Messi está sin contrato en el Barça: lo que ha ganado en años y cómo lo ha invertido
  1. Famosos
ES UN AGENTE LIBRE

Messi está sin contrato en el Barça: lo que ha ganado en años y cómo lo ha invertido

Pese a ganar más de 300.000 euros al día en los últimos cuatro años, las inversiones del futbolista no han terminado de cuajar. Solo los hoteles, con Grupo Majestic, han triunfado

placeholder Foto: Leo Messi. (Getty)
Leo Messi. (Getty)

Volvemos otra vez con Messi y su continuidad en el Barça. Desde que puso contra las cuerdas al club el verano pasado, ningún culé 'vive' tranquilo. Ahora, el argentino es lo que se dice un agente libre, es decir, su contrato con el FC Barcelona ha terminado y él no ha firmado todavía el nuevo. Quizás estaba ocupado celebrando con su mujer su aniversario de boda. Veremos lo que sucede, y mientras tanto podemos analizar qué ha ganado Messi durante todos estos años: unos 300.000 euros al día, una fortuna que ha invertido en sectores diversos, algunas veces con más éxito que otras.

Eso sí, el astro argentino casi no tiene nada en España, su nombre no aparece en el Registro Mercantil, aunque hay empresas vinculadas a su persona y a su familia. Empresas, volvemos a lo mismo, sin propiedades en territorio nacional. ¿Qué hace Messi con tanto dinero? ¿Dónde ha invertido esos más de 550 millones de euros que ha ganado en las últimas cuatro temporadas?

placeholder Leo Messi. (Reuters)
Leo Messi. (Reuters)

Solo una pequeña parte de esas ganancias ha prosperado en forma de negocio en España: en 2018 se asoció con MiM Hoteles, propiedad del Grupo Majestic, y tienen ya cuatro hoteles maravillosos, uno en Sitges, otro en Mallorca, otro en Ibiza y el último en abrir, en el Valle de Arán. Malos tiempos para el turismo, aunque estas son las joyas de la corona de sus negocios, aventuras empresariales que ha intentado en sectores tan diversos como la restauración, el inmobiliario y el textil.

Foto: Gerard Piqué en una imagen de archivo jugando al póker.

Aunque hay que matizar: en MiM no aparece Messi por ninguna parte, solo sus familiares y las empresas que gestionan o Rodrigo, uno de sus hermanos, o Jorge, su padre. Condenado por no declarar a Hacienda, el nombre de Leo Messi se usa en un sinfín de empresas, también en el de una fundación, pero su papel real y oficial es casi nulo. Ni en la Fundación Leo Messi, ni en Leo Messi Management SL… Nada, su papel en estas sociedades es inexistente. Como lo es en el Registro de la Propiedad, donde sus empresas no tienen propiedades y a su nombre solo se cuenta la casa en la que vive (así era al menos hasta hace unos meses).

Ostentación casera

La de Castelldefels es una mansión de dos millones de euros a la que no falta detalle, desde los sofás de terciopelo gris hasta las cortinas a juego, con muchos cojines, papel dorado y floreado en las paredes… Todo muy moderno y al gusto de los futbolistas, que suelen decorar sus casas de forma que se notan sus (altísimos) ingresos en cada detalle. La casa está en Castelldefels, en el barrio de Las Heras, en la urbanización Bellamar, donde también viven Suárez y Rakitic. La casa tiene piscina privada en un enorme jardín y cancha de tenis, afición que comparte con Antonela Roccuzzo, su mujer.

Tras repasar su única propiedad española volvamos, pues, a sus negocios. Como con las propiedades, Leo Messi ya no aparece en el Registro Mercantil, donde hay numerosas empresas relacioandas con su familia, cada una con un objeto social diferente. Jorge, su padre; Rodrigo, su hermano; Antonela, su mujer, y el propio jugador en el pasado, todos han participado en algún negocio, desde restaurantes a zapaterías, y a excepción de los hoteles, ninguno ha prosperado.

¿En Argentina?

Hay medios que señalan que tiene empresas y propiedades en el extranjero, incluso afirman que el grueso de sus intereses económicos está en Argentina, donde tendría tiendas de ropa y edificios completos. Pero desde Vanitatis no hemos podido confirmar este extremo. Sí que podemos confirmar que en su carrera de empresario ha habido de todo, éxitos, como los hoteles, y decepciones.

Foto: La espectacular terraza del hotel MiM Sitges, de Leo Messi. (Cortesía)

La última llegó hace unos meses con una empresa dedicada a la gestión inmobiliaria, El Rincón de Rosario SL, empresa con la que también gestionó un fracasado restaurante. Fue una de las grandes aventuras del jugador del Barcelona, y de las más publicitadas: 1.000 metros cuadrados en el centro de Barcelona, con el que su hermano se asoció con los hermanos Iglesias, famosos por restaurantes como el Hoja Santa, de Albert Adrià, y la Estación Central, en Miami.

Con los Messi crearon el restaurante Bellavista del Jardín del Norte, que tenía que convertirse en símbolo de la buena comida en la calle Enrique Granados, una de las zonas más frecuentadas de Barcelona. Pero en 2018 el restaurante cambió sus objetivos y pasó a ser solo un lugar para banquetes, hasta que finalmente cerró. De nada sirvió que el futbolista y su familia estuvieran detrás del negocio.

Foto: Leo Messi en una imagen de archivo. (Gtres)

La denominación El Rincón de Rosario SL es la de la sociedad con la que la familia creó el restaurante y que también se dedicaba a la gestión de bienes inmuebles. Se creó en 2008, con Leo y Rodrigo de administradores solidarios, y con el objeto de arrendar bienes inmuebles. El último año en el que presentaron cuentas fue en 2010. La empresa llevaba años registrando pérdidas, de casi 20.000 euros en sus ejercicios contables, hasta que en el último, el de 2018, presentaron unos números rojos de 355.386 euros. El patrimonio neto de la sociedad era de medio millón de euros y su capital social, de 753.000. Y para entonces, Leo ya no aparecía por ninguna parte.

No ha sido la única empresa fallida de la familia, decíamos. La mujer del argentino, Antonela Roccuzzo, se asoció con la mujer de Luis Suárez, Sofía Balbi, para abrir una zapatería de lujo en la avenida Diagonal de la capital catalana. Las cuentas nunca fueron positivas y al poco tiempo de abrir, cerró, con los números rojos y una vida poco brillante en la ciudad. En sus tres años de vida no lograron remontar las cuentas en negativo y bajaron la persiana. Eso que dicen de 'dinero llama a dinero' no es siempre así.

Leo Messi FC Barcelona
El redactor recomienda