Rafa Nadal y Xisca Perelló: un 'sí, quiero' privado, con reyes y seguridad 'militar'
  1. Famosos
boda búnker

Rafa Nadal y Xisca Perelló: un 'sí, quiero' privado, con reyes y seguridad 'militar'

La seguridad extrema ha caracterizado la llegada de los invitados y aún se desconoce si la pareja compartirá o no una fotografía del feliz momento en el que se han casado

placeholder Foto: Don Juan Carlos llegando al enlace.(EFE)
Don Juan Carlos llegando al enlace.(EFE)

A finales de enero de este año, comenzaba la historia de confidencialidad en torno a la boda de Rafa Nadal y Xisca Perelló que ha perdurado hasta hoy. Entonces se daba a conocer en exclusiva la boda del tenista con el amor de toda su vida, un hecho que enfadó tanto al protagonista que incluso le hizo empeñarse en buscar al topo para apartarlo de su círculo. Fue solo el punto de partida de lo vivido este sábado por la mañana en Sa Fortalesa, el lugar donde Rafa ha conseguido dar el sí quiero a Xisca alejado de miradas ajenas y rodeado de casi 200 invitados.

Apenas eran las diez de la mañana cuando empezaban a llegar los primeros curiosos a la entrada al Aeródromo Militar de Pollensa, lugar donde está Sa Fortalesa. El lema de la puerta 'Todo por la patria' recordaba a reporteros, turistas con sillas de playas y lugareños que el tenista de Manacor no se casaba en un lugar de fácil acceso. Dos militares flanqueaban el acceso, acordonado para la ocasión, y ponían orden bajo un sol imponente típico del ya aceptado veroño.

placeholder  Entreda a Sa Fortaleza (FOTO: M. Reyes)
Entreda a Sa Fortaleza (FOTO: M. Reyes)

Mientras la tranquilidad e incluso el aburrimiento por no ver ningún movimiento se apoderaba de algunos de los allí presentes, el Hotel Illa D’Or, lugar donde se han alojado gran parte de los invitados al enlace, acogía el jaleo típico de una boda. Desayunos con vistas a la bahía de Pollensa, visitas de las invitadas a la peluquería instalada para la ocasión en una sala del establecimiento y llegada de público foráneo para intentar ver un poco de la boda. Al menos, los vestidos de las invitadas. Al menos, las caras más famosas. Todo era poco para calmar el ansia por saber.

El reloj marcaba las once y media de la mañana cuando el clima cambiaba tras la llegada a Sa Fortaleza del cura de la ceremonia, el religioso Tomeu Català, fundador de Proyecto Hombre y gran amigo de la reina Sofía. Tras él hicieron acto de presencia los primeros invitados en un autobús con cristales tintados que apenas se detuvo en la curva de acceso al recinto militar. Sería el primero de una decena de minibuses de la empresa Roig Premium, encargada de la recogida de los asistentes tanto en la Rafa Nadal Academy como en la puerta del hotel Illa d’Or.

Desde el centro de alto rendimiento de Nadal en Manacor han partido los amigos -todos iban con la misma pajarita de color lila- y amigas del novio y la novia, así como los familiares de ambos. Precisamente los tíos del tenista, Rafel, Toni y Miguel Àngel con sus respectivas familias, han formado parte de esta comitiva. Desde el hotel del Port de Pollensa, en cambio, salían los tenistas David Ferrer, Feliciano López, Albert Costa, Juan Mónaco y Marc López, acompañados por parejas.

placeholder  El tenista Feliciano López y Sandra Gago (EFE)
El tenista Feliciano López y Sandra Gago (EFE)

El entrenador de Rafa Nadal, Carlos Moyà, y su mujer Carolina Cerezuela -imponente con un vestido rojo- han llegado en su propio coche, un BMV azul, hasta Illa D’Or y ahí se han unido al resto de los asistentes. La locura por la intimidad ha hecho que todos los invitados se hayan encontrado en sus asientos de los autobuses el siguiente mensaje: “Os recordamos que nos gustaría que disfrutaráis de nuestra boda y que fuera en la más estricta intimidad. Cuando lleguéis encontraréis un casillero para que podáis dejar los móviles. Muchas gracias: María Francisca y Rafael”.

[LEER MÁS: los mejor y peor vestidos de la boda de Rafa Nadal, de la tierra batida a la iglesia]

placeholder El rey Juan Carlos, invitado a la boda de Rafa Nadal y Mery Perelló. (EFE)
El rey Juan Carlos, invitado a la boda de Rafa Nadal y Mery Perelló. (EFE)

Sólo los reyes eméritos, Juan Carlos y Sofía, han entrado con su propio coche hasta la base militar para después pasar a la Fortalesa. Don Juan Carlos, sentado en la parte delantera, saludaba a los presentes. En los asientos posteriores del vehículo iba la Reina emérita con vestido beige y recién llegada de los premios Princesa de Asturias.

Rozaba la una de la tarde cuando los dos militares anunciaban el final de la llegada de los asistentes a la boda del año. Se retiraban la Policía Local de Pollensa y la Guardia Civil, dispositivo de seguridad del Ayuntamiento para evitar aglomeraciones, y se apagaba todo. Dentro de Sa Fortalesa comenzaba la ceremonia religiosa con la que Rafa Nadal y Xisca Perelló ponían punto final a 14 años de noviazgo. Él con un traje de Brunelli Cucinelli y ella con un vestido de Rosa Clará, cuyo boceto deja al descubierto un estilo elegante y sofisticado. Bordado a mano de manera meticulosa, está realizado en encaje francés e inspirado en el movimiento artístico Art Déco. Más tarde lucirá otro vestido también de la misma diseñadora.

placeholder Boceto del vestido de Rosa Clará para Xisca Perelló
Boceto del vestido de Rosa Clará para Xisca Perelló

[LEER MÁS: Analizamos el vestido de novia de Xisca Perelló]


Una vez pasado el día de hoy, tanto Rafa Nadal como Xisca Perelló volverán a su rutina diaria. Él será proclamado número 1 del tenis mundial el próximo 4 de noviembre y ella volverá a su puesto de directora de Estrategia y Relaciones Institucionales en la Fundación Rafa Nadal, perteneciente a la Rafa Nadal Academy. Ambos se volcarán en su nueva vida en común y en la ilusión de formar una familia, tal y como ha comentado el tenista español en varias ocasiones.

Rafa Nadal Xisca Perelló
El redactor recomienda