Logo El Confidencial
EMPRESAS

Cayetano Rivera, su mejor momento como torero, su mal momento en lo demás

La vida privada del diestro acapara los titulares justo cuando acaba de firmar la temporada más completa de su carrera. Su principal motivación es su hijo

Foto: Cayetano Rivera Ordóñez, en una imagen de archivo. (Getty)
Cayetano Rivera Ordóñez, en una imagen de archivo. (Getty)

Cayetano Rivera Ordóñez ha convivido con la fama desde que nació. Es nieto, hermano e hijo de toreros. Su devenir personal y profesional ha ocupado un gran espacio en las revistas y los programas del ramo, aunque, de los tres hijos de Paquirri, ha sido el que menos ha buscado la fama. Estudió en el internado Beau-Soleil, en los Alpes suizos, habla perfectamente francés e inglés, hizo producción de cine en Los Ángeles, siempre se ha salido del guion que le venía marcado... Siempre, hasta que con 28 años decidió dejarlo todo y vestirse de luces por primera vez.

Entonces tuvo que lidiar con todo el peso de su apellido (para lo bueno y para lo malo) y lograr que le tomaran en serio. Tuvo un parón (volvió a estudiar), pero regresó a los ruedos. Y ahora, cuando vislumbra el final de su carrera en los toros, acaba de firmar su temporada más completa, con momentos memorables como las cuatro orejas de Pamplona o la Feria de Málaga, cuando salió a hombros. Cuando Roca Rey se dio de baja (si eso es posible en un torero), entró en los carteles de Ciudad Real, Málaga, Huelva, Cuenca y Tomelloso. "Tengo hambre de toreo", reconocía hace menos de un mes en la revista 'Aplausos'. "Voy a por todo lo que algunos han dicho que no puedo conseguir".

Cayetano sale a hombros en la pasada Feria de Málaga. (EFE)
Cayetano sale a hombros en la pasada Feria de Málaga. (EFE)

"Mi hijo me motiva mucho, me gustaría que el día de mañana se pudiera sentir orgulloso de lo que hizo su padre". Hacía nueve años que no pisaba la plaza de Acho (Lima), y volvió el pasado 25 de noviembre para la confirmación del sevillano Pablo Aguado, aunque sin suerte. Es allí, en Perú, donde estaba cuando un programa de televisión empezó a especular con la existencia de unas imágenes que no le dejarían en buen lugar respecto a su esposa, Eva González. Las fotos finalmente han visto la luz en la revista 'Semana'. En su mejor momento como torero, cuando las cogidas le habían respetado, llega esto, que es casi como el cuerno de un toro invisible.

Cayetano Rivera y Eva González, el día del bautizo de su hijo. (Sevilla Press)
Cayetano Rivera y Eva González, el día del bautizo de su hijo. (Sevilla Press)

El diestro reaccionó enviando un comunicado en el que amenazaba con emprender acciones legales contra aquellos que especularan sobre su vida. Su mujer, mientras, está enfrascada en la grabación de las audiciones a ciegas de 'La Voz' y mantiene el silencio, al menos en sus redes sociales. La pareja nunca ha sido dada a explicar los detalles de su vida privada en la prensa, pero estos días todos se preguntan cuál será el próximo capítulo de esta historia una vez que ya se han publicado las fotografías que, por otro lado, no son especialmente concluyentes.

El maestro ha encontrado en los toros lo que no encontró en sus múltiples aventuras empresariales. Tiene, como su hermano Francisco, una vena emprendedora que le ha llevado a aventurarse en negocios gastronómicos, inmobiliarios, producción audiovisual, competiciones deportivas y otras actividades. En total, su nombre aparece vinculado a una decena de empresas que languidecen, la mayor parte sin actividad, en el Registro Mercantil.

Malos datos

En 2016 vendió su participación en dos restaurantes madrileños en los que había invertido años antes junto a Santiago Segura. Entonces se centró en el mercado del lujo en Marbella, con una empresa que ofrecía servicios prémium para los millonarios de la zona, como un jardinero de confianza o el alquiler de jets privados. Lo cierto es que la gran mayoría de las empresas en las que aparece (que a la vez participan en otras empresas) no tienen actividad o arrojan malos datos.

Portada de la revista 'Semana'.
Portada de la revista 'Semana'.

Goosfraba, dedicada a 'otras activades profesionales', declaró en 2018 unos resultados negativos de -531 euros. Magistica, dedicada al alquiler de bienes inmobiliarios, cerró 2018 con 1.315 euros de resultado. Mitraditi, destinada a otras actividades recreativas y de entretenimiento, declara un activo de más de un millón y medio, pero perdió cerca de 100.000 euros en 2018. Su aventura marbellí a través de Kara Real Estate y Kara Flights cerró el pasado ejercicio con pérdidas que superaban los 38.000 euros. Unos números un tanto desalentadores.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios