Tamara Falcó ya es marquesa de Griñón según el BOE: cómo le llegó el título
  1. Famosos
TÍTULOS NOBILIARIOS

Tamara Falcó ya es marquesa de Griñón según el BOE: cómo le llegó el título

La hija de Carlos Falcó e Isabel Preysler se convierte, desde este 7 de diciembre, en marquesa según la orden que publica este lunes el Boletín Oficial del Estado

placeholder Foto: Tamara Falcó en una tierna imagen con su padre. (Instagram @tamara_falco)
Tamara Falcó en una tierna imagen con su padre. (Instagram @tamara_falco)

Tamara Falcó es, desde este 7 de diciembre, marquesa de Griñón, según la orden que publica este lunes el Boletín Oficial del Estado. La televisiva de 39 años, recibe así el título, que fue creado en 1862 por la reina Isabel II a favor de María Cristina Fernández de Córdova y Álvarez de las Asturias-Bohorques y lo hace ocho meses después del fallecimiento de su padre, Carlos Falcó y Fernández de Córdova. Aunque la ganadora de ‘MasterChef’ es ya, según el BOE marquesa, sin embargo no recibirá el tratamiento de Grande de España, a diferencia de su hermano.

Foto: Tamara Falcó. (Redes)

La orden firmada por el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, el pasado 27 de noviembre aparece publicada en el BOE y establece que "se expida, sin perjuicio de tercero de mejor derecho, Real Carta de Sucesión en el título de Marqués de Griñón a favor de doña Tamara Isabel Falcó Preysler, por distribución y posterior fallecimiento de su padre, don Carlos Falcó y Fernández de Córdova".

Sin embargo, como ya adelantó Vanitatis, esta es solo una parte del proceso y falta la más importante: la firma del rey Felipe VI. El hecho de que salga en el BOE no quiere decir que Tamara se convierta en marquesa de Griñón automáticamente. El BOE no hace marqueses, el único que hace marqués es el Rey, por tanto, tiene que esperar a tener la carta de sucesión firmada por él”, aseguran fuentes consultadas por este medio. Una carta en la que el Rey dice textualmente lo siguiente: “Para que vos (en este caso Tamara) desde ahora os podáis llamar o titular marquesa de Griñón como yo desde ahora os llamo y titulo”. Sin firma no hay título.

Foto: Tamara Falcó. (7 y Acción)


Cómo llegó el título a sus manos

Hacía tiempo que el marqués de Griñón había decidido repartir sus títulos entre sus hijos de una manera equitativa. El principal, el marquesado de Castel-Moncayo, para el primogénito, Manuel Falcó Girod, y el de Griñón, para Tamara, tercera de sus cinco hijos. Xandra, la segunda, ya ostenta el título de marquesa de Mirabel, cedido por su abuela Hilda Fernández de Córdoba. Los dos pequeños, Aldara y Duarte, heredarán por su madre, Fátima de la Cierva. La abuela, Ymelda Moreno de Arteaga, es marquesa de Pozas.

Con lo cual, la única que se quedaba fuera del estamento nobiliario era Tamara. De ahí que su padre quisiera que fuera ella la futura marquesa de Griñón, título que ya llevó su madre, Isabel Preysler, en calidad de consorte. Era en el mes de mayo cuando la exconcursante de 'MasterChef Celebrity' lo confirmaba en la revista '¡Hola!', su "álbum familiar", como definía la nueva marquesa a la revista.

placeholder Isabel Preysler y Tamara Falcó, en 2014.  (Cordon Press)
Isabel Preysler y Tamara Falcó, en 2014. (Cordon Press)

No sorprendió la decisión paterna porque, ya en el 2015, Carlos Falcó comentó en una entrevista que sería ella la sucesora: “Queda por asignar Griñón y, seguramente, será para Tamara”. Su razonamiento era el que se ha explicado más arriba. Este tipo de reparticiones de títulos, que en la sociedad actual sirven para poco, puede resultar llamativo para el resto de los ciudadanos que no forman parte del organigrama heráldico, pero así son las normas: o se ceden o se heredan por primogenitura y, normalmente, cuando fallece el titular.

Alba no es Griñón

En el caso de la Casa de Alba, los dos hermanos mayores, Carlos y Alfonso Fitz-James Stuart, traspasaron los títulos de Huéscar, Osorno y Aliaga y Almenara, respectivamente, a sus hijos. Antes que ellos, fue la duquesa de Alba quien lo hizo con sus seis descendientes. En la familia Alba había, y hay, mucho por repartir.

La diferencia con los hijos de Griñón radica en que entre los hermanos Falcó-Girod-Preysler la relación es excelente y los dos mayores, Xandra y Manolo, son muy protectores con los pequeños. Por lo tanto, la resolución del padre no ha sido un problema en la repartición de la herencia. Como ya publicó Vanitatis, la dirección del patrimonio del marqués de Griñón hace tiempo que ya no estaba en sus manos y sí en las de sus hijos mayores.

La marquesa y la viuda

Por todo lo anterior, la noticia no sorprendía ni a la familia directa ni a la vertiente Preysler. Hace cinco años, y coincidiendo con las declaraciones de Carlos Falcó para 'La Razón' en las que explicaba su decisión, la propia Tamara ya lo comentó en una reunión de amigos. De sus palabras se desprendía que, casi seguro, sería marquesa. Todos los presentes la felicitaron y ella admitió que cuanto más tarde pudiera llevar el título, mejor, ya que significaría que su padre estaba vivo. Para los que desconocían las leyes que marcan los títulos nobiliarios, contó que el importante era para su hermano mayor. Y ahí quedo la cosa.

Cuando en alguna de sus apariciones públicas se le preguntaba por el tema, ella aseguraba con la naturalidad que la acompaña siempre: “¡Claro que me gustaría!”. Ahora lo es.

La decisión de dejar a su hija el título la tomó el titular antes de que entrara en su vida Esther Doña y así lo sabían sus descendientes. En la actualidad, su cuarta esposa es la marquesa viuda de Griñón, una denominación que solo tiene carácter social y no entorpece la titularidad de Tamara.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Tamara Falcó
El redactor recomienda