Logo El Confidencial

Dimisión: para qué quería usar Cifuentes las cremas que han acabado con su carrera

Más allá del placer de lo prohibido, ¿qué buscaba la expresidenta cuando se agenció dos botes de Regenerist de Olay en Eroski en 2011? Probablemente cuidar mejor su rostro

Foto: Cristina Cifuentes, en una imagen de archivo durante la clausura del Día de las Profesiones. (Foto: EFE)
Cristina Cifuentes, en una imagen de archivo durante la clausura del Día de las Profesiones. (Foto: EFE)

Dos frascos de Regenerist Tres Áreas de Cuidados Intensivos de Olay, el famoso bote rojo por el que hubo hasta lista de espera en su lanzamiento en Estados Unidos, han llevado a Cristina Cifuentes a dimitir de su cargo como presidenta de la Comunidad de Madrid. Mientras los memes se multiplican a velocidad de vértigo, la realidad es que las cremas que acabaron en el bolso azul de Cifuentes están formuladas pensando en una piel de más de 35 años que ya ha empezado a sufrir los efectos del paso del tiempo y, sobre todo, de la gravedad. Así que lo más curioso es que esta crema (también una de las más vendidas en España) delata las inquietudes beauty de la política y nos dice muchas cosas de su ritual de belleza.

Para empezar, que está preocupada por las líneas de expresión y por las arrugas, que son dos de los objetivos que combate Regenerist de Olay. Pero también le inquietan la falta de firmeza, la caída de los pómulos y la flacidez de los contornos del rostro. Nos pasa a todas: con la edad las mejillas se diluyen, se desdibuja la línea de la mandíbula y aparecen los carrillos de ardilla a ambos lados de los labios. Las cremas que han supuesto el fin de la carrera política de Cristina Cifuentes sirven, precisamente, para poner un freno cosmético a ese declive.

Regenerist Tres Áreas de Cuidados Intensivos de Olay.
Regenerist Tres Áreas de Cuidados Intensivos de Olay.

Para eso cuenta con ingredientes como la niacinamida, que aumenta la energía de las células de la piel, los antioxidantes, que combaten la oxidación a que está sometida la piel por las agresiones de los rayos UV y la polución, y los péptidos, que estimulan la producción de colágeno y elastina, los pilares sobre los que se sostiene la arquitectura de la cara.

El producto, que acaba de ser reformulado hace un año para incluir nuevos activos antiedad todavía más potentes, se vanagloria de conseguir los mismos resultados que las cremas de lujo. Y parece que su claim publicitario convenció de forma efectiva a la política madrileña, porque prefirió apostar por esta firma mass market para este ‘momento Winona Ryder’ que pasará a la posteridad, en lugar de intentar apropiarse de cremas de otras firmas que cuestan hasta 10 y 12 veces más.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios