggenheim. Lo contaba el 'Diario Vasco': el neoyorquino comió en uno de sus mejores restaurantes, el Mina del muelle Marzana, y al terminar se fue andando hasta la calle Bailén y de allí hasta Ripa para seguir con Uribitarte, entrar en el Guggenheim e irse a descansar al hotel Meliá, todo antes del concierto.

Menú de 14 platos

Siempre acompañado por su mujer, Soon-Yi, Allen pasó unas cuantas horas en el restaurante Mina, donde probó el menú de 14 platos, y también picó de una ensalada de ventresca de atún y de un plato de mollejas de cordero. Terminó con una tarta de queso con frutos rojos y un té de frutos rojos. Mientras, su mujer optó por platos vegetarianos, como hongos con pilpil, zanahorias, curry, zumo de naranja, caldo de verduras y hojas de sarmiento. También pidió láminas de espárrago de Arcentales, con limón y zumo de lima; verduras y almendra amarga. El cineasta bebió txakoli: “Si tuviera 50 años, os vaciaba la bodega”, dijo, según el citado periódico.

En Barcelona actuó el martes 18 en el Festival Jardines de Pedralbes. Sus visitas a Barcelona son numerosas y siempre se aloja en el mismo hotel, el Palace, donde su suite cuesta unos 5.000 euros la noche. Hombre de costumbres, en la capital catalana tiene ya amigos desde que rodara 'Vicky Cristina Barcelona' y con ellos suele ir a cenar a Ca L’Isidre, un clásico.

Amigos desde 2008

Lo cuentan desde el mismo local: “Desde que en 2008 rodó 'Vicky Cristina Barcelona', Woody Allen y su mujer, Soon Yi, no solo se hicieron fieles a Ca l’Isidre, sino también grandes amigos. Amantes de lo auténtico, sin pretensiones, esta entrañable pareja es intensamente feliz comiendo en nuestra casa. Y nosotros intensamente felices de tenerlos aquí”.

Allen se mostró, como en Bilbao, amable y dispuesto a dejarse hacer fotos con sus fans e incluso a mantener interesantes conversaciones. Atendió a quien se le acercaba sin reparos. Uri Bueno, responsable de The Wild Bunch, un local privado de la zona alta en el que se organizan fiestas y celebraciones, siempre con toques gastronómicos y culturas, intercambió algunas palabras con su director fetiche y lo contaba en Instagram.

Estos días actúa también en las Noches del Botánico, en Madrid. Y sabemos que no se privará de nada en la capital, donde la oferta gastronómica volvería loco a cualquier amante de la buena mesa. Tras esta última actuación en España, Allen se instala en Donosti, donde ya han empezado los preparativos de su nueva película. El rodaje, eso sí, lo intercala con actuaciones en otros países europeos. Como en Bruselas el 22 de junio y Ámsterdam el 24.

Celebrities
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios