Logo El Confidencial
No valen las excusas

La rutina nocturna para despertar con una piel resplandeciente

Limpiar el rostro cada noche es un paso ineludible que nos cuesta mucho llevar a cabo, pero para conseguir una piel verdaderamente cuidada hay que alargar un poquito más tu rutina de belleza

Foto: Audrey Hepburn en una escena (Cordon Press)
Audrey Hepburn en una escena (Cordon Press)

Elige el limpiador facial que más te vaya y decide si quieres una limpieza en dos, en tres o en cuatro pasos. Pero deja tu rostro inmaculado cada noche. Tanto si te maquillas a diario como si no, a lo largo del día la piel segrega una grasilla que hidrata la piel, pero que a la vez puede obstruirla. Además, la contaminación también se posa sobre nuestro rostro.

Aunque solo apliques una capa de crema sobre tu piel cada mañana, al pasar un algodón por tu rostro unas horas más tarde comprobarás que este está sucio… ¡Sorpresa! Nuestra piel acumula suciedad, de ahí que no sea recomendable saltarse el momento de la limpieza facial.

Habitualmente, lavamos nuestro rostro con agua caliente, lo que abre los poros. Así que para cerrarlos y evitar que entre suciedad en ellos, termina con agua fría, ya que los sellará.

Y ahora que la piel ya está perfectamente limpia, hay que aprovechar las largas horas de sueño, en las que el ritmo de nuestro cuerpo cambia, para que los cosméticos que apliquemos sobre nuestra piel penetren con mayor efectividad.

La hora de hacerlo es determinante

Los expertos de L’Occitane señalan dos franjas horarias nocturnas en las que prestar atención a nuestra piel. Si durante el día su función es la de protegernos de las agresiones externas, al caer la noche sus 'deberes' cambian.

Existe una primera fase que comprende de las 21:00 a las 23:00 horas. En ese margen la función de barrera epidérmica de la piel es menos óptima. “Este es el momento en el que la piel es más receptiva, cualquier producto que apliques en este periodo penetrará más fácilmente”, aseguran desde la firma francesa. En ese momento, es conveniente aplicar sérums, cremas nutritivas o aceites..

La segunda fase, que cubriría más o menos nuestras horas de sueño, va de las 23:00 a las 6:00 horas. Durante ese periodo de tiempo, la piel se regenera: “Las nuevas células reemplazan las células muertas”.

Igual que la rutina de día tiene pasos muy fijados (sérum, contorno y crema), la rutina de noche se puede adaptar más a lo que tu piel necesite. Si la notas apagada y quieres un 'chute' de nutrición, una mascarilla nocturna es una opción reconfortante para tu rostro y puedes aplicarla dos veces por semana.

Para 'desestresar' la piel después de un largo día, la rutina ideal incluye un suave masaje que la active y drene. Puedes hacerlo con tus propias manos y mientras aplicas tu tratamiento o puedes hacerlo con un rodillo de jade u otra piedra de similares propiedades.

Cremas de noche: Elizabeth Arden, Skinceuticals y Mario Badescu
Cremas de noche: Elizabeth Arden, Skinceuticals y Mario Badescu

1. Ceramide Lift & Firm de Elizabeth Arden (104,55 euros). Al estar enriquecida con ceramida, reafirma y cumple con la función nutritiva devolviendo a la piel un aspecto saludable. Restaura la barrera lipídica aportando firmeza al rostro.

2. Retinol 0.3 de SkinCeuticals (93 euros). Permite aportar a la piel una alta concentración de retinol -por ello solo se recomienda utilizar de noche- para actuar frente a los signos de la edad como manchas o líneas de expresión.

3. Crema de noche de algas marinas de Mario Badescu (24,95 euros). Su mezcla de algas y aceites se convierte en un bálsamo hidratante que la piel devora.

Las denominadas cremas de noche son otra forma de 'alimentar la piel' mientras duermes. Se suelen caracterizar principalmente por su formulación, las cremas de uso nocturno o 'reestructurantes' faciales.

"Lo que suelen llamar algunas firmas cosméticas ‘cremas nutritivas’, se componen de aceites minerales, alcohol de lanolina, vaselina y agua”, asegura la doctora Rosa Ortega, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

La lista de la compra

La noche también es el escenario perfecto para aplicar tratamientos más concentrados con ingredientes como el retinol y otros derivados de la vitamina A que son fotosensibles, por lo que no se recomiendan en los tratamientos de día.

Otros ingredientes que se pueden colar en tu rutina nocturna son la vitamina C, para favorecer la producción de colágeno, además de las ya citadas vitaminas A y E con potentes propiedades antioxidantes.

Sérums para una buena rutina nocturna: Clarins, Kiehl's y Clinique
Sérums para una buena rutina nocturna: Clarins, Kiehl's y Clinique

1. Double Serum de Clarins (89 euros) es un auténtico cosmético multifunción que aporta a nuestra piel todas propiedades que deseamos: hidrata y nutre, oxigena, protege de las agresiones diarias (se puede utilizar por la mañana y por la noche) y regenera actuando sobre los signos de la edad y dejando la piel uniforme e iluminada.

2. Nightly Refining Micro-Peel Concentrate (53 euros). Es perfecto para regenerar la piel durante la noche gracias a un ligero peeling que deja la piel suave y luminosa.

3. Clinique Fresh Pressed Clinical™ (82 euros), Potenciadores de Tratamiento de Día y Noche con un10% de pura Vitamina C + Vitamina A (Retinol). La acción combinada de este revolucionario cosmético permite incluir en la rutina diaria dos potentes ingredientes antiedad, la vitamina C y la A con dos booster, uno para el día y otro para la noche.

