Logo El Confidencial

¿Operación bikini a la vista? Si no sabes qué dieta elegir, haz lo que todas tienen en común

¿Flexitariana, mediterránea, volumétrica...? Hay cosas que aparecen en todas ellas. Beber agua, hacer ejercicio, comer sano y demás. Parece tan básico y es tan eficaz... Ponte a ello

Foto: Averigua lo que las mejores dietas para adelgazar tienen en común. (Foto: Wildfox)
Averigua lo que las mejores dietas para adelgazar tienen en común. (Foto: Wildfox)

¿A punto de iniciar la operación bikini? Entonces toca elegir entre las mil y una dietas que existen. Mediterránea, flexitariana, Scarsdale, volumétrica, la de los puntos… Independientemente de por cuál te decantes, existen algunas pautas y hábitos que sí o sí vas a tener que adoptar para lograr tu objetivo. Estos son los que encontrarás en las dietas más sanas.

1. Ingesta de frutas y verduras

La gran mayoría de las dietas las incluyen por ser bajas en calorías y grasas y altas en fibras. Fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes, su ingesta además sacia el apetito. “En general aportan pocas grasas y un contenido importante de agua y fibra, y este conjunto les confiere la característica de aportar pocas calorías con un considerable volumen de alimento. La fibra regula el tránsito intestinal. Las frutas y las verduras aportan minerales y vitaminas (especialmente crudas) y elementos que actúan como antioxidantes muy beneficiosos para la salud”, explica Cleofé Pérez-Portabella, dietista-nutricionista, miembro del Comité Científico de la Academia Española de Nutrición y Dietética. Estos alimentos son necesarios no solo para las personas que quieran bajar de peso, sino en la vida de todas aquellas que quieran cuidar su salud, ya que están cargadas de nutrientes que previenen algunas enfermedades, como ciertos tipos de cáncer.

2. Beber al menos dos litros de agua

Tomarla antes y durante las comidas llena el estómago y esto al final se traduce en la ingesta de menos alimentos/calorías y, por tanto, en la pérdida de peso. También acelera el metabolismo y ayuda al cuerpo a metabolizar la grasa almacenada como energía. “Habitualmente las dietas hipocalóricas aportan una proporción mayor de proteínas que las dietas normocalóricas, y el agua es el elemento esencial para que el riñón pueda depurar los productos derivados de las proteínas. El agua es esencial para las funciones metabólicas del organismo”, aclara Pérez-Portabella.

3. Hacer ejercicio

Normalmente no basta con hacer dieta para adelgazar. A la vez es necesario ejercitarse para quemar calorías y construir músculo. Aunque solo consista en caminar todos los días, los especialistas recomiendan estar activo durante la dieta y, por supuesto, después de lograr el peso ideal para evitar el efecto rebote. Y no solo por adelgazar, también simplemente para estar en forma, prevenir el estrés y sentirse mejor. Cuánto tiempo y qué tipo de ejercicios ya depende del estado de salud y el tiempo disponible de cada uno. A ser posible, entre 30 y 60 minutos casi todos los días y combinando actividad aeróbica con entrenamiento de fuerza. “Hacer ejercicio de forma regular aporta importantes beneficios, mejora la circulación de la sangre y el metabolismo y mantiene la fuerza y la musculatura”, apunta la nutricionista.

4. Comer cinco veces al día

Después de 3 horas sin comer, el azúcar en la sangre comienza a caer. Y después de 4 horas, el cuerpo ya lo ha digerido todo. Más allá de cinco horas, el azúcar cae en picado y empiezas a buscar algo que ingerir para abastecerte de combustible. “Comer de forma frecuente en cantidades moderadas mejora la disponibilidad de la energía necesaria a lo largo del día. El organismo recibe energía y la consume entre una y otra comida. Evita que el organismo almacene la energía sobrante de comidas copiosas en forma de grasa. Por otro lado disminuye la sensación de apetito”, afirma la experta.

5. Cambiar los hábitos

Se trata de cambiar de estilo de vida para no volver a coger los kilos nunca más. Adelgazar resulta más fácil aunque cueste, lo verdaderamente difícil es mantenerse. Y esto solo se consigue si se aplican siempre las nuevas rutinas de comida, pensamientos y actividad. “Cambiar de hábitos es lo más difícil. Sin embargo, es lo más interesante para mantener un peso adecuado a lo largo de la vida. Comer variado, pocas cantidades de forma frecuente, evitar el exceso de grasas, azúcares y alcohol. Hacer ejercicio y beber agua. En definitiva, hacer una dieta saludable en cantidades moderadas sumándole ejercicio”, aconseja Pérez-Portabella.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios