Logo El Confidencial

Eliminar las lectinas: te contamos todo sobre la última dieta que promete cuidar tu salud

¿Habías oído hablar de ellas? Se trata de unas proteínas que se encuentran en algunos alimentos y que pueden llegar a inflamar el aparato digestivo. ¿Tenemos que eliminarlas de la dieta?

Foto: La dieta sin lectinas también te promete una vida más saludable y con menos kilos. (Foto: Wildfox)
La dieta sin lectinas también te promete una vida más saludable y con menos kilos. (Foto: Wildfox)

La dieta libre de gluten, la del ayuno intermitente, la de los alimentos crudos, la cada vez más famosa (y polémica) Whole30… Todas prometen la magia de perder kilos o llevar una vida más saludable, como es el caso de la que consiste en suprimir las lectinas. ¿Te suena? ¿No? Pues apunta en tu memoria. Las lectinas son unas proteínas que se encuentran en algunos alimentos. Al parecer, si estos no se ingieren de la forma adecuada, estas glicoproteínas provocan “inflamación en el aparato digestivo e incluso se las hace responsable del aumento de la obesidad en países como Estados Unidos”, explica Elena Pérez Montero, nutricionista del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid. Por eso, algunos expertos recomiendan eliminarlas de la dieta, evitando el consumo de los alimentos ricos en esta sustancia.

En el plato

Estas moléculas se encuentran en el reino vegetal como las legumbres (sobre todo judía roja y habas), granos, tomate, patata, pimientos... y también en el reino animal (cangrejos, caracoles y moluscos y en microorganismos). “Sirven de defensa en las plantas contra microorganismos, insectos y hongos y suelen encontrarse en aquellas partes de la planta que contienen reserva de nutrientes. Son las responsables de intoxicaciones si no se respeta su forma de prepararlas. Pueden producir náuseas, vómitos y, a veces posteriormente, diarrea y molestias abdominales que remiten espontáneamente en pocas horas”, aclara la experta. Lo bueno es que si cocinamos las legumbres se inactivan estas lectinas. También desaparecen, o al menos disminuyen, con otras técnicas como ponerlas a remojo, la germinación o la fermentación.

En investigación

Aunque “desconocemos mucho sobre las lectinas, una buena parte de los trabajos a los que se refieren sus detractores son estudios in vitro o con las sustancias purificadas y no nos dan la información real. Actualmente se está investigando su utilización en diferentes campos, como los cambios morfológicos que se producen en las membranas o su papel como agentes anticancerígenos por su capacidad in vivo e in vitro de disminuir el crecimiento de células tumorales”, subraya la nutricionista.

Para esta experta, estas dietas lo que consiguen es "desinformar y asustar a las personas que al final creen que deben eliminar alimentos saludables como las legumbres o el tomate, cuando son alimentos con probados estudios que demuestran que con su consumo se mejora el índice de masa corporal, se disminuye la circunferencia de cintura y se previenen las enfermedades cardiovasculares". "Cuando se diagnostica un problema con un alimento y necesariamente se debe suprimir su consumo, lo correcto es “ajustar su alimentación para que su dieta diaria siga teniendo sus necesidades cubiertas", añade.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios