Control de rizos: los trucos expertos para domarlos
  1. Estilo
  2. Belleza
Melenas en la onda

Control de rizos: los trucos expertos para domarlos

Una melena rizada puede ser en tu sello de identidad. Sin embargo, su fama de ser difíciles de controlar les precede… Los expertos cuentan cómo sacarles el máximo partido

placeholder Foto: Optimiza tu melena con los profesionales en la materia. (Imaxtree)
Optimiza tu melena con los profesionales en la materia. (Imaxtree)

Hay mucha literatura beauty en torno a las cabelleras rizadas. Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez, nos desvela el primer enigma que rodea a este tipo de pelo: “También puede ser fino, no hay que pensar que todos los cabellos rizados son gruesos y abundantes”. Eso sí, sea cual sea su diámetro, el experto reconoce su universal propensión a secarse, por lo que reclama unos cuidados específicos. ¿Las razones? “A diferencia del liso, no está tan en contacto con el cuero cabelludo, donde se encuentran las glándulas sebáceas, responsables de su hidratación natural”, expone.

placeholder No todos los cabellos rizados son gruesos. Aprende a cuidar de tu melena. (Imaxtree)
No todos los cabellos rizados son gruesos. Aprende a cuidar de tu melena. (Imaxtree)

Marina Morán, directora técnica de la firma capilar Naturalmente, también señala su estructura porosa, que lo hace más vulnerable a la humedad. Así, en ambientes secos tiende a la deshidratación mientras que, cuando hay agua, suele aparecer el encrespamiento y el extra de volumen (se eriza para intentar captarla). Por otro lado, hay que tener en cuenta que sus características curvas provocan que el pelo se enrede con más frecuencia, por lo que, al intentar liberarlo, se pueden producir más roturas.

placeholder Presume de la mejor versión de tu melena 'curvy'. (Imaxtree)
Presume de la mejor versión de tu melena 'curvy'. (Imaxtree)

Con este punto de partida, te aconsejamos que, si quieres disfrutar de la mejor versión de tu cabello rizado, mantengas los siguientes mandamientos beauty:

Prestarás atención a su lavado

Sus características especiales provocan que necesite rutinas ligeramente diferentes, empezando por la más básica: la limpieza. Álex Sestelo, estilista y director del salón homónimo, nos da las claves para hacerlo en modo profesional.

placeholder Cuida tus ondas desde el lavado. (Tim Mossholder para Unsplash)
Cuida tus ondas desde el lavado. (Tim Mossholder para Unsplash)

Dedícale toda tu atención. Ten presente es que “el lavado del pelo rizado no es tan rápido y sencillo como el de las melenas lisas. Requiere más paciencia”. Eso sí, el punto positivo es que reclama una frecuencia menor de limpieza. Su consejo es hacerlo cada tres o cuatro días ya que, si retiramos toda la suciedad a diario, “puede terminar produciendo daños como que desaparezca el aceite natural, que proporciona el efecto luminoso e hidratado en el cabello”.

Cuidados previos. Antes de lanzarte con el uso del champú, debes desenredarlo a conciencia. Incluso, puedes “aplicar un aceite o un acondicionador en seco para poder peinarlo, primero con los dedos y después con un peine de púas anchas o con un cepillo”, afirma el estilista. Nos encanta el Aceite Seco Multi-Usos Hidratante, de Yves Rocher (8,95 euros), que con un 92% de ingredientes naturales suaviza al instante.

placeholder Yves Rocher.
Yves Rocher.

Elige bien el limpiador. Opta por los que no contienen sulfatos, parabenos ni siliconas con el fin de mantener equilibrados los niveles de pH del cuero cabelludo. “El pelo rizado reacciona muy mal a las fórmulas abrasivas que suelen tener la mayoría de los champús, dejándolos resecos y con frizz”, afirma Álex Sestelo. Por eso, recomienda limpiadores hidratantes con componentes como aceites de argán, coco, jojoba o almendra, manteca de karité, proteínas de seda, queratina o vitamina E.

Mix de fórmulas. Es preferible hacer dos aplicaciones de champú y, a ser posible, de referencias diferentes. El estilista aconseja dar primero una que trabaje sobre la piel y retire a conciencia los restos de las fórmulas de peinado y, una vez aclarada, aplicar una segunda mano de un limpiador hidratante, como el Champú Fructis Nutri Rizos, de Garnier (2,95 euros).

placeholder Garnier.
Garnier.
Hoy en Douglas

Ten presente el termostato. Aunque quizá has oído que es mejor utilizar agua fría, el experto apuesta por aclarar el cabello con caliente (importante: no hirviendo) para “abrir la cutícula y ayudar a que el acondicionador o mascarilla posterior penetren mejor”.

Nunca te olvidarás de acondicionarlo

Debido a sus peculiaridades, es imposible obviar este paso. Lo esencial es que te centres en las características propias de tu pelo y de tus rizos, antes de elegir entre un acondicionador o una mascarilla (las ondas requieren fórmulas con aceites livianos, mientras que un moldeado más intenso solicita un extra de hidratación con, por ejemplo, manteca de karité).

placeholder Los acondicionadores y las mascarillas son imprescindibles. (Ivana Cajina para Unsplash)
Los acondicionadores y las mascarillas son imprescindibles. (Ivana Cajina para Unsplash)

“La diferencia entre uno u otro es la carga de principio activo, en definitiva, el aporte de hidratación. Si un acondicionador supone la hidratación de un vaso de agua, la mascarilla equivaldría a cuatro”, sostiene Marina Morán. Aunque en el caso de los cabellos rizados ella prefiere usar siempre mascarilla, Álex Sestelo opta por aplicar acondicionador en cada lavado y un concentrado a la semana como Be Curly Intensive Detangling Masque, de Aveda (34,50 euros), que hidrata sin apelmazar. Su truco es que, antes de extender cualquiera de estas dos referencias sobre las cutículas, las escurras a conciencia ya que, si hay un exceso de agua, sus activos no penetran bien en la fibra capilar.

placeholder Aveda.
Aveda.
Hoy en Sephora

¿El plus? Sea cual sea tu producto seleccionado, “es recomendable que su textura sea cremosa y se aclare fácilmente”, admite el estilista.

Lo peinarás y secarás con cabeza

placeholder Retirar la humedad de tu cabello con maña, es esencial. (Imaxtree)
Retirar la humedad de tu cabello con maña, es esencial. (Imaxtree)

Lo primero es que, una vez hayas lavado y acondicionado, debes retirar la humedad a través de suaves toque con la toalla, sin frotar las cutículas. Otra opción es aliarte con accesorios elaborados con microfibras antiencrespamiento como DevaTwist, de Devacurl (26,99 euros, en Sephora). “Desenredarlo justo en ese momento, y no cuando está a medio secar, hará que el rizo quede con más forma”, reconoce Eduardo Sánchez. Su secreto es descartar todo tipo de cepillos y apostar por peines de púas anchas, específicos para ellos, que permiten desenredar, reducir las roturas y mantener la estructura de la onda.

placeholder Devacurl.
Devacurl.
Hoy en Sephora

Respecto al secado, lo ideal es dejar que la humedad se evapore de forma natural tras haber aplicado una loción que permita dar más definición mientras hidrata y texturiza. Un gesto que ayuda es que “mientras lo secas, hagas movimientos de abajo hacia arriba, como si se lo amasaras, con el fin de que el rizo vaya adquiriendo forma”, afirma el estilista. Para un acabado más voluminoso, puedes ayudarte con un secador con difusor y utilizarlo boca abajo antes de marcar la parte superior del cabello (y los mechones que enmarcan el rostro) con las tenacillas.

Serás selectiva con sus fórmulas de styling

placeholder Invierte en productos que mimen tus ondas. (Baylee Gramling para Unsplash)
Invierte en productos que mimen tus ondas. (Baylee Gramling para Unsplash)

“Sin duda, los productos de peinado son fundamentales ya que son responsables de lograr que la onda no quede enmarañada o desestructurada”, admite Eduardo Sánchez. El profesional advierte que lo importante es encontrar el punto perfecto en el que el pelo no se deshidrate, ni tampoco quede pesado por exceso de hidratación (provoca que pierda la forma). Su consejo es alternar el uso de una loción hidratante con un spray de definición, con la misión de nutrir y tonificar sin gastar demasiado producto. Nos encanta Mad About Curls Twister Definition Cream, de Schwarzkopf (19,36 euros), que incluye aceite de jojoba y cera de abeja.

placeholder Schwarzkopf.
Schwarzkopf.

Importante: intenta no tocarte demasiado la melena pues “el peor enemigo de los rizos son los dedos haciendo de peine”. Palabra de Eduardo Sánchez.

Melena Melena con volumen Cabello
El redactor recomienda