Carolina Cerezuela y Jaime Anglada: "Don Felipe es un regalo y lo demuestra día a día"
  1. Famosos
ENTREVISTA

Carolina Cerezuela y Jaime Anglada: "Don Felipe es un regalo y lo demuestra día a día"

Forman pareja artística desde 2016, que unieron su talento, y ahora que la pandemia remite vuelven a los escenarios

placeholder Foto: Cerezuela y Anglada. (Foto: Barceló)
Cerezuela y Anglada. (Foto: Barceló)

Jaime Anglada y Carolina Cerezuela forman una pareja profesional estable. En 2016 decidieron unir sus fuerzas y el resultado no les ha podido ir mejor. Desde que unieron sus talentos han sacado varios discos juntos, y una vez que la pandemia va remitiendo vuelven con sus conciertos. El primero ha sido en Madrid para presentar sus dos primeros singles de la temporada. Uno de ellos, ‘Felicidad’, es la banda sonora que ha utilizado la cadena hotelera Barceló para promocionar la campaña ‘Viajar me hace feliz’. En esta entrevista, Carolina y Jaime expresan sus opiniones sobre temas tan diversos como el próximo indulto a los sentenciados por el procés, su relación con sus respectivas parejas y, en el caso de Anglada, su amistad con el rey Felipe VI. Su último trabajo es la promoción de dos de sus singles: ‘Somos demasiados’ y ‘Si estuviera en Madrid’.

PREGUNTA: Han sido malos tiempos para la música.

CAROLINA: En general para todos. En nuestro sector había gran incertidumbre y una pena al no saber cuándo podíamos retomar los conciertos. El invierno ha sido terrorífico. Al tener que celebrarse al aire libre había muchas complicaciones. Se cancelaban actuaciones por mal tiempo. El 2020 fue una tragedia y los primeros meses del 2021 también. Ahora las cosas van mejorando.

JAIME: Empezamos a ver luz. Lo peor es no saber cuándo puedes volver a tu vida habitual.

P: En los momentos más agresivos de la pandemia, sin trabajo y sin un futuro claro, ¿llegasteis a plantearos cambiar de vida?

J: Por mi lado, no. Mi salida siempre seré la misma, que es mi relación con la música. Yo no he hecho ni pan, ni yoga, ni gimnasia ni nada de esas actividades a las que se apuntó la gente. He estado con mis hijos y he escrito más de cincuenta canciones. Era terrible escuchar las noticias y ver lo que estaba pasando en Madrid y en otras ciudades donde el número de fallecidos iba en aumento.

C: En mi caso tampoco me planteé nada diferente. Quizá lo peor es procesar la incertidumbre. Soy y he sido una privilegiada. Mi madre también estaba en casa y hemos podido hacer una vida de familia. Y saber que Carlos (Moyá) no iba a viajar con lo que suponía de riesgo.

P: Tenéis hijos pequeños, ¿cómo administrabais su mundo, que también era cambiante?

J: Creo que los han entendido mucho más rápido que los mayores. Mis hijos tienen 13 y 11 años y nos han dado un ejemplo demostrando que tienen sus herramientas para superar momentos de ansiedad, de agobio y saber adaptarse.

C: Hay que cambiar determinados conceptos. Les enseñas a que hay que compartir todo y de pronto es lo contrario. Que sus lápices, sus cuadernos y sus juguetes no pueden dárselos a otros niños porque son solo suyos. Comparto la idea de Jaime. Son como plastilina y han relativizado la situación. Mi hija no pudo celebrar su séptimo cumpleaños porque fue durante el confinamiento cuando no se podía salir de casa ni a comprar la tarta.

P: Sois pareja musical desde 2016. Fue una apuesta valiente. Pocos apostaban por vosotros como dúo. A Carolina la definían como la rubia guapa que ahora quiere cantar.

J: Sí, fui muy valiente aceptándola. Es broma. Para mí ha sido una evolución natural. Con Carol, mi respuesta a esa pregunta es siempre la misma: ¿y por qué no? Yo soy muy mío, de mis temas, y la verdad es que nunca me había planteado cantar con nadie hasta que apareció ella.

P: ¿Es difícil encajar vuestras vidas personales?

C: Él se adapta a la mía. Mi agenda es más complicada porque va detrás de la de Carlos y la de los niños. Jaime me dice: “Oye, me han llamado para un tema, ¿podemos hacerlo?”.

P: Salimos de una tragedia que nadie imaginaba.

J: Al principio pensaba que era un episodio más, pero no con las consecuencias que hemos vivido con mil muertos diarios.

C: Yo sí tenía mucha prevención. Estaba trabajando en televisión en Madrid y el comentario general era mucho más liviano. Les decía que no, que estamos recibiendo una información que no es la real. Y ya cuando las cosas se pusieron feas, le dije a Carlos: “Sácame de aquí”.

P: ¿Los políticos han hecho bien sus deberes?

J: Como ciudadano, te diré que no me gustaría estar en la piel de ningún político. Aplaudo y me quejo.

C: Deberían haberse reeducado.

P: Hay una investigación mundial para averiguar de dónde salió realmente el coronavirus.

J: No soy científico y no me atrevo a opinar, pero creo que es una manera de justificar la cagada que han hecho. Creo que debemos vivir con mucho cuidado y mirar hacia adelante.

P: Una de las consideraciones generales es que esta pandemia nos ha hecho más buenos.

J: El malo sigue siendo malo o más malo y el bueno se mantiene en su línea. Esa idea de que a partir de ahora nos vamos a querer más y nos vamos a abrazar continuamente es un hashtag que alguien se inventó.

P: Vuestro tema de este primer single, ‘Felicidad’, es un canto al buen rollo.

J: Es una manera de acabar los conciertos con la sonrisa de la gente. Nos da un chute que queríamos transmitir. Y que el Grupo Barceló haya querido que la interpretáramos para su campaña de verano ‘Viajar me hace feliz’ ha sido una suerte.

C: Y con la letra te das cuenta de la cantidad de cosas que nos hacen felices.

P: ¿No es complicado ir publicando un single cada poco?

J: Una estrategia porque al final sacar un disco con doce canciones que gusten todas es más complicado. A día de hoy, preferimos utilizar este camino. Tenemos dos temas, ‘Somos demasiados’ y ‘Si estuviera en Madrid’, dedicada a esta ciudad.

P: Los dos tenéis familias estructuradas. Jaime, llevas 29 años, y Carolina, 13. ¿Cuál es el secreto, si lo hay?

C: Paciencia y que cada uno tenga su espacio. Lo de la media naranja no existe, cada uno tiene que ser una naranja entera. La pareja tiene que sumar.

P: Vuestros hijos van cumpliendo años, ¿cómo controláis las redes sociales?

J: Por ahora solo tienen TikTok. Economizamos el tiempo hasta que llegue su hora.

C: En nuestro caso, aún son pequeños, y en el futuro, informarles de cómo deben utilizarlas.

P: Carolina, ¿cómo llevó tu marido, Carlos Moyá, el estar alejado de la competición?

C: Las semanas que no podíamos salir de casa no era fácil. Carlos necesita hacer deporte para su bienestar, y yo también necesitaba que lo hiciera porque es muy competitivo.

P: Rafa Nadal sigue siendo la mejor imagen del deporte tanto en la parte profesional como en la personal.

J: Como ejemplo, no se le puede pedir más. Muchos niños hacen deporte por él.

C: Es una persona muy madura, muy generosa y muy sensata, y eso se transmite hiciera lo que hiciera. Hasta si fuera político.

P: Jaime, tu mujer se mantiene en la sombra, ¿por alguna razón?

J: Es farmacéutica y tiene su vida. Tiene un carácter muy mallorquín.

P: Es un tema recurrente, eres amigo del rey Felipe desde hace años. ¿Te ha favorecido esa relación o lo contrario?

J: Personalmente, encontrar un amigo que merece la pena... claro que me beneficia. Don Felipe es un regalo y me lo demuestra día a día. Y yo ni lo he aprovechado, ni lo he exprimido, ni lo he utilizado nunca.

P: La situación actual del Rey es complicada.

J: Estamos todos en una situación difícil, y el Rey también, y en consecuencia el país. Tiene que lidiar con unos problemas duros como jefe del Estado y le deseo lo mejor porque será también lo mejor para todos nosotros.

P: Se sabe que Felipe VI baila salsa, ¿sabe cantar?

J: Tiene muy buen sentido del ritmo.

P: Un poco de actualidad: España esta dividida, ¿indulto a los condenados por el procés?

J: Es una línea muy fina y no se está llevando con la prudencia y la inteligencia necesaria. A ver quién puede dar la patada más fuerte.

Carolina Cerezuela
El redactor recomienda