Por un lado, puedes aplicar un sérum con propiedades hidratantes, regenerantes y antioxidantes para actuar sobre signos de la edad como líneas de expresión o manchas. Para sellar la rutina, aplica una crema hidratante noche que ayude a multiplicar las propiedades del tratamiento.

[LEER MÁS: ¿Tienes miedo al retinol? Existe una alternativa que no irrita]

Oro líquido

Si al igual que las reinas de la belleza nórdica, eres más fan de los aceites naturales, es otra opción ganadora. Penetran en la piel de una forma más directa y ayudan a crear un auténtico ritual holístico que te acune antes de acostarte. Aplícalos con un masaje que ayude a deshinchar el rostro.

Su aroma contribuirá todavía más a los relajantes movimientos. La clave es aplicar el aceite no inmediatamente antes de acostarte, ya que el riesgo de manchar las sábanas es real. Deja que la piel los absorba unos 10 minutos.

Aceites para incluir en la rutina nocturna: L'Occitane, Kiehl's y Darphin
Aceites para incluir en la rutina nocturna: L'Occitane, Kiehl's y Darphin

1. Sérum Reset Siempreviva de L'Occitane (54 euros). Aceite reparador enriquecido con aceite de Siempreviva para actuar frente a los signos de la edad y dejar la piel más iluminada y redensificada.

2. Midnight Recovery Concentrate de Kiehl's (24 euros, 15ml; 44 euros, 30ml; 64 euros, 50ml; 109 euros, 100ml). Puede que uno de sus ingredientes sea la magia porque al despertar por la mañana la piel está hidaratada, pero sin acabado graso, iluminada y visiblemente reparada. Su aroma a lavanda completa la experiencia. Es imposible no volverse adicta.

3. Aceite Esencial Néctar de 8 flores de Darphin (139 euros). En su fórmula se encuentran las propiedades antioxidantes de las vitaminas A y E, así como la C para hidratar que, junto a los ingredientes ricos en Omega 3, dejan la piel nutrida.

Mascarillas, sí por favor

Si has optado por la mascarilla de noche, debes elegirla según las necesidades concretas de tu piel. Los resultados más inmediatos se aprecian con las mascarillas hidratantes y revitalizantes para despertar con el rostro completamente recuperado y redensificado.

Es recomendable aplicar una capa ligera para que la piel la absorba con mayor facilidad. Y no, no vale con utilizar una mascarilla cualquiera. Las mascarillas nocturnas están especialmente formuladas para este momento. Existen productos multifunción que, dependiendo de la cantidad de producto que se aplique, pueden pasar de ser simples tónicos o cremas a mascarillas de noche.

Mascarillas nocturnas: Givenchy, Chanel, Lancôme y Atashi
Mascarillas nocturnas: Givenchy, Chanel, Lancôme y Atashi

1. Le soin Noir & Blanc de Givenchy (232 euros). Una mascarilla de noche, un ritual de mimos que se refleja en una piel visiblemente hidratada, con volumen y reparada. El extracto y la savia de algas se encargan de regenerar la piel durante la noche. Su color, que recuerda al mármol (la parte blanca ilumina y protege ante el envejecimiento mientras la negra actúa sobre los signos de la edad), se funde con la piel en una ligera capa gris que la piel absorbe sin problemas.

2. Le Lift de Chanel (97,95 euros). Centra sus esfuerzos en recuperar la firmeza de la piel que se ve más luminosa y suave, como reparada después varias horas de sueño.

3. Energie de Vie Nuit de Lancôme (64,65 euros). Igual que toda la línea, está pensada para revitalizar e hidratar la piel pero sin dejar un acabado graso gracias a su textura fundente. No se trata de una mascarilla que actúe toda la noche, se debe retirar a los 10-15 minutos.

4. Lift Mask Regenerador nocturno reafirmante de Atashi (42,50 euros). Actúa a modo de lifting: redefine el óvalo facial y aporta firmeza a la piel en parte gracias a las células madre de la orquídea asiática, Supernight Complex, al extracto de dátil y a la canela.

No te olvides de los ojos

Igual que puedes elegir entre crema, aceite o mascarilla, no puedes saltarte el paso del contorno. No aplicamos el mismo tipo de productos en todas las zonas del rostro y esta delicada piel necesita sus propios productos.

“Las cremas para el contorno de ojos son cremas nocturnas a las que se elimina alguno de los productos más irritantes”, asegura la Dra. Rosa Ortega. Prima tu contorno en hidratación y acciones antiedad para olvidarte de ojeras, bolsas y ‘patas de gallo’.

Contornos de ojos: Perricone MD, Kiehl's y Laneige
Contornos de ojos: Perricone MD, Kiehl's y Laneige

1. Firming Eye Lift de Pèrricone MD (75 euros). Centra sus esfuerzos en los signos de la edad, las pequeñas líneas de expresión que se multiplican alrededor de los ojos. Por un lado, busca levantar la mirada actuando sobre la flacidez del contorno; y por otro, hidrata las pequeñas arrugas de la zona.

2. Creamy Eye Treatment de Kiehl's (29 euros, 14 gr; 45 euros, 28 gr). Se encomienda a uno de los alimentos más nutritivos, el aguacate, que hidrata la piel y crea una película que alisa el contorno al instante. A la receta se suma la hidratante manteca de karité o los betacarotenos para luchar contra los radicales libres.

3. Eye Sleeping Mask de Laneige (31,95 euros). Porque las mascarillas también pueden ser para los ojos. En esta ocasión, el alivio es inmediato y trabaja durante toda la noche para reducir la hinchazón e hidratar.

Ahora que lo sabes todo, solo esperamos que, en medio de tu rutina de belleza nocturna, Morfeo no se apodere de ti y termines así.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios