La barba del rey Felipe VI, a examen: los tratamientos a seguir para un look impoluto
  1. Estilo
  2. Belleza
Se abren las puertas de la barbería real

La barba del rey Felipe VI, a examen: los tratamientos a seguir para un look impoluto

Mantener la barba en perfectas condiciones no es algo fácil. Igual que el cabello, necesita estar hidratada, desenredada y con las puntas cortaditas. ¿Cumplirá con ello el rey Felipe?

placeholder Foto: Hablemos de la barba del rey Felipe y todo lo que puede estar haciendo para cuidarla. (EFE)
Hablemos de la barba del rey Felipe y todo lo que puede estar haciendo para cuidarla. (EFE)

Desconocemos si va a una selecta barbería o si recibe en palacio a los más expertos barberos, pero de lo que no tenemos ninguna duda es de que el rey Felipe le presta especial cuidado a su barba.

[LEER MÁS. Discurso de Felipe VI: ¿por qué llevaba una corbata morada?, ¿estaba nervioso? Habla un experto]

Un grosor perfectamente delimitado es un indicativo de que el recorte de sus puntas no le cuesta tanto como a la mayoría de los clientes de una peluquería, que lloran por dentro con cada minúsculo milímetro que cae al suelo. Pero además de su longitud perfectamente medida, no hay que olvidar que tan importante como el vello es la piel que se encuentra debajo. "El secreto es cuidar la limpieza y la hidratación", explican los expertos de MR. Moustache.

placeholder El rey Felipe VI, en una fotografía de archivo. (Getty)
El rey Felipe VI, en una fotografía de archivo. (Getty)

Aunque parezca algo obvio, conviene recordar que para lavar la barba se necesita un jabón distinto al del cabello y viceversa. El vello de la barba es mucho más grueso y fuerte, y si no se utilizan los cosméticos adecuados, la piel puede resecarse, enrojecerse e incluso irritarse. Al tratarse de una barba recortada, en la piel del Rey no encontramos ningún tipo de irritación. Precisamente, este fue uno de los principales motivos por los que el monarca se dejaba barba cada verano, para protegerse del daño del sol en esta zona.

[LEER MÁS: ¡Qué guapo está el rey Felipe! Analizamos la evolución de su estilo]

Sin embargo, en septiembre de 2016, Felipe dejó de afeitarse y convirtió la barba en una de sus señas de identidad, aunque en las monedas acuñadas con su rostro aún aparece sin barba. Dicho lo cual, es evidente que el Rey cuida la limpieza de su barba.

placeholder El rey Felipe VI, durante su última intervención. (EFE)
El rey Felipe VI, durante su última intervención. (EFE)

Tan importante como utilizar un jabón específico, que limpie sin resecar ni apelmazar, es la temperatura del agua. El agua tibia, o más bien caliente, con la que estamos acostumbrados a ducharnos es perjudicial para nuestra piel, así que meter la cabeza debajo de la alcachofa y enjabonar también puede afectar a la salud de la piel sobre la que descansa nuestra barba.

La mejor forma de hacerlo es mojar el rostro con agua tibia para así favorecer que se abran los poros y mejorar la limpieza, y a continuación, aplicar el jabón a través de movimientos circulares a modo de masaje para una higiene más completa.

placeholder El rey Felipe VI, con una barba ligeramente más larga de lo habitual. (EFE)
El rey Felipe VI, con una barba ligeramente más larga de lo habitual. (EFE)

El otro aspecto de vital importancia en el cuidado de la barba es la hidratación. Una mala hidratación no solo irrita la piel, también aumenta la aparición de la caspa -porque, sí, la barba también tiene caspa-, acaba con la suavidad al tacto y abre las puntas.

Para mantener una correcta hidratación, tan importante como la elección del jabón es aplicar tras su secado un sérum, aceite o loción sobre la barba. Su finalidad es la de hidratar, sellar y aportar brillo. Vamos, igual que un sérum capilar.

placeholder El rey Felipe VI, con la barba algo menos arreglada. (EFE)
El rey Felipe VI, con la barba algo menos arreglada. (EFE)

La mejor forma de aplicar el sérum es con las propias manos. Aplica unas gotas sobre la palma de la mano, calienta ligeramente la fórmula y date el sérum con ligeras presiones por toda la barba, zona de la barbilla, bigote y cuello. No hace falta aclarado. Con este paso mejoramos la apariencia de la barba, que se ve más brillante y homogénea, y a la vez la estamos tratando al hidratarla.

Otro paso que el rey Felipe debe cuidar es la hidratación posterior que aplique sobre el rostro, sobre todo si se acaba de retocar el corte. La crema hidratante que extendemos sobre todo el rostro puede ser demasiado grasa y ensuciar la barba. Hay dos opciones. La primera es utilizar una loción hidratante que esté indicada tanto para la piel del rostro como para la barba, y la otra es aplicar dos tratamientos distintos, unos sobre la piel y otro sobre la barba.

placeholder Cosméticos para una correcta higiene e hidratación de la barba.
Cosméticos para una correcta higiene e hidratación de la barba.

Triple Shampoo de System Professional Man (17,95€). Es apto tanto para el cabello con para el vello corporal y la barba. Tiene un pH neutro para limpiar en profundidad sin sensibilizar la piel y además está elaborado con creatina para evitar la caída del pelo.

Sérum de Barba de Acqua di Parma (42€). No sabemos si el rey Felipe acudirá a las selectas barberías de Acqua di Parma, donde el afeitado es toda una obra de artesanía, pero su sérum con almendras dulces es todo lo que una barba bonita y cuidada necesita después de la limpieza.

Mr. Silk de Mr. Moustache (29€) funciona como una loción hidratante y calmante que se puede aplicar también en el rostro, dejándola suave y homogénea al tacto. Es estupenda para el cuidado de la piel ya que evita su descamación y ablanda el cabello, lo que evita su rotura y mejora su textura. Está elaborada con té verde y aloe vera para potenciar su poder calmante.

placeholder Acqua di Parma Boutique de Milán. (Cortesía)
Acqua di Parma Boutique de Milán. (Cortesía)

Pero el correcto mantenimiento de una barba de la realeza depende también de la asiduidad con la que Felipe acuda a su barbero. Al tratarse de una barba muy corta, es probable que el Rey recorte la suya cada dos semanas. Pero no vamos a entrar en el terreno del afeitado del retoque, solo indicaremos que la crema de afeitado debe hidratar y calmar la piel, así que superingredientes como la caléndula son excelentes aliados.

El cepillado también es muy importante en el mantenimiento de una barba, ya que está relacionado con la higiene, el afecto más cuidado o no del vello y con las puntas abiertas. Y es que el exceso de peinado y de toqueteo con los dedos hace que las puntas se vuelvan frágiles, igual que con el cabello.

Este no es el caso de la barba de Felipe, siempre perfectamente apurada y con un largo tan corto que es prácticamente imposible tanto que la peine como que las puntas se le abran.

placeholder  Cosméticos para diseñar y peinar la barba.
Cosméticos para diseñar y peinar la barba.


Crema de Afeitar Clear Definer Definer de LEA (2,95€) permite afeitar la barba apurando al máximo el diseño al tratarse de un fórmula sin espuma. Entre sus componentes no faltan los aceites de argán y de abisinia, así como la caléndula para calmar la piel además de hidratarla.

Cepillo para Barba Military Brush de Macho Beard Factory (29,95€). Se trata de un cepillo para barbas bastante más largas que la del monarca y a él el uso de este cepillo le irritaría, pero, utilidad royal aparte, su diseño hace que se cuele en nuestra lista de favoritos… Quién sabe, a lo mejor Felipe se anima a un diseño nuevo.

Rey Felipe VI Barba Hombre
El redactor recomienda