Logo El Confidencial
exiliada voluntariamente

Surf, un ducado que no llega y el fisco: el año más movido de Carmen Martínez-Bordiú

Su vida en Portugal alejada de los focos mediáticos, sus problemas con Hacienda y su título de duquesa de Franco han marcado los últimos meses de la nietísima

Foto: Carmen Martínez-Bordiú. (Cordon Press)
Carmen Martínez-Bordiú. (Cordon Press)

María del Carmen Esperanza Alejandra de la Santísima Trinidad Martínez-Bordiú y Franco, o Carmen Martínez-Bordiú para abreviar, decidió hace unos meses cambiar el mundo mediático y los ajetreos de Madrid por las soleadas playas de Nazaré –paraíso de surferos– y la apacible campiña de Sintra, en Portugal. Allí se instaló con su novio, el surfista, profesor de yoga y coaching emocional Timothy McKeague, australiano y 34 años más joven que ella.

A sus 68 años recién cumplidos, la nietísima sigue esperando que se haga efectivo su título de duquesa de Franco, que está tan solo a falta de una firma –el Ministerio de Justicia no ha expedido aún la Real Carta de Sucesión firmada por el Rey–, mientras mantiene el pacto de silencio sellado junto a sus hermanos tras la muerte de su madre, en diciembre de 2017.

Carmen Martinez-Bordiú y Timothy McKeague en la Goyesca de Ronda 2018. (Cordon Press)
Carmen Martinez-Bordiú y Timothy McKeague en la Goyesca de Ronda 2018. (Cordon Press)

"Tengo constancia de que el documento ni se ha firmado ni se ha expedido", explicaba a Vanitatis. "El documento es una carta que consta de tres páginas y es el que determina la posesión efectiva del título. Este es un caso excepcional. Entre que se publica en el BOE y se expide la carta no suelen pasar más de dos meses".

[LEER MÁS. Carmen Martínez-Bordiú: del 'todo por amor' a ser Benjamin Button]

Las trabas por su ducado llegaban paralelas a los problemas con Hacienda. En septiembre fue condenada a pagar al fisco una multa de 525.063,96 euros por la venta de unas acciones donadas por su madre, operación por la que había ingresado 9,9 millones de euros.

Ahora, desde el país vecino y alejada del papel cuché y los platós televisivos, Carmen guarda las distancias con los varios e importantes frentes abiertos que tiene su familia en lo que ellos consideran una “campaña de acoso y derribo”.

La nieta de Franco, en una imagen reciente. (Cordon Press)
La nieta de Franco, en una imagen reciente. (Cordon Press)

Entre ellos y a la cabeza está la controvertida exhumación de los restos del dictador del Valle de los Caídos, la amenaza de expropiar el pazo de Meirás o la pretensión de ilegalizar la Fundación Francisco Franco, que preside su hijo Luis Alfonso.

[LEER MÁS: Luis Alfonso de Borbón presume de bebé junto a su suegra, María Leonor Santaella]

Precisamente para conocer a su último nieto, Enrique de Jesús, cuarto hijo de Luis Alfonso, cambiará próximamente España por Portugal, de donde no ha salido desde que viajara a México en enero para asistir a la boda de su sobrino, Javier Ardiz, hijo de su hermana Mariola.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios