Y ahora que me he hecho el corte de pelo de la temporada, ¿cómo peino mi lob/bob?
  1. Estilo
  2. Belleza
Radar aspiracional

Y ahora que me he hecho el corte de pelo de la temporada, ¿cómo peino mi lob/bob?

Es favorecedor y arrebatadoramente chic, pero puede que te hayas quedado sin ideas de cómo peinarlo

placeholder Foto: Desde su último corte de pelo, el cabello de Camila Coelho siempre está bajo control. (Imaxtree)
Desde su último corte de pelo, el cabello de Camila Coelho siempre está bajo control. (Imaxtree)

El universo de los cortes de pelo ha conseguido que millones de mujeres de todo el mundo se corten el cabello según las tendencias, pero si hay un claro vencedor en las últimas décadas, ese es el bob; bueno, esta temporada podemos llamarlo lob. En el momento en que tu melena roza los hombros y va recortando su longitud, tu chic se sofistica de forma directamente proporcional a su corto.

Si has sucumbido al bob o al lob y ahora luces una melena trendy, puede que el momento de ‘aterciopelarla’, como diría Zohan, te esté dando más quebraderos de cabeza que cuando tomaste la decisión de cortarte el pelo. Por si te lo estabas preguntando, sí, existe vida más allá de llevar el lob con ondas deshechas. Accesorios, recogidos y distintos acabados pueden lograr que cambies de peinado prácticamente a diario.

La textura del cabello es uno de los elementos más socorridos para convertir cualquier look y crear un peinado propio de it girl. El efecto mojado más intenso del mundo se convirtió en el look elegido por Versace para su último desfile y el bob rizado de Mica Argañaraz se vio muy favorecido de esta textura con la que se puede jugar a tener mechones más largos que otros. Al añadirle peso y fijación al corte, es una buena opción para un look rápido del día a día.

placeholder Mica Argan?araz, en el desfile de Versace. (Getty)
Mica Argan?araz, en el desfile de Versace. (Getty)

El cabello rizado se ha descubierto como una interesante apuesta capilar. Es cómodo, hace que el pelo parezca más corto y, si está bien cuidado y acondicionado, triplica las dosis de rollo de cualquier look. Si quieres que tu bob gane mucho volumen, puedes apostar por un rizo más marcado. Las ondas siempre son excelentes aliadas, pero hay días que el pelo alborotado y las medias a color son necesarios.

Por si te quedaba alguna duda, el lob también acepta el flequillo. Un flequillo largo, que cubra ligeramente los ojos, es un acierto muy chic. Su grosor es cosa tuya y de tu peluquero, pero el peinado te abrirá un abanico de posibilidades. Puedes dejarlo ondulado, abombarlo para conseguir un look sesentero, abrirlo y colocarlo a los lados para un volumen sensual y retro, o incluso puedes marcarte un Cleopatra y llevarlo denso y recto.

Foto: Emily Ratajkowski, con todas las tendencias de los 90 que sí llevaremos con gusto. (Getty)

Las melenas ultralisas han sido unas grandes aliadas del corte bob y lob desde sus inicios. Ayudan a pronunciar su forma y crean la sensación de un cabello compacto, sano y con las puntas más sanas y rectas. Dua Lipa es un ejemplo de bob ultraliso y color block, y desde luego, favorecedor es.

A pesar de que se trata de melenas cortas, el largo de los cortes de pelo lob también admite recogidos, la clave está en convertir el peinado en el centro de las miradas y no tratar de conseguir un acabado perfecto. Muchos mechones quedarán fuera, así que lo importante es que el resultado sea mono y colorido.

Después de aceptar la moda de los scrunchies y de que los coleteros forrados se hayan propagado por todas partes, toca incluirlos en el día a día. Recogiendo todo el cabello en un pequeño moño bajo, a la altura de la nuca y rematándolo con un scrunchie de un color distinto al de nuestro cabello, se puede conseguir un peinado innovador, llamativo, sencillo y favorecedor.

Las trenzas también son bienvenidas con los lobs y bobs. Para las versiones más cortas, siempre se puede recurrir a las trenzas de raíz, dejando el cabello suelto y trenzando los mechones próximos al rostro o de la coronilla. Si la melena es algo más larga, e inspiradas en la influencer María Bernard, se puede incluso optar por una trenza francesa (desliza en el post). El truco está en cerrar la trenza en cuanto se llegue a la nuca. De este modo no hay que luchar con mechones rebeldes que busquen liberarse y parece que el cabello es más largo.

Superada y asimilada la moda de los pasadores tipo joya, tu corte de pelo bob/lob tiene que hablar muy seriamente con las pinzas. Aquel recurso de principio de los 2000 ha hecho su gran regreso y es una forma muy chic y aceptada de recoger los mechones que puedan molestar al caer sobre el rostro. El truco está en recoger el cabello con la suficiente esponjosidad como para que la raíz del pelo no quede tirante. Paz Vega es una experta en lograrlo.

En fin, nada como una racioncita de Instagram para poner a la creatividad a trabajar y reinventar el bob… Que ya que te cortas el pelo como dicta la moda, acondiciónalo a sus mandatos con un buen peinado.

Cabello Peinado
El redactor recomienda