De Kamala Harris a Janet Yellen: las cinco mujeres más poderosas de Estados Unidos en la era Biden
  1. Celebrities
GOBIERNO EEUU

De Kamala Harris a Janet Yellen: las cinco mujeres más poderosas de Estados Unidos en la era Biden

El presidente está cumpliendo su promesa de crear un equipo que cuenta con un peso específico femenino muy competente como apuesta por el cambio

placeholder Foto: La vicepresidenta de EEUU, Kamala Harris, junto a su esposo, Doug Emhoff. (EFE)
La vicepresidenta de EEUU, Kamala Harris, junto a su esposo, Doug Emhoff. (EFE)

Cuando el caso Watergate acabó provocando la dimisión de Richard Nixon, la película se tituló 'Todos los hombres del presidente'. Si Joe Biden se metiera a día de hoy en un escándalo, es probable que, a juzgar por su equipo paritario, muchas de las implicadas fueran del sexo femenino y la adaptación cinematográfica se llamara 'Todas las mujeres del presidente'.

Foto: El romántico beso de los Biden. (Reuters)

A pesar de que el feminismo palideció cuando vio que dos hombres blancos mayores de 70 años eran los candidatos a la Casa Blanca, Biden ha querido que su edad no sea impedimento para montar un equipo más acorde a los tiempos. Y en su página oficial deja bien claro que el 46 presidente de los Estados Unidos "empezará desde el primer día de su Administración predicando con el ejemplo, asegurándose de que sus cargos políticos, incluyendo su gabinete y los funcionarios federales al completo, se parezcan al país al que sirven".

placeholder El presidente de EEUU, Joe Biden, y la vicepresidenta, Kamala Harris. (EFE)
El presidente de EEUU, Joe Biden, y la vicepresidenta, Kamala Harris. (EFE)

Más allá de la inevitable presencia de la primera dama, Jill Biden, el presidente está cumpliendo su promesa con un equipo plagado de mujeres muy competentes que están lideradas, por supuesto, por Kamala Harris, que es inevitablemente la punta del iceberg de una alineación política que apuesta por el cambio. Este es el 'big five' femenino de Biden.

Kamala Harris: la leona domesticada

Cosas del juego político, Kamala Harris sumó popularidad por ganarle una batalla dialéctica al propio Biden durante las primarias demócratas, cuando le recordó que ella, como niña de color en Estados Unidos, era beneficiaria de una política de mestizaje escolar que él obstaculizó. Pero, al contrario que Alexandria Ocasio-Cortez, la leona salvaje del partido demócrata, Kamala supo pasar por el aro de su domador al ver la oportunidad política.

placeholder La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris. (EFE)
La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris. (EFE)

No hay que olvidar que más allá de lo rompedor de su perfil de género y raza (primera vicepresidenta mujer y de color en 231 años de historia), su trayectoria es puramente institucional (fue fiscal general del estado de California) y su 'corpus' político está lejos de ser radical. Así que no era tan difícil, después de todo, hacer las paces con Biden, el candidato de la conciliación. Inaugurar también el concepto de segundo caballero a la Casa Blanca (su marido, Dough Emhoff) ha sido un buen golpe de efecto; y aunque las labores de vicepresidencia dependen de lo que quiera acaparar el presidente, el hecho de que el flamante presidente sea el más veterano de su categoría (78 años) hace pensar en Harris como posible 'regenta' o poder fáctico de esta Administración.

Janet Yellen: la mano que mece la banca

Del vigor de Kamala Harris a la templanza y la veteranía de Janet Yellen. Judía polaca nacida en Brooklyn hace 74 años, conocida por su capacidad para torear tempestades económicas y manejar bien la ambigüedad del lenguaje político, Yellen hace su gran regreso a la política estadounidense después de que Trump la quitara como presidenta de la Reserva Federal (el banco central estadounidense).

placeholder La secretaria del Tesoro de EEUU, Janet Yellen. (Reuters)
La secretaria del Tesoro de EEUU, Janet Yellen. (Reuters)

Ella fue la encargada de subir los tipos de interés después de la crisis de 2008, y ahora ha sido nominada como secretaria del Tesoro. También es la primera mujer en un puesto que inauguró nada menos que Alexander Hamilton. ¿Y quién mejor que alguien con el carrerón de Yellen (también profesora en Harvard en los años 70) para poner firmes las cuentas en un momento en el que la deuda pública está por las nubes? Se encargará de recoger los impuestos y, llegado el caso, ¿mandará imprimir más billetes verdes? Esa será su cuestión. Ese será su poder. Y en Estados Unidos, 'money talks'.

Jen Psaki: el (cuarto) poder de la palabra

Después de la guerra abierta de Donald Trump con los medios, Joe Biden viene en son de paz, y Jennifer (Jen) Psaki es la paloma con la rama de olivo para la prensa. Uno de los rostros relativamente jóvenes de su Administración, con 42 años, asume la Secretaría de Prensa de la Casa Blanca en lo que promete ser un regreso a los comunicados y las ruedas de prensa como plataforma para las primicias, después de cuatro años de desmelene en Twitter por cortesía de Trump.

placeholder La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. (EFE)
La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. (EFE)

No es un puesto poderoso en sí mismo (no es técnicamente miembro del gabinete), pero su grado de exposición la hará entrar en millones de hogares estadounidenses, con su melena pelirroja y su tono sosegado. De momento, ya ha conseguido que el 'New York Times' le dedique un perfil muy halagador, aunque es verdad que, curtida al lado de John Kerry durante la Administración de Obama, esta nativa de Connecticut ha estado, de momento, un poco pelota con la prensa. Habrá que ver cómo se mueve en arenas más movedizas en el futuro.

Avril Haines: intuición femenina en los servicios de inteligencia

Tampoco había habido una mujer al frente del Departamento de Inteligencia Nacional de los Estados Unidos, pero la neoyorquina Avril Haines es la encargada de enmendar este error. Un poco de intuición femenina vendrá bien a este departamento para que dejen de marcarle goles. De hecho, los servicios de inteligencia no ganan para disgustos en los últimos años entre WikiLeaks, las tramas rusas y el descrédito que la propia Administración saliente ha vertido sobre ellos. Haines viene de ser número dos de la CIA y, como las mejores heroínas del cine de espionaje, su trayectoria está llena de múltiples identidades: practicó el judo en Japón, abrió un café-librería en Baltimore y tiene el título de piloto de avión. Al servicio de su presidente.

placeholder Directora del Departamento de Inteligencia Nacional de EEUU, Avril Haines. (EFE)
Directora del Departamento de Inteligencia Nacional de EEUU, Avril Haines. (EFE)

Jennifer Granholm: poder nuclear

¿Se acuerdan de cuando Carla Bruni dijo que lo que quería en un hombre era poder nuclear y que por eso amaba a Nicholas Sarkozy? Pues si algún hombre busca lo mismo en una mujer, que se fije en Jennifer Grandholm, nominada como secretaria de Energía. En una Administración que lo primero que ha hecho ha sido volver a unirse al Acuerdo de París sobre cambio climático y con la ambición de Biden de convertirse en el garante del llamado 'green new deal', esta canadiense que ha sido gobernadora del estado de Míchigan puede convertirse en una de las piezas clave de este mandato. Dará que hablar, quizás, también para mal, porque ya están empezando a investigar su pasado y tiene varios millones de dólares invertidos en empresas energéticas a título personal; así que, ¿será también el comienzo de los trapos sucios y los conflictos de intereses en la presidencia de las buenas intenciones? De todo tiene que haber.

placeholder La secretaria de Energía, Jennifer Granholm. (Reuters)
La secretaria de Energía, Jennifer Granholm. (Reuters)

Menciones especiales

Si Jennifer Granholm no es finalmente elegida por sus polémicas finanzas, este quinto puesto podría estar bastante disputado, pues quedan en la lista de espera Deb Haaland (una india americana que promete respetar las grandes joyas de la naturaleza de Estados Unidos al frente del Departamento de Interior), Gina Raimondo al frente del Departamento de Comercio (con sus ideas neoliberales tiene afilando las cuchillos a Alexandria Ocasio-Cortez) y la veterana afroamericana Marcia Fudge, que se encargará de la Secretaría de Vivienda y Desarrollo Urbanístico. Vayamos aprendiéndonos todos estos nombres por si acaso.

Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda