Alimentos recomendados y otros a evitar para seguir una dieta antiinflamatoria
  1. Estilo
  2. Ocio
Tu alimentación es importante

Alimentos recomendados y otros a evitar para seguir una dieta antiinflamatoria

Evita que tu cuerpo envejezca de forma prematura cambiando tu alimentación

placeholder Foto: Ideas para una dieta antiinflamatoria. (Jannis Brandt para Unsplash)
Ideas para una dieta antiinflamatoria. (Jannis Brandt para Unsplash)

Al comenzar una dieta lo hacemos pensando en cambiar los hábitos de alimentación que hasta ahora hemos tenido, porque sabemos que no son los adecuados. Ni para nuestra salud, ni para nuestra figura.

Por eso queremos encontrar la forma de cambiar y convertir las costumbres más saludables en nuestra rutina. Una alimentación equilibrada y ejercicio físico de forma habitual pueden ayudarnos a transformar nuestro interior y vivir mejor.

placeholder Con una dieta adecuada te sientes mejor y más ligera. (Ann Danilina para Unsplash)
Con una dieta adecuada te sientes mejor y más ligera. (Ann Danilina para Unsplash)

Por supuesto, consultar con un especialista, médico o profesional de la nutrición es indispensable para que todos estos cambios sean efectivos sin poner nuestra salud en riesgo.

Dieta antiinflamatoria

La inflamación es una respuesta natural de nuestro cuerpo frente a un daño, una señal de que algo no va bien y por eso se defiende reaccionando de esta manera. Hay dos tipos de inflamaciones, la que se ve, como cuando nos pica un mosquito, y la que no se ve.

Precisamente esta última puede ser la más peligrosa porque sin darnos cuenta causa el envejecimiento prematuro de nuestras células. Lo que puede dar lugar a dolores de cabeza, fatiga, cansancio, malestar general y, a la larga, derivar en otras patologías más graves.

Numerosos estudios han relacionado la inflamación con un aumento del riesgo de padecer algunas enfermedades cardiovasculares, artritis reumatoide, hipertensión e incluso cáncer.

placeholder Lo que comemos influye en cómo nos sentimos. (Becca Tapert para Unsplash)
Lo que comemos influye en cómo nos sentimos. (Becca Tapert para Unsplash)

Hay muchos factores que influyen en la inflamación, desde factores externos como la contaminación a malos hábitos como el alcohol o el tabaco. También una alimentación poco saludable puede influir en nuestra salud de esta manera.

Alimentos a evitar

Si queremos prevenir la inflamación, hay algunos alimentos que deberíamos eliminar de nuestra dieta o por lo menos reducir su consumo hasta que sea meramente anecdótico. Este es el caso de los procesados, cuantos más productos naturales comamos, mejor reaccionará nuestro cuerpo.

Las grasas trans también entran en esta lista de productos que debemos evitar, así como las harinas y azúcares refinados. Conviene asimismo reducir la ingesta de carnes rojas y también de lácteos y sus derivados.

placeholder Es mejor optar por alimentos naturales y cocinados en casa. (Sanderdalhuisen para Unsplash)
Es mejor optar por alimentos naturales y cocinados en casa. (Sanderdalhuisen para Unsplash)

Se considera que estos productos pueden producir una respuesta inflamatoria en el organismo por sus niveles de caseína y lactosa, que el cuerpo no es capaz de procesar.

Qué se puede comer

Para seguir de manera adecuada esta dieta hay que apostar por el consumo de frutas, verduras y legumbres, que nos aportarán proteínas vegetales de gran calidad. Si queremos proteínas animales, es mejor optar por el pescado, pero también podemos escoger la carne de ave.

También son importantes los frutos secos y el aceite de oliva, así como las semillas de lino o chía y los granos integrales. Hay que consumir cantidades adecuadas de fibra y potenciar el consumo de alimentos ricos en antioxidantes.

placeholder Reduce el consumo de sal, puedes cambiarla por especias. (Calum Lewis para Unsplash)
Reduce el consumo de sal, puedes cambiarla por especias. (Calum Lewis para Unsplash)

Un ejemplo de esto son las espinacas o el brócoli, ricos en clorofila; o las naranjas, zanahorias o calabaza, llenas de carotenoides. También es antioxidante el licopeno, que podemos encontrar en sandías y fresas.

Además se recomienda un consumo moderado de sal, que puede ser sustituida por hierbas aromáticas o especias como la cúrcuma o la nuez moscada, que tienen cualidades antiinflamatorias.

Carne Fruta Detox
El redactor recomienda