La princesa Camilla es objeto de una condena 'real' e inaudita en Jersey
  1. Famosos
GUERRA EN LA NOBLEZA

La princesa Camilla es objeto de una condena 'real' e inaudita en Jersey

El juez ratifica su decisión y obliga a la duquesa de Castro a pagar dos millones de euros por desacato al tribunal. Le pide que dé una información que ella niega saber

Foto: Los duques de Castro, en Mónaco. (EFE)
Los duques de Castro, en Mónaco. (EFE)

“Una fantasía judicial”. Así describen los abogados y representantes de Camilla Crociani, duquesa de Castro, la última sentencia sobre su herencia, una decisión judicial por la que deberá pagar una multa de dos millones de euros por desacato al tribunal.

El juez sentencia a la duquesa de Castro por no informar sobre el paradero de parte del dinero que su madre destinó a un fideicomiso tras la muerte de su marido y que debía repartirse entre sus hijas: la citada Camilla y su hermana, Cristiana. La duquesa de Castro recurrirá la sentencia hasta el final, aunque tenga que llevarla a Estrasburgo, nos informan sus abogados.

placeholder Los duques de Castro. (EFE)
Los duques de Castro. (EFE)

Paralelamente, en diciembre de 2020 el juez ya dictó sentencia condenatoria, decisión contra la que Camilla recurrió, lo que no le ha servido de nada. Así, ahora elevará su recurso al Privy Council de Reino Unido, uno de los tribunales más antiguos de Europa, una especie de Tribunal Supremo británico, con sede en Londres. Y si allí no prospera, acudirán al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, en Estrasburgo. "Este casi lo llevamos nosotros y no vamos a permitir que Camilla pague lo que no tiene que pagar, es un escándalo", sentencian los abogados a Vanitatis.

La historia se remonta a hace más de 10 años y cuenta con numerosos episodios. El último, la citada decisión del juez que la perjudicada critica por inaudita y acusa al magistrado de usarla para una especie de venganza.

Declaración

“Se acaba de cobrar la ‘cabeza’ de una aristócrata bastante discreta que cometió el error de respetar las leyes y de decir solo la verdad. Al magistrado cascarrabias que la citó para que revelara el lugar donde su madre ‘escondía’ sus bienes, Camilla Crociani respondió sencillamente lo que sabía. Ni más ni menos. Lo que enfureció al juez”, señalan desde el entorno de la mujer de Carlos de Borbón-Dos Sicilias, duque de Castro y pretendiente al trono de las Dos Sicilias. Y añaden: “Es una fantasía judicial, a la que ni el más astuto de los abogados se hubiera atrevido nunca, giró la carga de la prueba: era el turno de Camilla de demostrar que no sabía nada”.

Foto: Los duques de Castro, en el bautizo de Jacques y Gabriella de Mónaco. (EFE)

Ante esa injusticia que ellos denuncian, han decidido llevar el caso a los tribunales londinenses y lograr así, esperan, una solución a este conflicto. ¿Qué ha sucedido durante todos estos años? Todo empezó cuando Edoarda Crociani, viuda desde 1980 del magnate italiano Camillo Crociani, creó un fondo fiduciario en 1987 para sus dos hijas, una fortuna que debían repartirse en partes iguales.

200 millones

Pero Cristiana, la segunda hija, tuvo sospechas que elevó a denuncia contra su madre y su hermana al considerar que estaban conspirando en su contra. Según Cristiana, Edoarda y Camilla habían movido 200 millones, es decir, parte del fondo, para quedárselo. A la gran suma, la denunciante añadía varias obras de arte de gran valor.

placeholder Los duques de Castro, en Mónaco. (EFE)
Los duques de Castro, en Mónaco. (EFE)

La madre y la hermana mayor siempre han negado las acusaciones y señalan a la BNP Paribas Jersey Trust Corporation, subsidiaria del banco francés, como responsable del movimiento. Según las acusadas, se trata de un error de la entidad financiera en la que estaba depositado el fondo fiduciario.

Foto: Los duques de Castro. (Getty)

Fue la propia entidad, dicen, la que les dio las indicaciones oportunas sobre los pasos a seguir para manejar la fortuna, una vez que Cristiana decidió reclamar su parte. Además, señalan que la hermana menor presentó la denuncia alentada y apoyada por la familia de su marido, el poderoso empresario de Mónaco Nicholas Delrieu.

Por este motivo, tanto Camilla como Edoarda presentaron una demanda en París contra la entidad BNP a finales de 2020, según dicen a Vanitatis sus abogados. Ambas reclaman daños y perjuicios por más de 60 millones de euros -según han contado desde su entorno familiar, Edoarda ha llegado a gastar 30 millones solo en abogados-.

Duque de Castro
El redactor recomienda