Máximo Huerta, un ave fénix a los 50: ministro breve, Navidad difícil y una esperada vuelta a casa
  1. Famosos
cumpleaños feliz

Máximo Huerta, un ave fénix a los 50: ministro breve, Navidad difícil y una esperada vuelta a casa

El escritor y presentador ha resurgido de sus cenizas tras una época complicada con renovadas energías y nuevos proyectos

placeholder Foto: Máximo Huerta. (RTVE)
Máximo Huerta. (RTVE)

"Tengo la suerte de poder jugar con mi nombre. En casa y en familia, soy Maxi; entre amigos, Max; me conocen mucho como Màxim y soy Máximo desde el 26 de enero de 1971". Con estas palabras en una entrevista en 'La Razón', Máximo Huerta –que hoy cumple medio siglo de vida– aclara la pequeña controversia que causó su reciente 'cambio de nombre', que no ha sido tal en realidad.

El escritor llega sonriente a los 50, como confesaba él mismo en un post de su muy activa cuenta de Instagram. "Sonríe muchacho, que mañana es tu cumpleaños. Hoy, como siempre, mi madre vuelve a contarme eso tan bonito de 'a estas horas ya estaba de parto", escribía junto a un selfi en el que demuestra esa frase tan manida de "está muy bien para su edad".

Precisamente, su madre y su delicado estado de salud ha sido la razón de que las recientes Navidades no hayan sido muy alegres para Máximo. Tras desvelar que le habían encontrado un tumor, le pedía un solo deseo al 2021: "Que sea benigno y vaya bien". Sobre estas fechas de celebración, confesaba en 'Socialité' que "a mí la Navidad en confinamiento no me asusta, porque nunca hemos sido más de tres en casa: mi madre, mi padre y yo. Ahora no está mi padre".

Foto:  Máximo Huerta. (Getty)

En la misma entrevista, también confirmaba a María Patiño que en el amor las cosas van viento en popa, aunque lleva su relación con la máxima discreción. Preguntado por su pareja y su ausencia este año, quiso aclarar que "la relación continúa desde hace tres años felizmente y muy a gusto".

Breve carrera política

Lejos queda ya el año de pánico que siguió a sus seis días como ministro de Cultura y Deporte. Después de que El Confidencial desvelara que había defraudado a Hacienda durante tres ejercicios fiscales, los de 2006, 2007 y 2008, un total de 218.322 euros, decidió salir de España, cerrar sus redes sociales y guardar silencio.

placeholder  El escritor, en su presentación ministerial. (Getty)
El escritor, en su presentación ministerial. (Getty)

Meses después reconoció que tuvo que ensayar muchas veces su discurso de dimisión para poder hacerlo sin llorar y que necesitó ayuda psicológica para superar aquel duro trance. "Han sido meses de vergüenza, miedos, censura, de dolor y de pensar que no iba a poder trabajar nunca más. No veía salida", aseguró en una sincera entrevista en 'Socialité'. "Cuando reaparecí en los Goya me sentí apoyado. Salía con la cabeza baja porque sentía fracaso personal, profesional, vital y hasta familiar".

Afortunadamente, en lo laboral el éxito le sigue sonriendo. A su sorprendente paso por 'Mask Singer', donde demostró sus dotes como cantante enfundado en el disfraz de gamba, se une el buen recibimiento que sigue recibiendo cada uno de sus libros desde que en 2009 publicara su primera novela, 'Que sea la última vez...'.

Nuevos proyectos

Ahora, como contaba en su blog personal, "empieza una nueva y esperada etapa en mi vida. Vuelvo a 'casa', a la televisión donde todo empezó. Entonces se llamaba Canal 9, yo era un veinteañero, y la vida empezaba a revolucionarse entre calles, cables y palabras; ahora la televisión de todos los valencianos se llama À punt. Ha cambiado". Así de emocionado afrontaba Máximo su nuevo proyecto, el magazine 'Bona Vesprada'.

En un muy significativo vídeo promocional de su nuevo programa se podía ver al exministro en una moto por la carretera, en dirección hacia Valencia, dejando de lado la señalización de Madrid y portando entre su equipaje una foto junto con Ana Rosa Quintana y la cartera ministerial. Ante él, un nuevo y optimista horizonte.

Màxim Huerta Ana Rosa Quintana Pedro Sánchez
El redactor recomienda