La familia Bosé retira el cartel de 'se vende' de la icónica casa azul de Lucía Bosé
  1. Famosos
CASAS DE FAMOSOS

La familia Bosé retira el cartel de 'se vende' de la icónica casa azul de Lucía Bosé

El anuncio de venta del peculiar refugio segoviano de la fallecida actriz ha sido retirado por la familia a pesar de no haber conseguido aún el objetivo inicial de deshacerse de ella

Foto:  Lucía Bosé, en la entrada de su casa azul. (IG @lucia_bose)
Lucía Bosé, en la entrada de su casa azul. (IG @lucia_bose)

Aunque parece seguir presente, ya se cumple más de un año y medio de la muerte de Lucía Bosé. De la siguiente manera recordaba nuestra compañera Paloma Barrientos su primer aniversario de su muerte: "La matriarca del clan Bosé-Dominguín vivía en Brieva, en una casa azul como su pelo. Un buen día, decidió utilizar ese color para incorporarlo a su vida". Fue así como se creó una de las casas más recordadas en el imaginario colectivo español.

Tras su fallecimiento, sus hijos intentaron deshacerse de la vivienda a través de un conocido portal de internet. Sin embargo, meses después y sin ningún éxito, según informaba en exclusiva la revista 'Semana', la familia Bosé-Dominguín ha decidido retirar el anuncio. Paola Dominguín aseguraba que la casa no se ha vendido aún, pero que no quiere ofrecer más detalles.

Intento de venta

Hace meses se publicaba en un conocido portal inmobiliario el anuncio de venta de esta icónica casa azul, situada en la localidad segoviana donde Lucía Bosé pasó sus últimos días y que ella misma se encargó de decorar, al precio de 430.000 euros. Al no recibir ninguna oferta, la familia decidía ofrecer la opción de alquiler por 459 euros mensuales, precio fijado por su nieta Alma Sofía Villalta, encargada directa de la casa.

placeholder  La entrada de la casa de Lucía Bosé. (Idealista)
La entrada de la casa de Lucía Bosé. (Idealista)

En el anuncio, que invitaba a abstenerse a agencias y a curiosos, se describía la propiedad como una casa independiente de 420 metros cuadrados dividida en tres plantas con seis dormitorios, cuatro baños y una parcela de 315 metros que se encuentra en buen estado, además de armarios, calefacción individual y terraza.

placeholder  El salón con el fresco. (Idealista)
El salón con el fresco. (Idealista)

También se aportaban detalles curiosos como que el amplio y luminoso salón presume de un fresco del reconocido artista italiano Emilio Farina, además de tener chimenea y acceso directo al patio cubierto, en el que hay una fuente cuyo sonido relajante forma parte del diseño.

placeholder  El patio de la casa. (Idealista)
El patio de la casa. (Idealista)

"La Casa Azul es única, original y exclusiva donde se respira el arte y buen gusto de su anterior dueña", proseguía el anuncio cantando las virtudes de la que fuera propiedad de Lucía Bosé durante más de dos décadas, proponiéndola a un futuro comprador como residencia habitual, como lugar donde pasar las vacaciones o para ser explotada como casa rural.

Fue en una entrevista en 2017 cuando Lucía Bosé desveló que fue su nieta Bimba, fallecida ese mismo año, quien un día le tiñó el pelo de azul y ya decidió no cambiárselo nunca. Desde entonces se convirtió en su color. Cuando murió la modelo, su último homenaje fue colorear su entorno de azul: las puertas de su casa de pueblo, las ventanas y contraventanas, las cortinas y hasta las tazas del desayuno.

A sus 89 años, presumía de haber tenido una vida intensa y muy activa. Tenía amigos en medio mundo y de todo tipo: "Desde ángeles a demonios que a veces cambian de lugar y los ángeles se convierten en demonios y a la inversa", decía.

Lucía Bosé Casas de famosos
El redactor recomienda