Logo El Confidencial
UN ENLACE BLINDADO

Boda búnker de Feliciano y Sandra: cristales tintados y contratos de confidencialidad

El tenista y la modelo han vendido la exclusiva y para preservarla contaron con grandes medidas de seguridad para evitar filtraciones

Foto: Feliciano López y Sandra Gago, en una imagen de archivo. (Getty)
Feliciano López y Sandra Gago, en una imagen de archivo. (Getty)

Feliciano López y Sandra Gago ya son marido y mujer. En una boda de ensueño en el jardín de la finca La Concepción de Marbella, declarado histórico-artístico, la pareja se ha preocupado hasta el extremo por la seguridad del enlace que celebraron ante 200 invitados.

Los novios no quisieron dejar ni una fisura que pudiese romper la exclusiva que habían contratado.

[LEA MÁS: El sorprendente primer vestido de novia de Sandra Gago]

Fue el mismísimo tenista el que llamó a la empresa privada Zantza, que presta servicios de seguridad en Puente Romano, para que pusiera a sus hombres vigilando cualquier movimiento extraño que pudiera poner en peligro las codiciadas imágenes.

Se prohibió a los invitados llevar móviles. Además tuvieron que acceder al recinto en 4 autobuses, que previamente habían sido registrados. Los vehículos, todos con cristales tintados, no permitían desde el exterior ver a nadie.

Las empresas que ofrecieron los servicios para el enlace dentro de la finca tuvieron que firmar un contrato de confidencialidad. Todas sin excepción.

Feliciano López y Sandra Gago, en una imagen de archivo. (EFE)
Feliciano López y Sandra Gago, en una imagen de archivo. (EFE)

La decoración

La firma de los arreglos florales fue de Pedro Navarro, quien confeccionó el ramo de Sandra Gago. Según manifestó a Vanitatis el decorador: “Todo lo ha supervisado la novia. Somos una empresa que tenemos aquí en Marbella el taller, también tenemos otro en Lorca y nuestro lema es: 'El mundo está lleno de cosas y es realmente necesario que alguien las encuentre'."

Los decoradores a los que Sandra dio su aprobación, según su propia descripción, están especializados en "diseños románticos, naturalistas". Esta empresa también se ocupó de otras tareas nupciales como iluminación, mantelería, sillería y el menaje. Para los arreglos florales, eligieron tulipanes y paniculata para decorar el escenario de su gran día.

Feliciano también destacó en su momento esa entrega de la novia a la hora de preparar la boda: “El día de la boda voy a estar feliz. Va a ser un día muy especial para ella, es un día para ella. Quiero que ella sea la protagonista de ese día, sobre todo porque lo está preparando con tanta ilusión que quiero que todo salga bien y que ella esté feliz”, dijo antes del enlace.

Sandra Gago, con joyas de Rabat. (Víctor Gil)
Sandra Gago, con joyas de Rabat. (Víctor Gil)

La música: del Ave María a Bambino

Durante el evento nupcial, dos grupos fueron elegidos para la boda: uno clásico, que llevó su propio piano blanco a la finca para interpretar el Adagio y el Ave María, y otro más canalla, los Alpresa, con aires flamencos y latinos. "A Feli le gusta mucho el flamenquito y si la lluvia nos deja, vamos a dar marcha hasta las tantas”, comentaban sus componentes en la puerta de la finca.

El grupo sevillano ya ha actuado en bodas como la de Fran Rivera y Lourdes Montes o la del diestro Manzanares.

Los novios posaron para su exclusiva antes de que los invitados llegaran. La joven lució un diseño de Jesús Peiró (la primera persona que la vistió de novia en la pasarela). "Lo que sentí ese día fue increíble porque nunca me había visto y ahí prácticamente me enamoré", explicaba ella misma en redes sociales.
Por su parte, Feliciano López lució un traje elaborado artesanalmente. Su indumentaria nupcial fue elegida personalmente y hace pocos días se le vio en las puertas de una sastrería muy chic de Madrid, ubicada en pleno barrio de Salamanca.

El boceto de Sandra Gago. (Jesús Peiró)
El boceto de Sandra Gago. (Jesús Peiró)

La madre y la abuela del novio eligieron a Yatelier Costura, una empresa de Madrid, para que les confeccionara un vestido de seda con flores para la primera y de encaje para la segunda.

Solo se vio a Manolo Santana

A pesar de que habían anunciado la presencia de tenistas de renombre, el único que entró sin cristales tintados y que se dejó ver, ya que acudió en su 'escarabajo', fue Manolo Santana, que llegó el último con su mujer Claudia al volante.

Ni Verdasco, que está en China, ni Nadal, que juega en Suiza, aparecieron en la boda.

A la hora de elegir Marbella como telón de fondo para su boda, Feliciano López y Sandra Gago pensaron en la comodidad. Dentro de unos días, el tenista tiene que jugar la Senior Masters Cup en Puente Romano. Parece que la luna de miel, de momento, tendrá que esperar.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios