Llevar mascarilla no impide llevar labial: tips para lograrlo con éxito
  1. Estilo
  2. Belleza
No sin mi barra de labios

Llevar mascarilla no impide llevar labial: tips para lograrlo con éxito

Si tu excusa para no pintarte los labios es que el labial siempre se queda impregnado en la mascarilla, ahí van unos tips para que a la hora de mostrar tus labios no sean un desastre

Foto: Cómo hacer que el labial no se quede pegado en la mascarilla. (Imaxtree)
Cómo hacer que el labial no se quede pegado en la mascarilla. (Imaxtree)

Nos hemos acostumbrado a prescindir de la barra de labios, pero ¿qué ocurre cuando toca bajarse la mascarilla y queda al descubierto que solo nos maquillamos los ojos? Beber, tomar algo con amigos… En las situaciones en las que nos podemos quitar la mascarilla, cumpliendo con todas las normas de seguridad y la distancia reglamentaria, suele ocurrir que nuestro rostro parece más triste que antes.

Foto: Piel ultrailuminada, mirada marrón y mucha máscara: así nos maquillamos en la nueva normalidad. (Getty)

Además de que la crisis mundial nos ha borrado la sonrisa a todos, al habernos acostumbrado a no salir de casa sin mascarilla, hemos economizado nuestra rutina de belleza en tiempo y productos. Si vamos a llevar la mayor parte del día una mascarilla sobre nariz, boca, mejillas y barbilla, ¿para qué maquillarlos?

Los maquillajes a prueba de mascarillas también han llegado a las pasarelas. (Imaxtree)
Los maquillajes a prueba de mascarillas también han llegado a las pasarelas. (Imaxtree)

La respuesta te la puedes dar tu mismo al mirarte el espejo nada más llegar a casa y quitarte la mascarilla frente al espejo. Mientras todo el tercio superior del rostro está maquillado, el resto de nuestra cara no tiene un tono homogéneo y parece apagado. Los labios, por supuesto, juegan un papel fundamental. Sin embargo, si los maquillamos con un intenso labial o incluso con un gloss, cuando toque quitarse la mascarilla delante de alguien, lo más habitual es que parte de la barra de labios se haya quedado pegada a la mascarilla y nuestros labios estén tan borrosos como los del Joker de Heath Ledger.

via GIPHY

Igual que en tiempos de coronavirus hemos aprendido a hidratar profundamente la piel pero sin sensación pesada para que, al contacto con la mascarilla y el microclima que se crea dentro de ella, nuestra piel no sufra ningún tipo de reacción acneica, con el labial pasa lo mismo: la preparación es la clave.

Limpia e hidrata

Cuanto más limpia esté la superficie de la boca, mejor, porque así establecerás una buena base. Aunque la hidratación en los labios siempre es muy importante, no se trata de aplicar un pastiche denso y que vaya a complicar que el pigmento se adhiera. Basta con un bálsamo labial de farmacia. Aplícalo, deja que la piel lo absorba y continúa.

HIdratar los labios evitará que se agrieten y el color del labial se estropee. (Imaxtree)
HIdratar los labios evitará que se agrieten y el color del labial se estropee. (Imaxtree)

Prepara la base

Aquí puedes recurrir a una prebase de labios, que funciona como un bálsamo transparente que fija y potencia el color. Otra opción, siguiendo los expertos tips de Gato, el maquillador de Maybelline, puedes aplicar un poco de corrector a modo de base de labios para que dure más el labial.

Prebase de labios MAC Prep Prime Lip de MAC.
Prebase de labios MAC Prep Prime Lip de MAC.

Prebase de labios MAC Prep + Prime Lip de MAC (16,95€ en Lookfantastic)

Elegir el labial adecuado

Los labiales de larga duración son la mejor opción. Una vez secos no hace falta que los retoques ni tengas cuidado de que no rocen la mascarilla. Para retirarlos, puedes utilizar un limpiador bifásico o un bálsamo desmaquillante. Los cosméticos de base oleosa son los mejores para retirar los maquillajes de larga duración.

SuperStay Matte Ink de Maybelline.
SuperStay Matte Ink de Maybelline.

Super Stay Matte Ink de Maybelline (9,99€).

El plan B son los tintes labiales. Funcionan igual que los rubores líquidos, y simplemente tienes que aplicar una gotita de tinte en el centro del labio y extenderla. Cuanta más intensidad quieras, más reaplicaciones. Como este tipo de cosméticos pueden resecar los labios, ten a mano un bálsamo.

Sellar

“Una vez maquillados los labios, los dejamos secar un minuto y presionamos un tisú sobre ellos varias veces hasta que veamos que no deja ninguna marca”, explica Gato. De esta forma, el labial queda sellado y no se transferirá a la mascarilla.

Y lista para olvidarte del efecto de la mascarilla.

Nariz Trucos maquillaje Mascarilla Labios Pintalabios Barra de labios
El redactor recomienda