El hijo de Liz Hurley, el suicidio de su padre y la batalla por la herencia familiar
  1. Celebrities
una fortuna peligrosa

El hijo de Liz Hurley, el suicidio de su padre y la batalla por la herencia familiar

Cómo el abuelo de Damian Hurley trató de sacarle del testamento y su fallecido padre trató en secreto de evitarlo

Foto:  Damian y Liz Hurley. (Getty)
Damian y Liz Hurley. (Getty)

La actriz Elizabeth Hurley estaba embarazada de tres meses cuando Steve Bing, el que había sido hasta hacía poco su multimillonario novio, aparentemente desheredó al hijo que ambos esperaban.

"Recientemente he sido informado de que ella está embarazada de mi hijo", dejó escrito Bing –que se suicidó el pasado 22 de junio arrojándose del rascacielos en el que residía– en un documento que firmó el 14 de noviembre de 2001. "Declaro que, sea o no mío ese niño, es mi intención que no figure en este testamento, él o cualquier otro hijo del que yo pueda ser el padre, ya sea que esté vivo o que nazca en el futuro", declaraba el empresario estadounidense, que se ganó el apodo de Bing Laden por su cruel comportamiento hacia Hurley.

Bing parecía eliminar así al hijo de la actriz, Damian Hurley, así como a su hermanastra Kira –la hija que Bing descubriría más tarde que había tenido con la jugadora de tenis Lisa Bonder– de toda posibilidad de heredar su fortuna.

Pero, como acaba de revelar el 'Daily Mail', lejos de ser un padre terrible que abandonó a sus hijos, Bing apoyó a Damian y Kira toda su vida a través de un fondo fiduciario y luchó en secreto por el futuro financiero de ambos en los meses anteriores a su muerte.

Una batalla que además fue contra su propio padre, que había acudido a los tribunales para excluir de su testamento a sus nietos ilegítimos, mientras luchaba a la vez contra una depresión que, acuciada por los meses de confinamiento, fue la que derivó en su trágico final.

[Leer más: Se suicida a los 55 años el millonario productor Steve Bing, ex de Liz Hurley]

El testamento de Bing, publicado el mes pasado, arroja luz sobre la enmarañada red financiera que sus hijos deben negociar ahora si quieren heredar parte de su fortuna. Aunque en los documentos se revela que les dejó solo 337.000 dólares –una suma ridícula para un hombre que llegó a poseer 600 millones de dólares–, la mayor parte de ellos en un fideicomiso establecido en 1966, tan solo un año después de su propio nacimiento.

Sin embargo, según revela el diario inglés, Bing gastó prácticamente todo su patrimonio en obras benéficas, inspirado por la campaña de Bill Gates, animando a los millonarios a donar sus riquezas en vida a buenas causas.

 Bill Clinton, junto a Steve Bing. (Getty)
Bill Clinton, junto a Steve Bing. (Getty)

Aunque no se conoce el valor exacto del fideicomiso, es probable que tanto Damian como Kira hereden varios millones de dólares cada uno cuando el padre de Bing muera.

En declaraciones posteriores al suicidio de Bing, Lisa Bonder afirmó que ella y Hurley trabajarían juntas para asegurar el futuro de sus hijos: "Haremos todo lo que esté en nuestra mano y nos aseguraremos de que obtengan lo que sea justo".

La intérprete, por su parte, describió a su antiguo novio como un "hombre dulce y amable", admitiendo que pasaron por algunos "momentos difíciles", pero subrayando también que durante este último año se habían vuelto a acercar y habían hablado por última vez con motivo del 18º cumpleaños de Damian en abril.

Bill Gates Daily Mail
El redactor recomienda