Logo El Confidencial
moda consciente

Stella McCartney, Gucci, Hilfiger, Boss y su lucha sostenible, ¿la conoces ya?

Inmersos en la era de la concienciación con el medio ambiente, muchas son las firmas que han apostado por el reciclaje o el uso de materiales 100% naturales

Foto: Hacer prendas con botellas de plástico reciclado es posible. (Ecoalf)
Hacer prendas con botellas de plástico reciclado es posible. (Ecoalf)

Vivimos en la era del veganismo, el animalismo, el ambientalismo y un montón de movimientos terminados en -ismo que ponen en relieve la situación actual del planeta. La sociedad ha comenzado a preocuparse por los derechos de los animales y la situación del medio ambiente. Y es que según un estudio reciente elaborado por el CIS, aproximadamente el 80% de la población española se muestra preocupada por estos temas. Y como decía Gianfranco Morra, la moda refleja “los valores característicos de una época” y, quizá por ello, el sector textil ha tomado nota y se ha puesto manos a la obra.

La moda sostenible o ecofriendly, aquella que busca causar el mínimo impacto en el medio ambiente y en la fauna animal, vive un despunte. Esto probablemente se deba a que son muchas las ventajas de su uso. “La ropa realizada con criterios ambientales y/o sociales es de mayor calidad porque está pensada para su perdurabilidad y, además, no trae consigo químicos perjudiciales para la salud”, explica Clara Mallart, diseñadora y docente del BA (Hons) en Fashion Marketing and Communication del IED Barcelona. “Esta tipología de ropa que a menudo se desarrolla dentro de comunidades locales o a escalas más cercanas a la sociedad tiene un impacto directo en la economía local que genera puestos de trabajo y aumenta la calidad de vida de las personas”, añade.

Stella McCartney fue una de las primeras en decir adiós al uso de las pieles animales en sus colecciones. De hecho, en su propuesta para la primavera-verano 2018 presentó una seda vegana en colaboración con Bolt Thread y hace tan solo unos meses anunció que había participado en la creación de un material biológico similar al cuero “pero sin la crueldad animal”. El de la hija del exintegrante de los Beatles no es el único caso de una marca de lujo que promueve el respeto animal. La también inglesa Vivienne Westwood (ahora involucrada en su faceta de activista), Hugo Boss, Tommy Hilfiger o Gucci son tan solo algunos nombres de la ya larga lista que lo han hecho.

Los básicos de Tommy Hilfiger son algodón orgánico de gran calidad. (Tommy Hilfiger)
Los básicos de Tommy Hilfiger son algodón orgánico de gran calidad. (Tommy Hilfiger)

Con el fin de que sean cada vez más las marcas que promueven esta moda slow, cada año se celebran numerosos certámenes y concursos. Uno de ellos son los Green Carpet Talent Competition, organizados por La Camera Nazionale della Moda Italiana en colaboración con la consultora Eco-Age de Livia Firth. Estos galardones buscan impulsar las marcas y diseñadores emergentes made in Italy que aplican los valores de sostenibilidad en su trabajo. Algunos de los finalistas de esta segunda edición son Wrap (con creaciones hechas con materiales orgánicos como la viscosa de bambú y el algodón) o Davide Grillo, que incluye en sus diseños motivos pintados a mano con piel de cebolla, madera de nogal y cáscara de nuez. Todos ellos luchan por una moda más justa que reduzca el impacto medioambiental. “Lo que falta es apoyo por parte del consumidor, que creo que está atrapado en una vida low cost que se nos ha estado vendiendo desde hace años. La precariedad de las familias hace muy difícil que apuesten por estos productos, ya que de momento tienen precios más elevados en comparación con el fast fashion”, explica Mallart.

Quizá uno de los ejemplos más conocidos a gran escala es el de People Tree, una firma que busca impulsar el cambio de conciencia, crear prendas libres de sustancias contaminantes y promover el uso de fibras y naturales y del reciclaje de los materiales, entre otros. Sus creaciones han sido apoyadas por celebs como Emma Watson, que incluso creó una colección cápsula para la marca. Además, muchos de sus diseños se fabrican en colaboración con granjeros y artesanos, favoreciendo a las pequeñas comunidades.

En nuestro país, existe todo un movimiento que busca implementar lo sostenible en el sector de la moda. A saber: Ecoalf (que fabrica sus productos con materiales reciclados), Ecoology (trabaja con materiales ecológicos), Mireia Playà (que comercializa zapatos veganos) o Lifegist (que solo trabaja con tejidos certificados Global Organic Textile Standard). Y esto tan solo es la punta del iceberg. Juanjo Oliva, por su parte, presentó en la última edición de MBFWMadrid una colección en colaboración con ECOEMBES creada con telas fabricadas a partir de botellas de plástico (PET) recicladas, subiendo a la pasarela más importante de nuestro país uno de los mayores problemas del planeta.

Con un futuro tan incierto y en un sector tan volátil como el de la moda, la docente se muestra esperanzada: “Llegará un momento que la industria de la moda como la conocemos colapsará y los gigantes de la moda desaparecerán, dejando espacio a los artesanos, a los makers y a las pequeñas empresas, y desarrollando economías locales que impacten en el propio territorio”. Hasta entonces, las marcas sostenibles seguirán abriéndose camino a pasos agigantados, demostrando que esta vez han venido para quedarse.

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios