Logo El Confidencial
FALLECIDO VÍCTIMA DEL COVID-19

Esther Doña, la viuda de Carlos Falcó, en palabras del marqués y de su hija Tamara

La llegada a la vida del aristócrata y empresario fue una sorpresa, pero finalmente se casaron y lograron superar algunos momentos delicados

Foto: Carlos Falcó y Esther Doña. (Getty)
Carlos Falcó y Esther Doña. (Getty)

Hace tan solo un par de semanas entrevistábamos a Tamara Falcó en Lanzarote y cuando le preguntamos por su padre, Carlos Falcó, le definió como noble en toda la extensión de la palabra, no solo por ser aristócrata, sino por sus valores morales y su manera de tratar a los demás. Cuando abordamos cómo era su relación con Esther Doña, la que es ahora su viuda, dejó entrever que no se frecuentaban demasiado, pero subrayó lo que para ella era esencial y también para el propio aristócrata, que siempre se reservó las mejores palabras para Doña.

"Es la mujer de mi padre. Cuando mi padre se casó con Esther, yo era una adulta. No es lo mismo que cuando se casó con Fátima de la Cierva, porque yo era una niña. Tenía siete años y pasaba los fines de semana con ella. Le veo contento y feliz, y eso es lo que importa", contestaba la socialite y diseñadora sin valorarla ni entrar en mayores pormenores. Una actitud que han mantenido los hijos del exmarido de Isabel Preysler incluso en los momentos más delicados. Como cuando 'LOC' desveló en junio del año pasado un episodio que había tenido lugar en el mes de febrero anterior, cuando mantuvieron una fuerte discusión en el hotel Eurobuilding que acabó con Falcó pasando la noche en comisaría.

Una pareja sólida

Posteriormente llegaba un comunicado conjunto, en el que no se negaba la veracidad de los hechos, y apostaba por la vigencia y fortaleza de una pareja que, efectivamente, no se rompió ni volvió a protagonizar ninguna situación parecida: "Ante las diversas especulaciones aparecidas en algunos medios, nos alegra confirmar la vigencia y solidez de nuestra relación matrimonial y el pleno éxito de la extirpación del tumor óseo, afortunadamente benigno, que tanta preocupación e incertidumbre nos ha causado durante los últimos meses. Pedimos también comprensión y respeto".

En palabras del marqués de Falcó, se trata del peor momento de una relación que, si nos atenemos a las declaraciones de su hija Tamara, fue feliz hasta el último momento. "Es la única vez que hemos tenido una discusión tan fuerte. Hemos superado una crisis y este episodio nos debe ayudar a que no nos vuelva a ocurrir algo así", dijo después el marqués. Y se cumplió esta predicción.

Esther Doña y Carlos Falcó, en un evento el pasado noviembre. (Limited Pictures)
Esther Doña y Carlos Falcó, en un evento el pasado noviembre. (Limited Pictures)

El propio Carlos Falcó explicaba en Vanitatis en marzo del año pasado cómo surgió su relación sentimental con la exmodelo malagueña: "Siempre pensé que algún día acabaría con una mujer andaluza y así ha sido. Era el destino, ella vino a una de las presentaciones de mis vinos en Málaga, eran todo sumilleres de la Costa del Sol, y al verla pregunté por ella al dueño del restaurante, por si también era sumiller, y me dijo que era su prima. Fue un flechazo".

Carlos Falcó y Esther Doña, aunque comparecieron en numerosos actos sociales durante su relación, la llevaron con casi tanta discreción como su boda, que fue secreta. Este año hubieran celebrado su tercer aniversario el 22 de julio. Contrajeron matrimonio en secreto en la finca El Rincón, una de las joyas de la corona del patrimonio del aristócrata, y solo estuvieron presentes dos de sus cinco hijos, los dos menores, Dante y Aldara, además de algunos amigos íntimos de la pareja, Enrique, el abogado de Falcó, y su mujer, Margarita. Un año antes se habían hecho pareja de hecho, de igual manera, sin que hubiera trascendido su intención de formalizar su relación.

Uno de los episodios más duros de la vida de Esther Doña estuvo relacionado con su salud (por suerte, todo salió bien) y a él hacían alusión en el comunicado reproducido anteriormente: "Me diagnosticaron un tumor de células gigantes y tuve riesgo de amputación de la pierna”, manifestaba en la revista '¡Hola!' en agosto del año pasado, al mismo tiempo que destacaba que "las crisis son oportunidades y eso es lo que nos ha pasado a nosotros".

Esther, en una imagen de archivo. (Limited Pictures)
Esther, en una imagen de archivo. (Limited Pictures)

Eran muchas las cosas que les unían al marqués y a su viuda, pese a las más de tres décadas de edad que les separaban. Una de ellas, el vino, como Falcó desvelaba a Vanitatis: "Para ella su favorito es el syrah y ahora ha cambiado al graciano, yo me fío mucho de su gusto. Ella tiene un primo hermano que es como un hermano, Antonio, que es sumiller, tiene un restaurante en Málaga muy conocido, al lado de la catedral, muy centrado en el mundo del vino".

Otra de las cuestiones en las que encajaban también era en sus estilos de vestir, como desvelaba la exmodelo la primera vez que acudió con Carlos Falcó a la Fashion Week Madrid en septiembre de 2018: “Mi estilo es clásico. No soy una persona que me gusten los escotes, ni las transparencias… Me identifico con Torretta y Adolfo Domínguez. No me atrevo a arriesgar, soy conservadora”, declaraba a Vanitatis, al mismo tiempo que el marqués destacaba que “yo me fijo mucho en cómo se viste Esther, que yo creo que es una mujer que se viste maravillosamente y a la que admiro mucho, entre otras muchas cosas, por eso, por el saber vestirse bien”.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios