Logo El Confidencial
PAREJA POR CINCO AÑOS

Isabel Preysler no quiere ser marquesa de Vargas Llosa: las posibles razones

Aunque su hija Tamara será en breve la IV marquesa de Griñón, a la socialite no le acaba de convencer lo de ostentar un título similar pero en calidad de consorte

Foto: Isabel Preysler. (Limited Pictures)
Isabel Preysler. (Limited Pictures)

Isabel Preysler fue marquesa de Griñón consorte desde el 23 de marzo de 1980, fecha en la que contrajo matrimonio con Carlos Falcó, hasta su divorcio. En realidad dejó de serlo oficiosamente en julio de 1985, cuando Miguel Boyer se trasladó a vivir al chalé familiar de la calle Arga, 1. Nunca utilizó el título en sus apariciones como imagen de marca, tan solo le servía en su material de escritorio: tanto en los sobres como en el papel de cartas (siempre de color azul Francia) aparecía impresa la corona nobiliaria.

Quizá fue una de las pocas cuestiones domésticas en las que Carlos Falcó impuso su opinión. Más de una vez comentó, en público y en privado, que no entendía por qué su mujer no utilizaba el título en su vida laboral. En aquella época, Preysler se convirtió en entrevistadora para la revista '¡Hola!' y, en sus encuentros con personajes internacionales, el referente que empleaba era haber estado casada con Julio Iglesias. Nada de oropeles nobiliarios.

Preysler, en el desfile de Pedro del Hierro. (EFE)
Preysler, en el desfile de Pedro del Hierro. (EFE)

Tras la muerte de Carlos Falcó, Tamara será, por derecho, la VI marquesa de Griñón, y si su madre se casara con Mario Vargas Llosa, sí podría hacer la competencia a su hija. El nobel también es marqués por real decreto desde el 3 de febrero de 2011. La distinción fue otorgada por el rey Juan Carlos por la “extraordinaria contribución de don Jorge Mario Vargas Llosa, apreciada universalmente, a la Literatura y a la Lengua española”.

En el preciso momento en que la pareja contrajera matrimonio, Isabel Preysler volvería a formar parte del organigrama nobiliario. Esta condición es exclusiva del cambio de estado civil que, por ahora, no ha sucedido. Según ha explicado la protagonista, “no hay ninguna necesidad y estoy encantada de esta etapa mía de novia porque nunca he pasado tanto tiempo sin casarme”.

Un lustro de relación

Este junio se cumplirán cinco años desde que comenzaron su relación. Y no fue en Madrid, como se suponía, sino en Londres, cuando ambos formaron parte de la expedición anual que la firma Porcelanosa organiza como benefactora de la fundación del príncipe de Gales. A la cena acudían todas las empresas que donan dinero para las acciones solidarias de Carlos de Inglaterra. Desde ese día, “no nos separamos”, según contó tiempo después la protagonista.

Llosa e Isabel Preysler, en una imagen de archivo. (Getty)
Llosa e Isabel Preysler, en una imagen de archivo. (Getty)

¿Y cuáles son las razones para que el escritor y la madre de Tamara Falcó no se casen y, por lo tanto, no pueda ser marquesa? Aparte de la información propia de Preysler (la “innecesidad” de casamiento) hay otros parámetros que tienen que ver con el divorcio en Perú y con unas leyes más restrictivas.

El nobel, que tiene la doble nacionalidad, no tuvo problemas y en poco tiempo fue de nuevo soltero en España. Sin embargo, en su país tardó bastante tiempo en solucionar el papeleo. Los que conocen el tema explican a Vanitatis: “Si quisieran, podrían contraer matrimonio en cualquier momento. Hay que tener en cuenta que Isabel, como viuda de Miguel Boyer, cobra una pensión que, comparada con sus contratos promocionales, es poco, pero siempre viene bien. Puede ser que esta sea la causa para que sigan de novios”.

Si la boda está cerca o no, solo ellos lo saben. Lo que sí es seguro es que el título de marquesa consorte no forma parte de sus prioridades.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios