Julio José Iglesias y Charisse Verhaert buscan un acuerdo fuera del foco para su divorcio
  1. Famosos
FAMILIAS

Julio José Iglesias y Charisse Verhaert buscan un acuerdo fuera del foco para su divorcio

Han formado una de las parejas más unidas del 'show business', pero a finales del año pasado se hizo público que empezaban los trámites de su separación. Se habló de cantidades millonarias

Foto: Julio José Iglesias y Charisse Verhaert. (Cordon Press)
Julio José Iglesias y Charisse Verhaert. (Cordon Press)

Si hay algo que resaltan todas las voces consultadas para este artículo, es que tanto Julio José Iglesias Jr. como Charisse Verhaert son dos buenas personas, quizá algo ingenuas y no demasiado preparadas para la amargura práctica de la disolución de un matrimonio. A finales del año pasado, el programa de Telemundo 'Suelta la sopa' publicó en exclusiva que la modelo belga había solicitado el divorcio de Julio José en la corte de Miami. A partir de ahí se filtraron las pretensiones económicas de Charisse, la fortuna 'oculta' de Julio José, la contrademanda con la que contestó el hijo de Julio Iglesias a su expareja. Detalles de una intimidad de la que hasta entonces solo nos había llegado el barniz.

Mientras se armaba un revuelo internacional a costa de la millonaria batalla judicial que se avecinaba, ellos insistían en que seguían llevándose bien y se mandaban mensajes cariñosos en redes. Incluso compartían la misma casa de Miami Beach por la que se iban a enfrentar en los tribunales. La vista oral del divorcio estaba prevista para el 22 de abril, pero se ha suspendido. Una vez que el eco de sus problemas dejó de escucharse en los medios, la pareja se sentó para intentar llegar a un entendimiento.

Según ha podido saber este medio, ambos están buscando un trato fuera del foco que sea justo para los dos, aunque siguen adelante con el divorcio. La familia y los amigos están apoyándoles en esta pretensión. Como explica Susana Uribarri, representante y amiga del matrimonio, "siendo los dos maravillosos seguro que llegarán a un acuerdo".

Foto: Julio José y Charisse, en una imagen de archivo. (CP)

"Mi cliente Charisse Verhaert está tratando de resolver amigablemente todos los problemas surgidos en el divorcio de las partes", confirma a Vanitatis el abogado de la modelo. "A lo largo de su matrimonio ha sido una esposa devota, fiel y amorosa, que sacrificó toda su carrera como modelo para apoyar al cien por cien la exitosa carrera de su marido en el mundo del entretenimiento. La señora Verhaert espera que su esposo reconozca sus esfuerzos y la apoye económicamente para que pueda embarcarse en el próximo capítulo de su vida y el divorcio pueda resolverse sin un juicio".

El trato entre ellos sigue siendo "cordial" y no hay "mala voluntad", más bien lo contrario, hay ganas de resolver esto por la vía del cariño y sin enredarse en declaraciones públicas. La pareja se conoció en el año 2004 y no pasó por el altar hasta 2012, en una boda íntima que tuvo la virtud mediática de unir en una misma foto a Isabel Preysler y Julio Iglesias años después de su ruptura.

placeholder Julio José Iglesias y Charisse Verhaert. (Getty)
Julio José Iglesias y Charisse Verhaert. (Getty)

Hasta que estallaron los detalles de su separación, Julio Jr. y Charisse habían llevado una vida relativamente anónima. En la demanda de divorcio, la modelo belga pedía a Julio José una pensión de 7.000 euros al mes y quedarse con la casa familiar de Miami Beach, valorada en un millón de euros. Alegaba en más de 170 páginas que el cantante posee propiedades y efectivo suficiente para hacer frente a esto, mientras ella tuvo que abandonar su carrera como modelo para dedicarse al cuidado de la casa y las tareas domésticas.

Foto: Charisse Verhaert, en una imagen de archivo. (CP)

En la contrademanda, él se negó a estas pretensiones, explicando que ella sí había continuado con su carrera. En la refriega salió a la luz el patrimonio de Julio José, hasta ahora desconocido. Además de la casa de Miami Beach, Vanitatis pudo constatar que el cantante posee otra en los Cayos de Florida valorada en más de 1.400.000 dólares, y una cabaña en el Lago Tahoe, al norte de California, cercana al medio millón de euros.

Charisse Verhaert solicitó un informe completo de los ingresos de las dos empresas de Julio José, además de las cantidades recibidas por las exclusivas concedidas a '¡Hola!' estos años y los detalles de sus cuentas corrientes. También pidió que se aportaran los títulos de propiedad de los vehículos de Julio José, entre los que hay dos Chevrolets antiguos, un Jeep, un bote amarrado en el lago Tahoe o una moto acuática.

El juicio de divorcio amenazaba con convertirse en un auténtico estriptís financiero y con arruinar la imagen pública de la pareja, algo que se está intentando evitar por la vía del entendimiento y el cariño de estos más de 15 años de relación.

Divorcio