Logo El Confidencial
REY DE LA ASTRACANADA

Millán Salcedo, detrás de las risas: su discreta vida, su salud y sus polémicas

Siempre hermético con su faceta privada, el popular cómico se encuentra ya recuperado de la crisis epiléptica que sufrió el pasado verano

Foto: Millán Salcedo. (Efe)
Millán Salcedo. (Efe)

Las empanadillas de Móstoles, la delirante entrevista que le hicieron a Madonna, sus películas, que detestan pero que fueron exitazos en taquilla... Todos estos momentos y muchos más protagonizados por Millán Salcedo y Josema Yuste como Martes y Trece forman parte de la historia del humor de este país, que es la que más nos une por encima de diferencias políticas o de los fans y detractores acérrimos de la tortilla con o sin cebolla.

Con cuarenta años de carrera profesional a sus espaldas, Millán ha trabajado en solitario desde que en 1997 se disolviera el dúo cómico, algo que llegó a calificar como "una liberación". En los últimos tiempos se ha volcado más en el teatro y en la literatura –ha publicado tres libros– tras una época en la que su fama llegó a cotas estratosféricas y su particular estilo de hablar era copiado por media España.

Josema, Fernando y Millán, la formación original de Martes y Trece. (Getty)
Josema, Fernando y Millán, la formación original de Martes y Trece. (Getty)

Una fama que pasó factura a su salud física y mental, ya que en 1992 y 1993 ingresó dos veces en una clínica por agotamiento y depresión. El último susto lo dio este pasado verano cuando fue ingresado en Sevilla por lo que en principio parecía un ictus pero resultó ser una crisis epiléptica generalizada. Su familia emitió tras la salida un comunicado en el que agradecieron "las numerosas muestras de cariño por parte de sus amigos, compañeros de profesión y medios de comunicación".

Precisamente de su vida familiar y personal conocemos poco, porque Millán siempre se ha caracterizado por la discreción en ese aspecto. "Que si he tenido novia, que si he tenido novio, ¿qué más da? Lo van a decir aunque yo no lo diga", confesaba en una entrevista con 'El País'. "¡Si hay algo publicado por ahí por las redes que dice que Josema y yo nos separamos porque no podía soportar más que yo le tirara los tejos!".

El cómico, en una imagen reciente. (CP)
El cómico, en una imagen reciente. (CP)

Natural del pequeño pueblo de Brazatortas (Ciudad Real), fue víctima de una infancia muy dura. Su padre murió cuando él tenía 7 años, y desde entonces hasta los 17, estuvo en un hospicio porque su madre se tuvo que ir a Madrid a trabajar en una portería. Tuvo que sufrir para alcanzar la condición de estrella, impulsada sobre todo por la aparición del entonces trío cómico en 1979 en 'Fantástico', un programa presentado por José María Íñigo, que les permitió hacer una parodia de las entonces acompañantes corales de Julio Iglesias, las Trillizas de Oro.

Desde entonces acumuló éxitos pero también controversias, como su imitación de los Reyes –fueron los primeros que se atrevieron a hacerlo–, los sketches de 'maricón de España' o el de la mujer maltratada y el truculento caso de la denuncia que recibieron de Encarna Sánchez.

[LEER MÁS. Josema Yuste: su papel más friki y su historia de amor]

"Estos se van a tener que ir de este país", dijo entonces la locutora, indignada, desde su programa de la COPE. "Sobre todo uno, Millán, de Martes y Trece. Pues estos cobran 1.500 millones, y sin ninguna gracia, y sin ninguna personalidad. Y el tal Millán de feo que es, te asusta. Vulgares y sin chispa, con cara de malas ideas, sobre todo el Millán, Millán tiene cara de mala gente, de amargado".

El sketch de las empanadillas. (TVE)
El sketch de las empanadillas. (TVE)

Un cabreo que queda casi en una anécdota si tenemos en cuenta lo que contó después Salcedo en el programa 'Viva la vida'. "Al principio tenía miedo, sí. Porque yo recibía llamadas anónimas y me dejaban mensajes en el contestador. Una de ellas exactamente decía: 'Ojalá te mueras de cáncer hijo de la gran puta'. Me gustaría hasta sentarme con Isabel Pantoja, ver el programa que en su día hicimos y preguntarle: ¿dónde está la ofensa?". Como punto final de la historia confesó que "coincidí con ella en el entierro de Lola Flores y le pedí disculpas al oído y ella me respondió que no me preocupara".

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios