Logo El Confidencial
Comida cromática

Rainbow Bowl: boles llenos de color que ayudan a comer bien y perder peso

Es la nueva (y optimista) forma de comer: rellena un bol y crea un desayuno, almuerzo o cena con alimentos de colores. ¿Las ventajas? Sobredosis de vitaminas, dieta variada y el mejor control del peso

Foto: Rainbow bowl. (Unsplash)
Rainbow bowl. (Unsplash)

Instagram es un hervidero de ideas. Buenas, regulares o intrascendentes. Esta es buenísima. Se trata de reunir en un bol alimentos de distintos colores para crear un desayuno a base de frutas o una comida que incluye verduras, legumbres, frutos secos, hortalizas y –optativo– carne, huevos, lácteos o pescado. El objetivo es crear un arcoíris que alegra la vista, abre el apetito y, lo mejor, está llena de los nutrientes que el organismo necesita.

Este juego de colores no tienes reglas: puedes combinar las frutas a tu gusto, ordenarlas en franjas, círculos o incluso espirales para un desayuno lleno de energía; si quieres preparar un rainbow bowl como plato principal, prueba a mezclar verduras con un puñadito de alubias blancas, rojas, cuscús, trocitos de queso o incluso dados de pescado o carne y obtendrás una comida saludable y completa.

¿Crudas o cocinadas? Las frutas crudas, claro, pero para preparar un rainbow bowl para el almuerzo o la cena es mejor combinar vegetales crudos con otros a la plancha o al dente porque, dicen los nutricionistas, se digieren mucho mejor sin perder ninguna de sus propiedades.

Si además de un resultado vibrante y lleno de color quieres también equilibrar los nutrientes, fíjate en cómo los combinas porque el color de cada alimento dice mucho de sus propiedades.

Rainbow bowl. (Unsplash)
Rainbow bowl. (Unsplash)

Carta de colores

Los vegetales y frutos amarillos o naranjas –calabaza, zanahoria, albaricoques, piña, etc– están llenos de carotenos, unos potentes antioxidantes que contribuyen, entre otras cosas, a mantener una piel fuerte y a estimular el bronceado (a las puertas casi del verano son imprescindibles para conseguir una piel morena y luminosa).

El rojo de las fresas, frambuesas, tomates, pimientos, granada, ciruelas, cerezas, etc. indica que son ricos en licopeno, un antioxidante que refuerza el sistema inmunólogico y previene la degeneración celular.

Rainbow bowl. (Unsplash)
Rainbow bowl. (Unsplash)


El verde es el color de la naturaleza por excelencia y el de casi todas las verduras con hoja: espinacas, lechugas, acelgas, aguacate, uvas, canónigos, rúcula o judías verdes, que contienen muchísima vitamina C y varias sustancias (de nombre impronunciable) que refuerzan la barrera de la piel y ayudan a mantenerla elástica e hidratada.

El morado o azul profundo que hacen tan apetecibles las berenjenas, arándanos, higos, col lombarda o remolacha es signo de que contienen mucho calcio y nutrientes que ralentizan el envejecimiento del organismo.

Rainbow bowl. (Unsplash)
Rainbow bowl. (Unsplash)

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios